Vivir bien en "Abya Yala"

 

"Y seremos hoy más jóvenes que ayer

es que el sol nos va a invitar a renacer"

Primavera, Charly García

Escuchamos en la Asamblea Nacional Constituyente una extraordinaria y emotiva clase magistral del ex canciller de Bolivia, David Choquehuanca, ahora Secretario General de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Sus sabias y elocuentes palabras estuvieron centradas en los hermosos valores y en el fuerte arraigo de la identidad latinoamericana. Cómo nuestros ancestros y pueblos originarios se forjaron y crecieron por siglos de manera libre, soberana e independiente; y luego se levantaron en resistencia contra la colonización y el genocidio de los invasores europeos.

De sus palabras se rescata la necesidad de recuperar y reencontrarnos con nuestras raíces, con nuestra identidad, que está forjada en base a la solidaridad, el respeto y, por sobre todo, a la armonía con la naturaleza y el mundo que nos rodea.

Choquehuanca nos convido con hermosas palabras sobre nuestras raíces indígenas latinoamericanas. Así surgió la frase "Abya Yala", que es la denominación utilizada por nuestros ancestros para referirse a todo nuestro continente. En la lengua Kuna (población indígena originaria de Panamá y Colombia) significa "tierra en plena madurez o tierra en florecimiento". Hablamos así del rompimiento con la lógica eurocéntrica del "descubrimiento" del llamado Nuevo Mundo; más cuando reconocemos que sobre este territorio ya existían vastas comunidades y pueblos bien organizados y arraigados, con su rica cultura, su idioma y toda su organización productiva y social. Más de 500 pueblos indígenas, unos 45 millones de habitantes, han resistido en el tiempo el saqueo, la rapiña y la aniquilación de los colonizadores europeos y luego la voracidad e inconciencia de los blancos de orilla.

Esta tierra madura, "Abya Yala", nos brinda una rica cosmovisión proveniente de nuestros pueblos originarios con términos como "Qhapaj Ñan" (camino o vida noble) o "Sumak Qamaña" (del Aymara, vivir bien) que llenas de espiritualidad nos invitan a repensar y reforzar los valores que nos llenan de armonía y equilibrio. En primer lugar, vivir con respeto hacia nuestro medio ambiente, la naturaleza y nuestro planeta. También buscar el equilibrio individual, familiar y comunitario para "reconstituir la Vida, reencontrarnos con nosotros mismos" durante nuestro ciclo de vida. La noción de vivir bien, busca trascender las necesidades materiales y banales impuestas por la lógica de dominación del capitalismo (el consumismo), para centrarse en las necesidades reales del hombre, y la búsqueda de formas colectivas para satisfacerlas.

Choquehuanca nos conmovió con sus palabras. Todas están impregnadas de fuerza y energía. Nos muestran la certeza del perpetuo e interminable renacer de la esperanza. Quizás esta sea la mayor virtud de la raza humana: la superación de la fatalidad y del espíritu de pesadez. Con conciencia y optimismo podemos superar todos los obstáculos y dificultades. Ante cada problema implementemos una nueva cruzada de liberación. Enfrentemos cada batalla con sapiencia, creatividad y fuerza. Cada contraofensiva nos llenará de más conciencia y experiencia para contrarrestar cualquier reto o amenaza.

Contra los agoreros y fatalistas se levanta un pueblo lleno de energía, que se esfuerza, trabaja y estudia lleno de fe y esperanza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 872 veces.



Richard Canán

Sociólogo.

 @richardcanan

Visite el perfil de Richard Canán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Richard Canán

Richard Canán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a252850.htmlCd0NV CAC = Y co = US