La moda de emigrar

En los últimos meses se ha incrementado vertiginosamente la cantidad de emigrantes venezolanos a tierras extranjeras, sobre todo a América Latina. Estos emigrantes están compuestos en su mayoría por personas jóvenes y de tendencia opositora (demostrado empíricamente aunque no posea datos estadísticos certeros), jóvenes que han crecido en un entorno en el cual desde niños escuchan expresiones negativas de nuestro país Venezuela y de sus habitantes, escuchando comentarios endoracistas y discriminatorios hacia su misma Madre Patria, sólo por el hecho de oponerse a un Gobierno Revolucionario. Por cierto, este mismo Gobierno Revolucionario que le abrió la frontera a miles de venezolanos que pudieron cruzarla gracias a un "beneficio" otorgado por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, que permitió que la población de escasos recursos económicos pudieran viajar a otros países con dólares preferenciales otorgados por el Ejecutivo, y paradójicamente, se desvirtuó tal beneficio surgiendo los "raspacupos" profesionales que hoy en día despotrican y hablan pestes del Gobierno.

Frecuentemente escuchamos a algunas personas sus deseos de emigrar para cualquier país de América del Sur, para América del Norte, y aquellos más audaces hasta para Europa, contando en su mayoría las mil maravillas de cómo les ha ido a fulanito o a menganito que tienen 6 meses o un año que se fueron para cualquier destino.

En la actualidad Venezuela está pasando por una dura crisis económica innegable, tanto que se podría afirmar que es la peor durante los años de la Revolución. Los problemas de desabastecimiento, inflación e inestabilidad económica golpean duramente el poder adquisitivo del venezolano y la venezolana, particularmente el de la clase trabajadora. Sin embargo, aunque esta crisis es inducida por factores exógenos, con un alto contenido político en donde la ultraderecha venezolana no cesa en sus intentos de derrocar el Gobierno de Maduro y el fin de la Revolución y aunque el Gobierno ha hecho grandes esfuerzos por superar esta crisis, no lo ha logrado y no han sido suficientes las políticas llevadas a cabo para estabilizar a la economía venezolana, por lo que seguimos padeciendo sus efectos adversos.

Ante esta realidad de nuestro país, también es cierto que la crisis económica en la región de América Latina es Global, así vemos, como países latinoamericanos atraviesan fuertes crisis a nivel general, países como Colombia, Perú, Chile, Brasil, Argentina, y otros, también presentan problemas en materia económica, política y social, estos países no escapan de los elevados índices de criminalidad, del incremento vertiginoso en el consumo de drogas de la población joven, de la desagregación social, entre otros, problemas que no se resuelven mudándonos de país, si no cambiamos internamente y sanamos a nuestra sociedad en general que cada día se encuentra más enfermiza.

Es así como, definiendo a la moda como "un uso o costumbre que está en boga en determinada región durante un cierto periodo. Se trata de una tendencia adoptada por una gran parte de la sociedad". Se ha desatado una psicosis colectiva en donde una gran cantidad de la población venezolana considera que emigrando o autoexiliándose resuelve los problemas automáticamente y llegan directo al camino de la felicidad, sin pensar, que la emigración te puede resolver un problema específico (sobre todo relacionado con la psiquis), pero añade otros, como ser víctimas de la xenofobia, el abuso laboral, discriminación, la inseguridad, y todo esto, sin derecho a quejarse, hasta el punto que muchos se ven obligados a retornar y a reconocer las hermosas bondades de nuestra hermosa Patria Venezuela y de todos nuestros conciudadanos venezolanos. Pero como toda moda, surge que aunque sea patética o poco atractiva, muchos desean llevarla, a pesar de sacrificar algo tan valioso como es el arraigo familiar, hasta olvidando lo efímero de la vida y que los mejores momentos se pasan junto a tus seres queridos bajo cualquier circunstancia.

Finalmente, sin ánimos de criticar, ni juzgar y mucho menos señalar a quien por motivos personales y particulares ven la emigración como una salida a su situación, es importante describir que no todo es tan color de rosa como lo pintan, y que es muy bueno que el joven recorra si es posible el mundo entero para que viva la hermosa experiencia de conocer otras latitudes, otras regiones, pero sin menoscabar y despreciar a nuestra Patria Venezuela, la cual es un paraíso geográfico y tiene la población más alegre, solidaria y respetuosa que pueda existir en país alguno, a pesar de las críticas circunstancias en las que nos encontramos actualmente y a pesar de los difíciles momentos políticos y sociales que pudimos superar hace pocos días.

Por cierto quienes recuerdan Carlos Baute cantó la canción "Yo me quedo en Venezuela porque yo soy optimista…" en el año 1995, siendo el Presidente Rarael Caldera y aún no existía Gobierno Revolucionario alguno, pero en esta época el venezolano a pesar de la profunda crisis que padecía no tenía la alternativa ni siquiera de acercarse a la frontera, debía permanecer y padecer en su tierra los estragos de la pobreza y la invisibilización de la sociedad venezolana.

Mientras tanto, gran parte del Pueblo venezolano está esperanzado y confiado en que superaremos esta situación actual, y en que no volveremos a caer nunca más en el letargo en el que nos encontrábamos en la IV República y del cual el Comandante Hugo Chávez Frías nos rescató.

Patria Socialista. Venceremos!

 

virgivanessa@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2078 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /ideologia/a252224.htmlCd0NV CAC = Y co = US