Educación para la no-violencia y la paz (I)

"Voy a daros u arma que ni la policía ni el ejército serán capaces de resistir. Es el arma del Profeta, pero nos sois conscientes de ella. Ese arma es la paciencia y la rectitud. No hay poder en el mundo que se le resista"

Khan Abdul Ghaffar Khan

"el odio nunca cesa mediante el odio, cesa mediante el no-odio"

Dhammapada

Este artículo es un complemento de www.aporrea.org/actualidad/a246171.html

»Ampliamente reconocido como uno de los activistas y pensadores políticos más originales e influyentes del siglo XX, Mahatma Gandhi sigue siendo una figura escurridiza. Nuca redacto una obra política o filosófica sistemática al estilo de Thomas Hobbes o Hegel, y los opúsculos y libros que escribió son de temas muy variados: abarcan la crítica a la civilización moderna, el lugar de la religión en la vida humana, el sentido de la no violencia, los programas sociales y económicos e incluso cuestiones de salud. Tales obras están elaboradas sobre una serie de conceptos como satyagraha, swaraj, sarvodaya, verdad, medio y fin, que Gandhi elabora y convierte en hilos temáticos. Gandhi fue el primer pensador- reformador de la historia moderna en reinventar la ética cristiana del amor como instrumento para la transformación social y colectiva. Merece la pena pararnos un momento a reflexionar sobre lo que para él fue el motivo de toda su existencia: La no-violencia activa.

¿Qué significado tiene esta palabra que se hizo carne en su vida? Se podría decir que la no-violencia es "una manera de hacer que deriva de una manera de ser" y en palabras de Lanza del Vasto, un radical seguidor de Gandhi, "la no-violencia es la más fina cualidad del alma, que sólo se desarrolla mediante la práctica".

Violencia y odio son normales, están íntimamente ligados al instinto de conservación. Contraataque y huida son las dos reacciones instintivas normales, que con frecuencia se dan juntas, de los animales atacados. Como nos describe José Luis Aranguren, "la conducta agresiva del ser humano le es común a los animales. Pero en estos la agresividad se limita a la territorialidad o defensa del propio territorio, al establecimiento de una jerarquía general y, en especial, la orden de procedencia en el apareamiento sexual. La "novedad" en la especie humana consiste en la extensión del impulso agresivo hasta poder alcanzar la casi-totalidad de su comportamiento, y la conversión de la agresividad en violencia. Novedad en el ser humano sería también la existencia de un impulso tanático. La persona paga el precio de haberse elevado por encima del animal, procediendo en ocasiones por debajo de él. Es el coste del yo: egoísmo como la otra cara del altruismo, solidaridad con su reverso de solitariedad".

La violencia produce una reacción en cadena, tendiendo siempre a aumentar en intensidad. Toda respuesta violenta lleva en sí la tendencia al exceso; no a compensar, sino a sobrepasar el mal causado. Un día Gandhi vio que un jefe musulmán en rebeldía contra los ingleses tenía miedo y le dijo: "No tengas miedo. El que tiene miedo, odia; el que odia, mata. Rompe tu espada y arrójala lejos, y el miedo no hará mella en ti. Yo me he liberado del miedo y del deseo, y por eso conozco la fuerza de Dios".

Algunas veces, la respuesta violenta no se exterioriza, pero esto no significa necesariamente que haya sido suprimida. La respuesta natural de un niño que recibe un golpe es devolverlo si es un adulto el que le pega, el niño sabe que su respuesta podría provocar una violencia irresistible, y es probable, pues, que se abstenga de responder. Pero puede reaccionar de otras maneras: puede "vengarse" sobre un tercero, puede vengarse sobre sí mismo. Es bien sabido que de padres violentos pueden salir hijos introvertidos en una especie de "super-yo" violento. Esto puede conducir a un estado perpetuo de tensión interna, a una personalidad comprimida y tensa que, pese a un idealismo superficial, adolece de una gran inestabilidad y puede estallar en violencia en cualquier momento.

Gandhi afirmo que la "violencia es la ley de la bestia, la no-violencia es la ley de la persona". Se trata de una disposición del corazón para acoger con amor a toda persona. La no-violencia exija una constante vigilancia para detectar en el propio comportamiento las manifestaciones de violencia y procurar eliminar sus raíces, pues "la paz es ante todo sacrificio de sí mismo". Cuando Gandhi defendió el valor universal de la no-violencia, no lo hizo sosteniendo que las personas de todas partes debían actuar de acuerdo con ese valor, sino que tenían una buena razón para verlo como valioso.

Gandhi, en su libro Todos los hombres son hermanos, expresó su convencimiento más profundo con estas palabras: "La no-violencia es la fuerza más grande que la humanidad tiene a su disposición. Es más poderosa que el arma más destructiva inventada por el ser humano".

Pero para esto, la persona y la comunidad no-violenta debe:

♦ Procurar desistir de todo espíritu de dominación sobre las demás personas e ir eliminando los signos externos de superioridad, asumiendo el sufrimiento como fuerza de liberación. En esa misma dinámica, otro apóstol de la no- violencia Martin Luther King, nos dice que el perdón no es cuestión de cantidad sino de calidad: "Una persona no puede perdonar hasta cuatrocientas noventa veces sin que el perdón se integre en la estructura mínima de su ser. El perdón no es un acto ocasional, es una actitud permanente… Muy de des la piadosa exhortación de un soñador utópico el mandamiento del amor a nuestros enemigos es una necesidad absoluta, si queremos sobrevivir. El que llegue incluso a nuestros enemigos es la clave para resolver los problemas de nuestro mundo. Jesús no es idealista sin sentido práctico es el verdadero realista práctico".

La no-violencia no pretende vencer ni humillar al oponente sino ganar su comprensión. Su propósito es despertar vergüenza moral en el adversario y hacer posible la reconciliación. "El resultado de la no violencia es la creación de una bienamada comunidad, mientras el resultado de la violencia es un trágico resentimiento".

♦ Renunciar a las armas y a la protección policial como consecuencia del desarme interior. Pacíficos no son los que no hacen la guerra, sino los que hacen la paz. La Paz no es sólo una ausencia de enfrentamiento, sino algo superior: la igualdad, la solidaridad y la justicia. Lo demás es aplazar las guerras, y eso se le llama tregua y no paz… De ahí se deduce que hay que ir contra las causas inmediatas de las guerras, es decir, contra los militarismos. Como decía Gandhi: "La no-cooperación con el mal es un deber tan evidente como la cooperación con el bien".

♦ Decir siempre la verdad, con amor, a las personas que concierne y no a segundas o terceras personas. Pues la verdad crea orden y armonía, manifestando la realidad tal cual es. La verdad procura el entendimiento entre las personas. Con la duda o los juicios mal formados se logra hacer el mayor mal que uno pueda imaginarse. Hay que confiar y no dudar; promover y no hundir; alentar y no destruir.

El primero y más fuerte enemigo de la verdad son los prejuicios, tan arraiegados en la mente de las personas. El prejuicio surge siempre en cuestiones de significado humano con importancia para la orientación de nuestra vida. A nadie se le ocurre opinar sobre cuestiones de carácter científico sin estar previamente informado; somos muy conscientes de nuestra ignorancia y por eso nos abstenemos de opinar. No ocurre lo mismo en cuestiones de religión, ética o política donde tenemos ideas preconcebidas y nada ni nadie logra apearnos de ellas, aunque tengan poco o ningún fundamento. Esto ocurre porque no defendemos la verdad sino la idea que nos interesa o conviene. El prejuicio se engendra y se sustenta sobre intereses ocultos que actúan en el subconsciente y nos impiden ver las cosas como son y nos impulsan a afirmar lo que deseamos que sea. Cada cual sigue su verdad, únicamente la suya, sin cuestionarse si estará equivocado.

Lecturas Sugeridas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 369 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Antonio Azócar Bates

Luis Antonio Azócar Bates

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a247887.htmlCd0NV CAC = , co = US