Asedio económico y constituyente

Más que para hacer una etiqueta o hastag, existe una verdad irrefutable: Maduro los tiene locos con la Constituyente, luego de que, creyendo los sectores plutocráticos venezolanos y sus amos imperiales, que el Presidente Nicolás Maduro estaba caído o lo podrían tumbar, en cada uno de experimentos insurreccionales que desde el 2013 han ido acumulando, el prenombrado chofer de autobús nos salió a todos con una solución sabia, ponderada y pacifista: la aplicación del artículo 348 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV: 1999), que le confiere la potestad de convocar, en consejo de ministros, a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), artículo que hoy desconoce, la, por ahora, Fiscal General de la República, Luis Ortega Díaz, en sus labores golpistas que le han asignado su amo, el pornopuritano y retroconservador, Donald Trump, el mismo que explotó sexualmente a la otra venezolana que reniega de nuestra soberanía criolla.

El caso es que, a pesar de las barricadas del terror, muerte, estigmatización y asesinato de chavistas, ante el llamado del Presidente Nicolás Maduro, el pasado primero de mayo, el Pueblo, pese a todo contratiempo, respondió en masa y con entusiasmo, plasmando firmas de apoyo, a todos cuantos nos postulamos como aspirantes o precandidatos a constituyentistas de esta nueva ANC, en plazas, calles, caseríos, pueblos, espacios universitarios, escuelas, botiquines, burdeles, orillas de playa, talleres mecánicos, hospitales, clínicas, empresas, campos y todo espacio en donde haya ser humano viviente, lo que ha significado una gran derrota política para esa derecha y tríada criminal criolla de la MUD- CEV-FedecámarasVenamcham, lo que significa, además, la derrota del imperio estadounidense y sus lacayos imperiales, los que ahora, se aprestan a otras acciones, que siendo de mayor contundencia, impidan que lleguemos con éxito al 30 de julio, fecha en la que, el Pueblo empoderado, como su mandante, en cada uno de nosotros, los hijos de la Patria venezolana, chavistas y opositores, tirios y troyanos, elegiremos a los mandaderos nuestros, es decir, a nuestros constituyentistas.

Ahora bien, todo este ínterin, desde las postulaciones de candidatos hasta la fecha de las elecciones, está signado por los siguientes contextos, en donde hay uno que priva, como macroestructura y determinante en las relaciones sociales de producción. Me refiero al económico, junto con las acciones violentas y muertes, hasta la articulación político-mediática, en la que intereses bastardos de la política del viejo mundo capitalista pretenden vender al mundo lo contrario de lo que sucede en realidad en la Venezuela de Bolívar y Chávez.

En cuanto a lo económico, como aún no hemos logrado alcanzar un Estado socialista, sino que las relaciones sociales de producción son, eminentemente, capitalistas, hemos de tomar en cuenta que el sector privado que controla el 92% de todo el aparato productivo, se ha impuesto con gran fuerza y ha destrozado la estabilidad económica: con sus prácticas de desabastecimiento programado (que no es, ni de vaina, inducido); ralentización en la cadena de producción, distribución y comercialización; escasez deliberada; robo de dólares que libera al mercado el gobierno nacional; plataforma cambiaria paralela y caprichosa, que ha sido financiada con dólares del narcotráfico colombiano y dólares que saca a montón el gobierno estadounidense (gracias a que la moneda "Dollar" es papel o dinero inorgánico y sin respaldo en oro u otra riqueza o material precioso), por la vía de sus embajadas en Venezuela y países vecinos; bachaqueo de cuello blanco, más el de los miserables que se lucran en la reventa especulativa, ausencia de leyes severas que pechen y penen a los delincuentes empresarios (me disculpan el oxímoron) y la corrupción con nuevas expresiones que no están contempladas en las legislación venezolana, más la ineptitud de instituciones, como la Fiscalía General de la República, amén de una Contraloría limitada por los gazapos constitucionales, en los que entre sus atribuciones pueden sancionar a los corruptos ladrones y malos administradores de la cosa pública, únicamente, de manera administrativa, porque está subordinada a sólo "instar" a la Fiscalía, para que impute y se abran juicios penales y civiles, que obliguen a devolver lo robado y los corruptos, como en el caso de Henrique Capriles Radonski o Liborio Guaruya, devuelvan lo robado y vayan presos, hecho que no sucederá, por ahora, porque ellos son protegidos por la señora Luisa Ortega Díaz, gracias a sus omisiones deliberadas. .

Estas aberraciones de orden económico han traído muchas y muy graves consecuencias, aunque las más sobresalientes son: hoy, en medios de estas tensiones sociales que estamos viviendo en Venezuela, los ricos son aún muchísimo más ricos, híperpluscuammillonarios y la clase trabajadores que incluye a una mayoría imbécil de llamados "clase media", pero que no son ni media clase, sino un remedo vulgar de la burguesía, más el resto de la clase trabajadora que esa clase media, en la mayoría de los casos, ayuda a explotar, estamos depauperados, es decir, arruinados, de tal manera, que todo trabajador honesto, con los salarios integrales que el Presidente Nicolás Maduro se ha encargado de aumentar, sustancial y gradualmente, únicamente puede cubrir los gastos alimentarios hasta cierto punto y adquirir los alimentos, gracias al reimpulso de de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), pese a que, por ahora, más ha prevalecido como paliativo, el abastecimiento, que la producción, gracias a que con las actuales leyes al servicio del Estado burgués, están condenados al fracaso y la ruina, si no nos ponemos serios y blindamos constitucionalmente, los cambios que requerimos en materia económica, de manera firme y sin un tantico de concesiones que nos permitan desaparecer de nuestra CRBV la expresión cínica e hija de la ignorancia aprendida en las universidades, conocida como "libre mercado", que de libre no tiene nada, sino la dictadura de la burguesía, que por naturaleza es explotadora y busca maximizar su ganancia a costa del robo, usura y explotación de la que la mayoría de los venezolanos hoy somos víctimas, pero que, gracias a nuestra ignorancia aprendida, la mayoría de la población, en sus desesperos e irritación por el agobio económico, culpa a Nicolás Maduro y al chavismo, mientras le hace carantoñas y le ofrenda muestras de solidaridad a sus ladrones, tanto a los bachaqueros de cuello blanco, como a los de lycra y performance de marginal.

En este orden de ideas en torno a las extravagancias económicas, como parte fundamental de esta guerra en Venezuela, no es gratuita la dantesca catástrofe hiperinflacionaria que está en progreso y ha sido diseñada y ejecutada en la última semana, para terminar de liquidar la economía venezolana, en la que a propósito de la apertura de la llamada "Subasta" en la que se ofertan dólares estadounidenses en la Tasa DICOM, al incurrir en la errática estrategia de aproximarse al precio de la tasa especulativa e inflacionaria impuesta por los delincuentes del llamado Dólar Paralelo o Dólar Today, con la ingenua intención de competir y desaparecer del mercado a los delincuentes de la plataforma especulativa, que los llevó a caer -en su buena intención de apoyar al sector empresarial, productivo y a particulares- en lo que ellos, los delincuentes del Dólar Today se propusieron, que fue enganchar al gobierno y remolcarlo hacia una espiral hiperinflacionaria que legitima al mercado negro y, quiebra, no sólo el bolsillo de los trabajadores y conduce al hambre a la familia venezolana, sino que los peces más grandes del sector empresarial, se comerán a los más pequeños en la voracidad especulativa.

En términos concretos, el resultado de la oferta de subasta DICOM de la última semana, que oscila en una banda de 2200 bolívares por Dólar estadounidense, a 2600, ha servido para que los mismos delincuentes que hasta hace poco robraron para los ricos, raspando cupos y tarjetas de crédito, hoy se están agrupando y ofertando con masas de bolívares y participan en dicha subasta, para comprar todo lo que puedan, para enseguida revender en el mercado negro o mercado ilegal del Dólar Today, a una tasa que al día sábado, 17/06/2017, se ubicaba en 8287,53 bolívares por Dólar estadounidense, disparando locamente, la hiperinflación, en todos los alimentos, insumos de higiene y limpieza, bienes y servicios, de manera arbitraria en una anarquía de precios especulativos, que solo buscan quebrar la economía venezolana, para generar el colapso social que la derecha plutocrática requiere, para justificar su incursión armada y golpe de Estado efectivo, que justifique el genocidio, la salida a muerte del presidente Nicolás Maduro y la liquidación del chavismo como expresión político-social.

Aún no han liberado un solo centavo de los dólares vendidos durante esta semana que recién finalizó, lo que bien podría servir para rastrear quiénes compraron y participaron en dichas subastas y cuáles funcionarios procedieron a venderles y bajo cuáles criterios, lo que nos servirá para dejar con los crespos hechos a los delincuentes que invirtieron en esta jugada sucia de los apostadores del Dólar Today y ciertos banqueros comprometidos en esta competencia y oferta desleal.

Lástima que los señores y damas de la SUNDDE y de la Fiscalía General de la República estén al servicio del golpismo, con las pingües ganancias que exhiben en sus cómodas y ostentosas formas de vida. Afortunadamente, faltan pocos días para que al instalarse la nueva ANC, avancemos en una ofensiva económica sin precedente, en defensa y protección del Pueblo, en un abierto revanchismo contra los que nos han robado y nos han escondido la comida y los bienes y servicios, además de que impera la necesidad de que la nueva ANC le otorgue facultades especiales al Presidente Nicolás Maduro, para que, liberado de toda camisa de fuerza, proteja al Pueblo, a la familia venezolana y a los trabajadores, además de que pueda recuperar lo robado por las lacras especuladoras y del latrocinio con patente empresarial.

Por otra parte, además de la violencia económica, está la violencia física y muerte, que vienen practicando sectores criminales en las barricadas, mal llamadas "guarimbas", en donde el coctel de drogas, malandros tarifados, paramilitares francotiradores importados desde Colombia, más las mentiras repetidas desde los púlpitos de sacerdotes de la muerte, colegios, universidades y los medios de comunicación que hacen abiertamente, apología del delito y muerte, han sido insuficientes para el triunfo de los fascioterroristas,, incluso, los mismos opositores conscientes, están hastiados de estos supuestos salvadores y están reclamando paz.

Es tal el reclamo por la paz, que los sectores opositores al gobierno revolucionario han empezado a salir del ratón moral por las andanzas irracionales de violencia y muerte, para pasar a otro plano en el que están reclamando a su dirigencia, el fracaso de sus llamados a la violencia y muerte, como negación del diálogo y la paz, mientras que del lado revolucionario, el pueblo chavista, ha sabido sortear la muerte y ha aprendido a no caer en provocaciones de ningún tipo, porque han entendido que nuestra ruta revolucionaria es la paz, el diálogo y la profundización del socialismo bolivariano y chavista del siglo XXI.

En cuanto a los medios privados, estos son palangristas por naturaleza y esta circunstancia de conflicto político y social, es para ellos, una preciosa oportunidad de hacer del negocio de la malinformación, la mentira y la guerra sucia mediática, lo más lucrativo y rentable en la vida nacional venezolana, porque nadie puede negar que los dueños de emisoras radiales, dueños de portales electrónicos, dueños de televisoras regionales, nacionales y cableras, hoy, en Venezuela, son más que milmillonarios, pluscuammillonarios, como buenos bachaqueros mediáticos al servicio de la palangre.

A pesar de ellos, la verdad no mediatizada se ha podido imponer, incluso, entre esos medios de la palangre, lo que ha desmitificado las recetas de la guerra mediática aconsejadas por el asesino Gene Sharp.

Finalmente, lo antes expuesto desde los elementos determinantes del conflicto social que puedan desencadenar los resultados esperados por la derecha golpista, están ahí, en la esfera de lo social, contenidos, gracias a la madurez política del Pueblo chavista y revolucionario, aunque un grueso de la población está a merced de la guerra económica como principal determinación que está siendo utilizada para alcanzar la crisis de gobernabilidad y la liquidación del Estado revolucionario y de la democracia participativa y protagónica. Nos corresponde, entonces, pasar a la ofensiva económica, contra el asedio económico, como un ariete fundamental en este proceso constituyente que apenas estamos gestando exitosamente y de la mano del obrero presidente, Nicolás Maduro.

Prof. Luis Pino

@l2pino2



Esta nota ha sido leída aproximadamente 502 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alexander Pino Araque

Luis Alexander Pino Araque

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /ideologia/a247873.htmlCd0NV CAC = Y co = US