Binóculo

Empantuflados

Henrique Capriles acaba de demostrar que no por nacer en Venezuela se es venezolano. Al juzgar a sus propios panas de Miami, a quienes siempre siguió y ahora los recrimina, uso una palabra para descalificarlos: empantuflados. Es decir, creo un verbo que viene de un vocablo apenas usado por los venezolanos.

Era el mismísimo Rómulo Betancourt quien en una oportunidad criticó a sus conmilitantes por quedarse en la casa en pantuflas y no ir a la calle a conocer los problemas de la gente. Era el propio líder adeco, también conocido como el “Mapurite de Guatire”, quien solía inventar palabras o desempolvarlas del diccionario: periclitado, multisápido. Pero más nunca se volvió a escuchar la palabra pantuflas, demasiado castiza además.
Cotiza, cocuiza, chancleta, chola, hasta ripias le dicen en algunas partes del campo oriental, pero nadie usa la palabra pantufla. Aunque no debió sorprendernos esa expresión de Henrique porque hasta no hace mucho no conocía un pescado que abunda en el estado Bolívar llamado Sapoara, que él bautizó como suapara. Es mejor no detenernos en el desconocimiento del gobernador de Miranda, porque descubriríamos cosas realmente penosas.

El líder de Primero Justicia dijo algo con lo que estoy completamente de acuerdo (y miren que es difícil estar de acuerdo con Henrique), porqué ese montón de parásitos se fueron a encumbrar a Miami, autodenominándose exiliados, cuando la verdadera pelea está en el país, si es que creen que están defendiendo la verdad. Es, como dice Henrique, muy fácil declarar desde El Arepazo, allá en 10191 NW 58th St, Doral, que los pobres venezolanos se están muriendo de hambre y que debe declararse una hambruna en Venezuela, pero no embraguetarse con los chavistas todos los días como según Capriles lo ha hecho él mismo, cosa que tampoco creo.

Por supuesto que la andanada de respuestas no se hicieron esperar desde la gusanera venezolana, comenzando por ese esfuerzo de la trashumancia que es Diego Arria, hasta esa versión moderna del T-Rex que es Patricia Polea, personaje de armas tomar, cuyos pelos en la lengua no existen para desplegar su pírrico, hiriente y agresivo vocabulario contra cualquiera, como lo hiciera con su expana Julio Borges a quien en una conversación telefónica lo trató de “rata”.

Ahora me pregunto yo ¿y es que Henrique no sabía?. No se portaron todos como reata cuando la guarimba, y permitieron que un beodo, marihuanita o pasesito de perico de por medio, les indicara qué debían hacer, dónde quemar los carros, desde dónde disparar a los inocentes, donde poner los carros para trancar las urbanizaciones. Todas esas inducciones las recibieron de los empantuflados mayameros, incluyendo armas, equipos, teléfonos y muchos dólares. Lo único que acataron de alguien en Venezuela fue la recomendación que les hiciera aquel general alcohólico que le cargaba el neceser a Blanca Ibáñez, quien dijo por un twiter que pusieran guayas para degollar a los motorizados. O se olvida Henrique que una de esa guayas mató a un muchacho cuyo único delito era ser padre de familia y dirigente deportivo de su comunidad, alguien que fue incapaz de llamar a la gente a descargar su arrechera, y que no tiene el peso de 43 muertos encima.

A propósito de esas descalificaciones, seguiremos viendo las respuesta contra Henrique por su sinceridad de decirles vagos a los encumbrados en el exilio y llamarlos a que se fajen en Venezuela. Hasta le dio pie a Patricia Poleo de decirle que ellos eran dos millones. “Que falta de incultura” diría Cantinflas. Ni el gobierno yankee y creo que ni los gringos quieren dos millones de venezolanos allá. Ya tienen suficiente con esa vagancia dedicada al raterismo, la estafa, la trampa, la zancadilla y la puñalada trapera. La verdad sea dicha, nadie apuesta nada por ninguno, mucho menos por la esposa de violador, que calla de inmediato cuando le recuerdan que su marido es un sádico.

Pero ciertamente la ignorancia conduce a eso y a cosas mayores. A barbaridades que a veces son innombrables. Todos son empantuflados, salvo Leopoldo que es terrorista. ¿Es que acaso Henrique ha hecho algo como gobernador en uno de los estados más importantes del país? Palabras más, palabras menos, tanto Arria como Poleo se lo recordaron.

Una cosa que me llama la atención es que ahora todos esgrimen la Carta Magna como el arma de reglamento, cuando desde María Corina, no hubo uno solo que no desconociera lo que se había aprobado y el trabajo de la Asamblea Nacional Constituyente.
Ese es el problema de creer que se es político y no tener idea que cosa es la política. Y no entender que la política no es el comportamiento de algunos pillos para ver cómo se hace del poder para negociar un país, sin que les importe lo demás. En el momento crítico, hacen como el avestruz, que es lo mismo que ponerse las pantuflas para no salir de casa. Son, por decirlo de alguna forma, analfabetos de la política, que en el caso de ellos, son analfabeto totales, incluso on line, marihuanita de por medio.

Por ello recordé un texto que me leí hace tiempo del genial Berltolt Brecht, quien a mi juicio hizo la mejor definición del analfabeto político.
“El peor analfabeto es el analfabeto político. El que no ve, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. El que no sabe que el costo de la vida, el precio de los garbanzos, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado o de las medicinas, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece e hincha el pecho diciendo que odia la política. No sabe el imbécil, que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado, el asaltante y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.

Caminito de hormigas…

Dirigentes de Voluntad Popular apuestan por darle un golpe de Estado a Leopoldo. Se cuadrarán con Freddy Guevara –marihuanita de por medio- para entrar en una nueva fase del partido. Al parecer tienen apoyo del Departamento de Estado…  María Corina está de peores pulgas por el poder que acumula Lilian Tintori como jefa de VP. Ella no tiene nada…  Es increíble los negocios vox populi que se hacen en la PNB de Los Guayos, sin miramientos, frente a todo el mundo. “Dame lo mío” le dice un policía a otro. Más de un millón de bolívares se mueven allí viernes, sábado y domingo. Uno por día… Los chinos quieren que Venezuela les pague la deuda externa con la refinería de Aruba. ¿Cómo les parece? ¿Astutos no?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1896 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a235012.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO