La fábula socialista en el Colegio de Ingenieros de Venezuela

Qué difícil se ha tornado ser ingeniero y compartir la idea socialista en este país. Y qué difícil ha sido en los últimos años, forjar un movimiento de ingenieros que con conciencia clasista, rompa los esquemas por los cuales se ha regido el movimiento sindical de ingenieros venezolanos. Allí los órganos de orientación de los partidos que conforman la izquierda venezolana no han dado pie con bola. Y allí el PSUV, en particular absorbe una enorme responsabilidad, por años retardada.

Esa responsabilidad olvidada pasa por la incoherencia organizativa de los cuadros profesionales de la ingeniería hasta la sensible tarea de regatear a ese estrato profesional sus más elementales reivindicaciones. Por eso desde que el hijo de Luis Miquilena, bajo la influencia del amplio liderazgo de Chávez, obtuvo la presidencia del CIV, jamás la idea socialista pudo desplazar las corrientes opositoras apoltronadas en los despachos gremiales del CIV. Se perdió en aquellos tiempos la oportunidad de impulsar un bastión gremial de grandes resultados para la revolución.

Y la dirigencia opositora pudo capitalizar entonces, toda aquella indolencia. Porque es que aun hoy por hoy, no se vislumbra entre los cuadros intermedios de los profesionales que comparten la idea socialista, ningún liderazgo con la capacidad revolucionaria de desplazar desde allí la corriente opositora. Ya la severa derrota de las corrientes revolucionarias este viernes en el CIV, canta mucho en el condado. La paliza fue de espanto. Fue tan torpe la participación de la corriente de la revolución, que no fue capaz de medir el carácter demagógico de aquella oferta de dar participación a los ingenieros en la Misión Vivienda. Como queriendo captar votos ante un espectro que los miraba con reticencia.

Por eso es necesario diseñar una red organizativa de ingenieros de avanzada, que aborde la problemática reivindicativa del ingeniero. Y que aborde el desempleo joven de ingenieros. Y que aborde en fin, los planes de una política revolucionaria de ingeniería tecnológica. Solo así en un futuro no lejano la revolución podría reencontrase con un éxito electoral en el CIV, que le ha sido esquivo y que tan torpemente se ha dejado arrebatar,


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6641 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: