Tiene razón Nicolás, pero…

El camarada Nicolás alerta nuevamente a los pueblos, desde Bolivia “sobre nuevos ataques que está preparando el imperialismo, para imponer su proyecto de colonialismo económico a través del Alca… llamo a una nueva ofensiva de los movimientos sociales del Alba en las próximas semanas, para fortalecer a los pueblos que hoy se encuentran en rebeldía”.

Si lo dice el Presidente de un país, es porque obviamente los servicios de inteligencia lo están alertando al respecto y le suministraron información de por dónde vienen los tiros.

Y resulta además de extrema importancia que nos tengan al tanto de por dónde van los movimientos del Big Brother. No es un secreto que tienen listas las garras para hincarlas en el momento oportuno; y que han hecho y están haciendo todo lo posible para acabar con este proceso latinoamericano, cuyo desarrollo es no solo interesante, sino que le tiene los pelos de punta al gran capital. Y no es que el proceso regional sea comunista, socialista o rebelde. Pero poco a poco está dando pasos que en algún momento –desde el punto de vista de la teoría- podríamos llamarlo de liberación nacional.

Recién veo esta información del Presidente Maduro en los medios y me vino a la memoria de inmediato el lúcido discurso de la Presidenta de la Asamblea nacional del Ecuador, Gabriela Rivadeneira, con motivo de la juramentación de Rafael Correa en su nuevo mandato.

Esta mujer de apenas 30 años recién cumplidos y aún sin culminar sus estudios universitarios, escribió una disertación que tituló “La Utopía ecuatoriana”. Y dijo cosas como estas: … “Los países latinoamericanos ahora demostramos que es posible incluso cambiar el destino, ese destino impuesto por el sistema donde el capital busca someter a países con recursos naturales y a pueblos soberanos a sus intereses geopolíticos. Nosotros estamos haciendo lo difícil, pero también estamos haciendo lo imposible".

Destacó los avances en materia de defensa de derechos y de aplicación de las garantías constitucionales, "ahora todos los sectores sociales y económicos tienen la oportunidad de una superación con dignidad. Tanto que nuestros hermanos con capacidades especiales, que fue la población invisible de este país, que fue la población maltratada y discriminada; ahora son los mimados de la Revolución Ciudadana, gracias a ese otro gran amante de las utopías como es Lenin Moreno, quien en cinco años contribuyó a dignificar la vida de 130.000 ecuatorianos con discapacidades".

En otro aparte de su brillante discurso, dijo: "Definitivamente, nuevos vientos de independencia soplan en América Latina. Bolívar, Sucre, San Martín, Recabarren, José Martí, el "Che", Joaquín Murieta, Tupac Amaru, y nuestras tres Manuelas se han levantado de su lecho de utopías para inspirar nuestro camino. Y todos aquellos sueños que pensábamos que jamás se cumplirían, no solo que se están cumpliendo, si no que nos han puesto a soñar en cosas mucho más grandes, en cosas mucho más altas", subrayó.

Y la conclusión fue la guinda del helado: "Mientras exista un solo niño pobre, excluido de la educación, de la salud, del derecho al ocio y a la recreación. Mientras exista una familia sin trabajo y sin vivienda. Mientras exista un ciudadano desamparado de la seguridad social. Mientras existan artistas, escritores, artesanos imposibilitados de desarrollar su talento en beneficio de la patria y excluidos del bienestar material. Mientras exista un solo joven al margen del sistema educativo o del mercado laboral. Mientras exista un solo bosque amenazado inútilmente por la acción depredadora de la ambición de empresas mezquinas e inconscientes, mientras existan estos rezagos de injusticia; ¡la guerra no estará ganada! Mientras la utopía exista, nosotros los utópicos seguiremos luchando por ella y hoy, la utopía se llama Revolución Ciudadana", concluyó.

La chama Gabriela, dijo una frase que me pareció de suma importancia. “Solo el desarrollo socioeconómico garantiza una verdadera independencia”. Pero sin quitarle méritos a Gabriela, eso también lo dijo Hugo en más de una oportunidad. Como cuando habló de la guerra económica; y como cuando también habló de la eficiencia como el elemento fundamental del desarrollo.

Dejando a un lado lo dicho por la parlamentaria ecuatoriana, vuelvo a Nicolás, porque efectivamente hay que estar pendiente de cuál camino está escogiendo el enemigo para golpear. Un enemigo que no solo es implacable, sino sanguinario y dispuesto a cualquier cosa para retomar el poder.

Pero también este proceso político, que por no encontrarle ningún nombre le diremos de liberación nacional, tiene sus propios enemigos. Dos en particular: la corrupción y la incompetencia. Y ahora voy a lo concreto. Imagine a un ciudadano que va muriéndose de un dolor a un CDI y se encuentra a una médico desesperada porque no solo no tiene medicamentos, sino que incluso carece de una inyectadora para colocarle un calmante a la paciente por vía intravenosa. Eso no es una excepción en este momento en Barrio Adentro, es la regla.

Pero imagine que por fin logró una cita por internet para pedir una placa para su vehículo. Y resulta que cuando llega el día que le tocó, no había placa, aunque afuera, en la calle, alguien le dice que si tiene diez palos se la entrega de ayer pa´hoy

O el ciudadano que no entiende por qué no le sale su pensión del IVSS si cubrió todos los requisitos. Y cuando va a la Caja Regional, en la taquilla le dicen que por 15 palos se la entregan de inmediato.

O el ciudadano que nunca pagó seguro porque era un comerciante informal, pero que por derecho le toca la pensión, y no hay forma de que acceda a la planilla porque alguien las controla y las vende.

Y tantos hechos iguales, en cualquier área que usted acceda, si no tiene como pagar, probablemente nunca puedan resolver su problema.

Ese es el enemigo. Incluso yo diría que en este momento mucho más peligroso que el propio imperio, porque en esencia, el ciudadano se siente defraudado con un proceso que él ve que lo traiciona, porque no le resuelve sus problemas fundamentales y cotidianos. Y comienza a sentirse como en la Cuarta República, porque siente que nadie se ocupa de él. Y comienza a creer que la revolución no es tal y que bien “vale la pena buscar algo nuevo” porque es posible que allí sí lo tomen en cuenta.

Tiene razón Nicolás, hay que estar alerta. Pero si no se produce un proceso de revisión, donde aparezcan culpables e incluso presos, seguimos corriendo peligro y el enemigo se acerca.

Caminito de hormigas…

Los problemas en la oposición se complican. Los adecos se muestran dispuestos a negociar con el gobierno. Otros dirigentes están convencidos de que Primero Justicia manejó mal la polémica con el gobierno… Muchas cosas tendrán que razonarme para que entienda la reunión Gobierno-Globovision. Por cierto, Kico quedó fuera del programa Buenas Noches. Es probable que también salga el programa… 50,17 minutos dura el discurso de Gabriela Rivadeneira, recién cumplidos los 30 y presidente del parlamento de Ecuador. Nuestros dirigentes deberían verlo y aprendérselo de memoria. Es una pieza de la oratoria. Brillante, profundo, didáctico y conciso… El camarada Pablo Montoya pasará a la historia si introduce al Cabildo el cambio de nombre de la parroquia Miguel Peña. Un grupo de ciudadanos proponemos bautizarla como Juan José Rondón… Hay molestias con el Consejo Legislativo de Carabobo. Su presidente no ha hecho nada… Nació Contracosiata. Los “obreros del pensamiento” piden que a la Casa Páez se le llame “La Casa de la Traición” y que en la Casa de la Estrella, se deroguen los decretos que expulsaron a Bolívar del País. Harán circular un documento. Estén atentos.


rafaelolmos101@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2610 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social