Aguas. La caricatura de Weil o la careta de la oposición racista


"Basta de supremacía blanca… Ahora tenemos aguas afrodescendientes".
Eso reza la caricatura del tal Weil.

La que está de moda.

Entonces resulta que el fulano lo que quiso decir es que lo que se supone debe ser agua consumible, está viniendo de pésima calidad, no porque abrió el chorro sino porque vio a un loco analizando, con mapa y todo, desde la hidrocefalia más acéfala cómo el agua de cloacas de Aragua, es decir, las aguas servidas, o sea, las aguas negras pues, llegan por no sé cuál mecanismo a las tuberías de aguas tratadas, o sea aguas blancas, es decir, el agua potable de la mismísima ciudad capital.

En esta caricatura está claro que el agua que sale del grifo está saliendo oscura y maloliente, a juzgar por la mosquita. Es decir que no se trata de aguas turbias o revueltas sino de aguas servidas. También está claro que Weil sustituyó la palabra negras por afrodescendientes, queriendo decir que los chavistas le cambian el nombre a todo, como si algún instrumento legal prohibiera el uso del término negro o negra para las personas. El hombre no se está metiendo con los pueblos y comunidades afro, dicen, pero yo no había visto que se usara nunca en materia de agua potable eso de la "Supremacía Blanca", así como no he oído que en materia de aguas servidas se hable del "Movimiento de Conciencia Negra". Esto me hace suponer que está refiriéndose a gentes. O a aguas y a gentes. Está claro que si se hace alusión negativa a algún grupo religioso, sexual, patrio o étnico (en este caso los negros o afrodescendientes), sobre todo si es a través de un medio de comunicación, la reacción no se hará esperar. No, que no se metió con ningunos negros y menos si se hacen llamar afrodescendientes… Ta bien pues.

Hablemos claro: A estos señoritos les encantan las campañas de terror, sobre todo cuando se acerca una efeméride. Recordemos aquella campaña sobre quema de libros después de la elección de cierto señor como gobernador de Miranda, se acercaba el Día del Libro. Campañitas de la burguesía, llenas de intolerancia porque es su modo de existir y porque para eso les pagan los señores del Norte y la oligarquía. Creo que al que le da las instrucciones al tal Weil se le pasó el cloro con claras intenciones de crear conmoción social, esta vez apuntando a dos blancos, agua y gente. Tan claro como el agua. Vamos a pasarlo con aceite de hígado de bacalao porque el objetivo es el 7 de octubre (1). ¡Más nada!

(1) 7 de octubre de 2012, elecciones presidenciales en Venezuela.

Publicado en Correo del Orinoco. Caracas, domingo 25 de marzo de 2012.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3475 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a141262.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO