El marxismo no tiene la culpa

Si dentro de la economía apoyamos siempre la libertad del trabajo frente a la dictadura del capital, porque para nosotros es impostergable promover un sistema social donde la clase trabajadora reciba la justa contraprestación de lo que produce sin elites empresariales que se apropien del valor del trabajo ajeno; y por esa razón nos corresponde enfrentar la conflictividad social del capitalismo en el siglo XXI, simplemente el marxismo no tiene la culpa.

Si dentro de la familia fomentamos una educación para la convivencia igualitaria, nos oponemos a monetizar el valor de los lazos familiares, además de hacer valer los preceptos de idénticos derechos y obligaciones para todos siempre en el marco del respeto, los buenos ejemplos, la solidaridad, la humildad; y que por tal motivo, nos ha tocado alejarnos de las culturas nocivas y los ambientes infectados de antivalores; categóricamente aclaramos, el marxismo no tiene la culpa.

Si en lo que respecta a las etnias y las razas, invariablemente rechazamos los mitos eurocentristas, reconocemos la valía de la diversidad étnica racial, difundimos que negros, amarillos, pálidos y gentes de todos los colores son iguales en inteligencia, fuerza y voluntad; y que por tal posición filósofica nos compete combatir la propaganda racista y xenófoba del capitalismo transcultural y la manipulación del cristianismo facistoide; advertimos que el marxismo no tiene la culpa.

Si en el ámbito del género, incasnsablemente hemos defendido el ideario que equipara a mujeres y hombres en todos los órdenes de la vida social, señalando al mismo tiempo que la insurrección del género no es una figura genital ni organocéntrica, que no todo portador de falo es un machista ni toda portadora de vulva es una feminista porque la ideología libertaria del género es una filosofía y no una estructura física, y que por esta concepción hemos tenido que hacer frente al machismo, el patriarcado, el sexismo; hoy nuevamente aseveramos que el marxismo no tiene la culpa.

Si en el ecenario de la religión condenamos abiertamente las iglesias, predicadores, pastores, teólogos, presbíteros y sacerdotes que promueven cultos y credos para contentar a los ricos y embrutecer a los pobres. Si expresamos irreconciliable discrepancia contra bandidos que invocando santos nombres y llevando crucifijos en sus manos son autores y encubridores de graves delitos como el abuso sexual contra niños (curas pederastas), y por esas concretas verdades abogamos por la sanción penal de esos monstruos y para nada creemos en sus discursos falaces en templos para incautos, evidentemente hoy reiteramos que el marxismo no tiene la culpa.

Si porque somos insumisos, rebeldes, justos y testarudos en la realización de una nueva sociedad donde ya no existan clases y todos tengamos los mismos derechos sobre los medios de producción; además de mantener nuestro empeño en la eliminación de la plusvalía, en el fin de la explotación de las personas y nuestra convicción de que el amor (y no el dinero) es la fuerza que debe gobernar en el mundo;  y como producto de ello, todo el universo de los mercenarios, palangristas, tarifados, tránsfugas, adulantes y mercaderes nos hacen la guerra, una vez más afirmamos que: ni el marxismo ni el comunismo tienen la culpa.

*Constitucionalista y penalista. Profesor universitario.
http://jesusmanuelsilva.blogspot.com
jesussilva2001@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2625 veces.



Jesús Silva R.*

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: