Políticas para profundizar la construcción de la unidad y organización de la izquierda revolucionaria en Venezuela y Latinoamericana

Diversas son las caracterizaciones que personas y grupos auto identificados como de izquierda hacen de la realidad latinoamericana y, particularmente, venezolana. Sin embargo, la conclusión es que la izquierda sigue tan desunida y desorganizada como antes, y la clase trabajadora y campesina a la espera. Esta situación adversa requiere de principios y de prácticas concertadas dentro de la gente de izquierda que permitan la coordinación y cooperación de los diferente sectores de la clase trabajadora y campesina, hecha izquierda, para la construcción de su socialismo. A tal efecto proponemos:

1.- Cada espacio político, social, burocrático o económico en que esté un integrante de la izquierda se debe constituir en una cuota de poder para la izquierda que debemos cuidar y fortalecer. Desde estos espacios debemos crecer y copar nuevas y más grandes cuotas de poder para la construcción del socialismo. Dichos espacios se deben convertir en instancias de encuentro de las personas o grupos de izquierda para la promoción de la consciencia, la unidad y la organización socialista.

2.- Los espacios políticos, sociales, burocráticos o económicos, donde estemos, deben ser utilizados para desarrollar una política que estimule y profundice el cuestionamiento de la realidad, permita la organización y la unidad de los trabajadores y campesinos. Para lograr tal conducta en la clase trabajadora y campesina estamos obligados a desarrollar una práctica y una ética socialista en todos los espacios políticos, sociales, burocráticos o económicos donde participemos: esto es, predicar con los hechos.

3.- Estamos obligados a tener una estrategia de trabajo y crecimiento en los diferentes planos políticos, sociales, burocráticos o económicos donde estemos. Esta estrategia debe ser suficientemente flexible, con visión de largo plazo y centrada en la construcción de la unidad y organización de los trabajadores y campesinos. Nuestro principio es la unidad socialista de la clase trabajadora y campesina en la acción y una política consecuente, continua e ininterrumpida de largo plazo para construcción de su unidad y su organización . !Trabajamos para el pueblo¡

4.- Los eventos políticos, sociales, burocráticos o económicos deben ser analizados y asumidos con acciones que nos permitan obtener saldos organizativos. No nos podemos permitir posiciones reactivas y sin perspectiva a largo plazo (en lo organizativo) que nos hagan perder cuotas de poder.

5.- En el análisis que hagamos de los diferentes momentos políticos, económicos y sociales debemos romper con la catarsis individual y poner nuestros análisis al servicio de la construcción de la consciencia, organización y unidad de los trabajadores y campesinos. Frente a los medios de comunicación nuestra tarea debe centrarse en indicar caminos que permitan a los trabajadores y campesinos lograr saldos organizativos, profundizar la movilidad y la consciencia.

nestoraponte310@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1484 veces.



Néstor Aponte


Visite el perfil de Néstor Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: