Politica fiscal socialista

La política fiscal socialista (sistémica-envolvente), debe comprender las materias crediticia, cambiaria y presupuestaria, ésta última tanto desde la perspectiva pasiva (egresos) como desde la activa (ingresos) determinando claramente tanto su magnitud como su estructura de corto, mediano y largo plazo.

Entendemos por estructura de la política presupuestaria desde su perspectiva activa, la definición de las fuentes de ingresos a los que ha de recurrir el Estado para financiar la inversión (incluida la social) y el gasto públicos. En primer término las “aspiraciones” tributarias, en segundo término la meta de ingresos provenientes de las rentas de capital públicas (dividendos, cánones, regalías e intereses) y tercero, los requerimientos de endeudamiento. Otras fuentes son descartadas a priori.

La definición de la magnitud conlleva implícitamente la distribución de las cargas, por cuanto ha de establecerse cuánto pagarán los diversos “agentes u operadores económicos”. Es éste el aspecto más controversial. Las rentas de capital públicas estarán determinadas (fundamentalmente) por la demanda de los usuarios de los bienes y servicios (minerales metálicos y no metálicos, telecomunicaciones, crédito bancario, vehículos, computadoras, teléfonos y otros bienes) y será vulnerable ante los ciclos de expansión y contracción de la misma. Las “aspiraciones” tributarias estarán condicionadas por la capacidad económica de los sujetos pasivos, que a su vez es (en el caso venezolano) una función del consumo y del ingreso neto fiscal (en su acepción tributaria). Los “requerimientos” de endeudamientos estarán definidos (de una parte) por la diferencia entre la magnitud de las necesidades sociales a cuya satisfacción se aspira (en términos de dinero) y el importe de los ingresos realmente percibidos de las fuentes anteriormente aludidas y, (por la otra), por la voluntad de los oferentes del crédito público para el caso de los empréstitos no forzosos. No contemplamos la liquidación de las ganancias de capital estatal derivada de la revalorización de su propiedad, ni la liquidación de activos, por cuanto éstas, en el contexto social, político y económico actual están lejos de constituirse en una fuente efectiva de recursos públicos, más allá de las consideraciones ideológicas que pudiera tenerse en torno a ellas.

En cuanto a las “aspiraciones” tributarias, condicionadas por la capacidad económica de los sujetos pasivos, podemos finalmente recordar que la definición de su magnitud no es otra cosa que la distribución de más de la mitad de la “carga” fiscal globalmente considerada, aunque parcialmente definida por el gobierno central. Téngase en cuenta que las potestades tributarias concurrentes, afectan (negativa o positivamente) tal distribución, en función de los objetivos de política económica pre-establecidos en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

Soy consciente que al Ministerio del Poder Popular de Planificación y Finanzas, corresponderá la compleja tarea de determinar la composición y magnitud específica de estas aspiraciones (incluida la negación de contribución fiscal), no solo entre los distintos instrumentos impositivos existentes o por existir (IVA, ISLR, Impuesto de Importación, Impuesto sobre el Consumo de Gasolina, etc…) sino entre las distintas categorías de sujetos pasivos: propietarios, consumidores, trabajadores y, considero que será ésta última y no otra cosa, la que determine la vocación verdaderamente socialista de la política fiscal por definir.

Considerando lo anterior, apreciaré me permitan ser útil, compartiendo con ustedes lo aprendido en esta materia, hasta la fecha…

Atentamente,

¡¡¡Patria socialista o muerte, venceremos!!!

Fjmolina71@hotmail.com

P.D.: los anteriores son comentarios personales que surgen a partir de la reunión de trabajo que sostuviéramos en el Viceministerio de Hacienda el día viernes 04/06/2010, pero en nada comprometen la posición institucional. Apreciaré sean tenidos como tales y al margen de mi relación con el Servicio, pero con claro interés político en la construcción del Socialismo que impulsa el Presidente Chávez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6005 veces.



Felix Johan Molina


Visite el perfil de Johán Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: