Ruralidades

Aristóbulo ¿será Guasare o Nariscual?

Entendido es, camarada y profesor Aristóbulo Isturiz, que para seguir los pasos de ese gran maestro que fue el margariteño Luis Beltrán Prieto Figueroa, difícil era incluir en ese tu bagaje de conocimientos, las cuestiones de minería carboníferas, que de eso se trata cuando nombramos la parroquia Naricual, Municipio Bolívar, del estado Anzoátegui.

Antes de los detalles, Aristóbulo, es grato rememorar nuestras coincidencias (diferencias de edad apartes) en la lucha por las mejoras de la parte norte de Caracas, con fuerza revolucionaria, cuando Ledezma y algunos copeyanos pretendieron demoler Lidice y Manicomio para adueñarse de las tierras con el pretexto de la Cota Mil, y con la piqueta del experto peruano apellidado Samaniego.

Los años, las primaveras que no contamos, reblandecen e incapacitan. Es mi caso. Pero se que tu diriges con tino en la región oriental desde donde, durante años, hemos venido alertando a nuestro presidente Chávez respecto de las grandes vetas carboníferas guardadas bajo las serranías de las huyeras de Naricual, como mineral limpio comprimido por el peso de la misma serranía y extraído por medio de socavones, materia en la cual los chinos son expertos, y es garantía de pureza que no se logra “a cielo abierto”, como se nos ha informado que es el sistema aplicado en el fronterizo Guasare y en el apolvillar de “El Alambre”, aquí mismo en jurisdicción de Clarines.

No nos cansamos de denunciar camarada, que la negativa hecha referencia en cuanto a la calidad de este carbón se indujo en la opinión de algunos comerciantes por una intriga de Alfonso Ravard cuando este fue presidente de la CVG; que para esa industria, hoy CARBONORCA, se había programado este mineral a un paso de Ciudad Guayana. Pero Ravard prefirió importarlo con todo y la fuga de divisas. Y para colmo de males, en los últimos años de la cuarta hasta comienzos de la quinta, se gerenció Minas e Hidrocarburos de Anzoátegui con esa misma tendencia. A tal punto la tergiversación, que dieron concesiones a grupos colombianos desinteresados en el avance de los socavones hasta profundizar y contactar las vetas vírgenes como debe ser (es que ellos también venden carbón).

Es importante Aristóbulo que, con ese mismo impulso revolucionario, motives a las comunidades para que hagan llegar este clamor al presidente Chávez. Además es importantísimo que el presidente de todos los venezolanos, acorde con su firme disposición de emprender un gran programa de viviendas dignas para la gran cantidad de familias sin casas, y por la incorporación de miles de compatriotas a un empleo decente, se entere que en esta parroquia Naricual existe toda la piedra que ese programa demanda. Material este con el cual el desaparecido zar de Guayana, en asociación con su yerno Petrica, pavimentó las amplias calles y avenidas de Puerto Ordaz. Y, por añadidura, existen en las altas llanadas, entre Sabana Larga y El Atico de la misma parroquia Naricual, grandes vetas de sílice. Mucha agua de dos ríos, el Neverí y Las Minas. El primero, ya “cansado” de producirle el chorro de dinero a los Mendoza de Polar a cambio de los detritus y las viscosidades. Y por último, profesor Istúriz, échele el cuento a nuestro presidente, usted si puede. Uno acá, en silla rodante, prefiere el reposo del guerreo, y delega a mediana distancia en los camaradas de los concejos comunales de la zona para que, con usted, refuercen este territorio. Y finalmente, salud camarada, que la nuestra será sustentada aquí mismito con la producción agroalimentaria del surco en colectivo en los valles del Neveri

Patria, Socialismo o barbarie

pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2014 veces.



Pedro Méndez (*)


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad