Citgo, la petrolera venezolana que se robó EEUU

El Gobierno de Nicolás Maduro acusó a EEUU de pretender vender "ilegal" y "arbitrariamente" acciones de la empresa Citgo, filial de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y su principal activo en el exterior. Esta es la historia de la petrolera venezolana que opera en el país norteamericano desde comienzos del siglo XX.

La Comisión Presidencial Alí Rodríguez Araque, que garantiza y salvaguarda los intereses de PDVSA, rechazó la orden del juez del distrito estadounidense de Delaware (este), Leonard Stark, que habilita procedimientos de venta de la petrolera CITGO Petroleum.

La decisión judicial "responde al poder hegemónico e imperial de los Estados Unidos de América, profundizando así su guerra multiforme y su pretensión de expolio descarado e indiscriminado de los activos del pueblo venezolano", dijo la Comisión.

Los orígenes de la empresa datan de principios de siglo XX en EEUU, cuando funcionaba bajo el nombre de Cities Service. En 1965 pasó a usar el nombre comercial Citgo.

En 1986 la mitad de las acciones de Citgo fueron adquiridas por PDVSA. En 1990 la estatal venezolana pasó a ser la única propietaria de la compañía, que es su principal activo fuera del territorio nacional.

A principios de los años 90 Citgo extendió su red de refinación al comprar la refinería Savannah, en Georgia (sureste), y el 50% de la refinería Lyondell, con sede en Houston, Texas (sur), entre otras adquisiciones. Para ese entonces se refinaban hasta 1,25 millones de barriles diarios de petróleo.

La empresa atravesó una serie de vicisitudes a principios de los 2000. El expresidente Hugo Chávez (1999-2013) anunció en 2010 la venta de Citgo debido a las pérdidas que acarreaba desde 2006. Sin embargo, se vendieron algunas refinerías, oleoductos y estaciones de servicio, pero la firma siguió en manos venezolanas.

Tras la muerte de Chávez en 2013, el Gobierno de Nicolás Maduro afrontó una crisis económica que también impactó en la empresa.

En 2018, el juez Leonard Stark falló a favor de la empresa canadiense Crystallex, que había demandado a Venezuela por haberle revocado derechos de explotación minera en territorio venezolano. La sentencia autorizaba la venta de acciones de Citgo para pagar la deuda con la canadiense.

El momento más crítico llegaría en 2019 cuando el exdiputado opositor Juan Guaidó asumió la gestión de Citgo y otros activos en el exterior. Ese mismo año, el Gobierno de Maduro intentó recuperar el control de la compañía y llevó el caso a la Corte de Delaware, pero la justicia estadounidense respaldó a Guaidó.

Actualmente, Citgo se dedica a refinar, comercializar y transportar combustibles y productos industriales a base de petróleo.

La compañía posee además tres refinerías de crudo altamente complejas ubicadas en los estados de Louisiana, Illinois y Texas, con una capacidad productiva de 425.000, 167.000 y 157.000 barriles diarios, respectivamente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6176 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter