"Europa se sumergirá en una depresión si Rusia deja de suministrar energía"

Alarmados por la crisis energética que vive Europa, los socios occidentales solo parecen agravarla aun más: con un límite a los precios del petróleo ruso. Rusia prometió que tomaría represalias cortando los envíos de gas y petróleo, lo que podría devastar la economía europea y perjudicar a EEUU al disparar los precios mundiales de la energía

El Departamento del Tesoro estadounidense subrayó que Occidente planea imponer un tope al precio del petróleo ruso ya en diciembre de 2022. En respuesta a esas declaraciones, el presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que Rusia no permitirá que nadie le imponga ninguna norma, tampoco en el sector energético. Si se introdujera un tope de precios para la energía rusa, Moscú simplemente se negaría a suministrarla, ya que iría en contra de los intereses económicos de Rusia, según expresó el mandatario ruso.

Algo que podría devastar la economía europea y perjudicar a Estados Unidos al disparar los precios mundiales de la energía, porque si Rusia deja de suministrar petróleo a Occidente, esto podría agravar la recesión en Europa, perjudicar la economía de EEUU y debilitar aún más los lazos transatlánticos, según los economistas entrevistados por The Washington Post.

Si Rusia deja de suministrar petróleo a Occidente, esto podría agravar la recesión en Europa, perjudicar la economía de Estados Unidos y debilitar aún más los lazos transatlánticos, opinan economistas estadounidenses, recoge este domingo The Washington Post.

"Europa se sumergirá en una depresión si Rusia deja de suministrar energía y el precio del petróleo sube hasta 150 dólares por barril. Habrá [también] un posible impacto en Estados Unidos que será malo", destacó Matthew Slaughter, economista del Colegio de Dartmouth.

"Rusia pondrá fin a su exportación de petróleo antes de aplicarse el tope precios. Esto empujará la economía [estadounidense] a la recesión. Los precios de la gasolina se dispararán hasta los 5 dólares por galón [alrededor de 3,79 litros]. La economía [estadounidense] no podrá aguantar 5 dólares por galón, será abrumador", subrayó Mark Zandi, de Moody’s Analytics.

Una situación hipotética, en la que Rusia limite solo sus entregas de gas y no deje de suministrar crudo, aún podría ayudar a la economía estadounidense, mitigando la inflación y creando condiciones beneficiosas para las empresas norteamericanas que producen gas natural.

"Si Europa cae en recesión, es obvio que la demanda del amplio abanico de productos disminuirá. Estamos en una situación tan perversa que puede ser positiva [para EE.UU.]", explicó Dean Baker, cofundador del Centro de Estudios Políticos y Económicos.

Mientras, en La Casa Blanca son optimistas acerca de la situación. Según uno de los funcionarios superiores que tuvo una conversación con The Washington Post de forma anónima, el Departamento del Tesoro estima el efecto negativo de la recesión en Europa y la economía de Estados Unidos como "moderado y gestionable" porque el comercio con la Unión Europea (UE) constituye solo el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. No obstante, el agravamiento de la caída económica de Europa no es la única consecuencia del posible cese de entregas del petróleo ruso. La inflación en Estados Unidos podría aumentar, mientras que la alianza entre Washington y los países europeos puede ser menoscabada.

El 2 de septiembre, los ministros de Economía del Grupo de los Siete (G7) acordaron imponer un tope de precios al petróleo procedente de Rusia. Mientras tanto el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró este miércoles que Rusia no suministraría sus recursos a otras naciones si esto contradice sus intereses económicos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4428 veces.


La fuente original de este documento es:
Sputniknews (https://sputniknews.lat/20220912/europa-se-sumergira-en-una-depresion-si-rusia-deja-de-suministrar-energia-1130349171.html)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter