Rafael Ramírez: "El llamado 'Plan País' es inconstitucional porque plantea la entrega de nuestro petroleo"

Rafael Ramírez

Rafael Ramírez

Credito: Archivo

Caracas, 04 de febrero de 2019.-El ex presidente de Pdvsa y dirigente chavista indica que la propiedad estatal de Pdvsa es un principio irrenunciable, y así lo aprobó el pueblo en referendo constitucional.

Ramírez denuncia que si bien el madurismo y la ultraderecha parecen querer una guerra civil fratricida, coinciden en la estrategia de hipotecar cualquier posibilidad de recuperación y de futuro independiente en alianza con empresas transnacionales.

Ahora la derecha presenta un programa cuyo rasgo fundamental es el afán privatizador en detrimento de la acción del Estado, en detrimento de todo el país, cuando lo que corresponde es rescatar al Estado de la situación actual de crisis y fortalecerlo para que garantice el progreso económico y la justa distribución de la riqueza nacional, señala el ex alto funcionario de Chávez

Ramírez califica a VP de partido "violento e intolerante", pero no se sorprende, pues sus dirigentes fundadores fueron "caras visibles" del golpe de estado de 2002, el sabotaje petrolero y las guarimbas.

Para el dirigente chavista y ex presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, el denominado Plan País es "inconstitucional y violatorio de la Ley Orgánica de Hidrocarburos", porque pretende devolver el control de la industria petrolera a empresas transnacionales, de la misma manera que lo ha hecho Nicolás Maduro.

Ramírez responde así al "violento e intolerante" ataque de los voceros del partido Voluntad Popular, quienes forman parte de la operación política que pretende aprovechar el desastre generado por Nicolás Maduro para hacer pasar un plan que no es más que un remix de la apertura petrolera, que desmontó con decisión soberana el Comandante Hugo Chávez Frías.

El también ex ministro de Petróleo es muy específico al señalar que el llamado Plan País viola expresamente los artículos 202 y 203 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela y los artículos 53 y 56 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos en lo referente a la creación de Empresas Mixtas.

"La Constitución de 1999 reserva las actividades primarias de producción de petróleo al Estado venezolano, a través de Pdvsa. Este es un principio irrenunciable, de manera que Pdvsa tiene rango constitucional y, de acuerdo con nuestra carta magna aprobada por el pueblo, debe mantenerse 100% propiedad del Estado y debe ser la que ejerza el control de la propiedad, gestión estratégica y operativa sobre la actividad petrolera", recuerda Ramírez.

Reconoce que efectivamente la Ley Orgánica de Hidrocarburos, inspirada y aprobada por la orientación del Comandante Hugo Chávez Frias como presidente legal y legítimo de la República, admite la participación de empresas privadas, pero esas compañías en alianza público-privada deben tener mayoría estatal. Es el Estado venezolano que, en ejercicio de su soberanía, diseña e implanta la estrategia.

NO AL ARBITRAJE INTERNACIONAL

Otro aspecto que el dirigente chavista cuestiona del llamado Plan País, en materia petrolera, es que se contempla reconocer la figura del arbitraje internacional, tal como se hizo en la apertura de la cuarta república, en detrimento de la jurisdicción soberana de Venezuela.

"Es que los actores que redactaron tras bastidores el denominado Plan País de la derecha y ultraderecha venezolanas son los mismos que crearon el marco que reguló la apertura de la vieja Pdvsa, que nosotros dejamos atrás con enormes sacrificios. Esa lucha por reivindicar nuestra soberanía no la vamos a traicionar", señala el ex ministro.

Más adelante. Ramírez añade: "nuestro país ha tenido que confrontar arbitrajes internacionales de inversión aceptados durante la apertura petrolera ante la Cámara de Comercio Internacional y el Ciadi; lo tuvimos que hacer en defensa de las decisiones soberanas del Estado venezolano".

"Es importante señalar que en los proyectos petroleros del periodo del presidente Chávez, las nuevas Empresas Mixtas no contemplan la figura del arbitraje internacional; es decir, hemos reafirmado nuestra soberanía jurisdiccional sobre los proyectos petroleros".

LA DOBLE TRAICIÓN

Rafael Ramírez insiste en que Nicolás Maduro y Juan Guaidó no son ni pueden ser reconocidos como presidentes legítimos de Venezuela. Apunta que el país enfrenta una doble traición de sectores que, aunque parecen pretender llevar a la nación a una guerra civil fratricida, coinciden en muchos propósitos esenciales.

"Uno de esos propósitos en los que coinciden es en la entrega de nuestra soberanía económica, de nuestros recursos. Ambos grupos atentan claramente contra cualquier expectativa razonable de recuperación económica y, peor aún, contra la construcción de un futuro próspero y realmente independiente, tal como lo veníamos haciendo en la gestión del Comandante Chávez", apunta el dirigente.

Sobre Voluntad Popular, Ramírez dice no estar sorprendido por la virulencia del ataque en su contra, pues la violencia y la intolerancia política son marcas de fábrica de esa organización política.

"Sin embargo, esta intolerancia no deja de preocupar, porque expresa una conducta reiterada de este partido cuyos miembros fundadores están entre las caras visibles del golpe de estado de 2002, el sabotaje petrolero y la guarimba", recuerda.

Finalmente, Rafael Ramírez lanza un alerta, "como ciudadano venezolano y chavista preocupado y alarmado por la situación de mi país", para que el pueblo venezolano no sea victimizado en nombre de los propósitos pragmáticos de Nicolás Maduro y su sector, y de la derecha venezolana.

"Lo que está haciendo el gobierno de Maduro, en la práctica, con la entrega del petróleo de la Faja Petrolífera del Orinoco, junto con la privatización de Pdvsa, violando la Constitución y la Ley Orgánica de Hidrocarburos es lo mismo que promete hacer la extrema derecha en el plan país; de manera tal que los venezolanos y la opinión pública nacional tienen que estar alertas para que, en medio del desastre creado por Maduro y la ingobernabilidad creada por la existencia de dos autoproclamados presidentes, se pretenda ahora pasar un plan claramente antinacional y que refleje la estrategia de sectores e intereses que nunca han estado alineados con una estrategia verdadera de desarrollo nacional soberana", concluye Rafael Ramírez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9039 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /energia/n338008.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO