Barlovento y sus penurias

A este artículo póngale usted el título

En tiempos de pandemias pobladores de Río Chico y San José de los municipios Páez, Andrés Bello del estado Miranda y sus sectores manifiestan la ida de la Luz cada rato agudizándose históricamente una crisis que nos les permite poder realizar sus labores de la vida diaria que dependen de este servicio.

"En verano en invierno pese a los esfuerzos, la Luz se nos va a cada rato, prende y apaga, y es hora de que resolvamos esto". Se le hicieron reparaciones a la Subestación eléctrica ubicada entre estas dos poblaciones que surte a ambos municipios y nada.

"Mucho antes de los distintos apagones efectuados por sabotajes políticos del sistema capitalista estadounidense y de sus aliados la oposición venezolana radical, y por la fallas del sistema eléctrico nacional, históricamente en Barlovento hemos tenido esa problemática", expresaron.

Entre estas actividades interrumpidas, tienen no poder comprar con tarjeta de débito, captahuellas y menos con tarjetas de créditos que muchos negocios no aceptan porque no les da la gana. No pueden utilizar sus artefactos electrodomésticos como neveras que muchas de ellas se les han quemado los motores para refrigerar los pocos alimentos.

Las cimarronas de la casa que tienen sus neveras o un congelador que hacen helados, hielo para ganarse uno bolivaritos o algún verdecito que de ves en cuando caen, para completar los alimentos que cada día precios son más altos y especulativos que los chinos expenden.

El estudiante en su casa no puede utilizar el internet para hacer sus tareas en cuarentena. La familia no puede ver la televisión, ni escuchar música… Se caen las señales de las telefonías. A su vez internet nanay nanay, se apaga. Incomunicados.

Lo cierto es, que en la región de Barlovento, a hora y media de la ciudad de Caracas, la Luz se nos va a los barloventeños, pese a los esfuerzos tímidos de algunos de sus alcaldes, el gobierno regional del Miranda y la cuadrilla de Elecentro de Río Chico que tienen y no tienen camión para trasladarse resuelven con Ramón y el único Tigre en esa región electricista.

Inmediatamente la LUZ llega y escuchamos de los niños alegres de las comunidades…expresando "llegó LA LUZ eeeeehhhh". Estoy culminando este artículo y de repente no logro terminarlo porque la pantalla del computador oscurece y no puedo seguir escribiendo y por eso le digo amigo lector "A este artículo póngale usted el título.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2032 veces.



Luis Perdomo

Miembro de la Red de Organizaciones Afro-Venezolanas.

 luismperdomo@gmail.com

Visite el perfil de Luis Perdomo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social