Para aquellos que tienen poder de decisión en materia energética

ESTA INFORMACIÓN DEBE SER PARA AQUELLOS, QUE VERDADERAMENTE TIENEN PODER DE DECISIÓN EN MATERIA ENERGÉTICA: EL PRESIDENTE Y EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA NACIÓN.

Si realmente se quiere que reconozcan las capacidades de Venezuela, que son muchas, se debe empezar por difundirlas, para que una vez evaluadas por parte de sus enemigos gratuitos puedan persuadirse, de que en el caso, que persistan en su actitud agresiva reciban una respuesta muy contundente, que corresponda al principio de reciprocidad, por parte de este soberano país, que realmente tiene suficiente poder para lograrlo y de ser necesario producir más daño del que le hacen.

Es necesario entonces generar los valores, capacidades, que en la coyuntura actual, en la geopolítica mundial la convierten en una nación sumamente poderosa. Veamos:

  1. Venezuela posee las mayores reservas de petróleo de todo el mundo, que la convertirán en pocos años, como un país capaz de satisfacer la demanda de los principales ´consumidores de crudo petrolero.

Es un país soberano y si resuelve no exportar más crudo, (Tal como debería ser), en el caso de que desarrolle todas sus capacidades tecnológicas y científicas y decida exportar solamente productos derivados, pues las multinacionales de la energía, se verán obligadas a dejar el mercado a su dominio, por ser Venezuela uno de los pocos productores que contarán con suficientes reservas de crudo petrolero, para que en menos de diez años pueda ser uno de los pocos países que pueda satisfacer esa demanda creciente.

Pero en el caso de que continúe exportando solamente crudo, entonces el valor geo político de este país, también se incrementará, porque las cantidades de las reservas energéticas de los principales productores actuales se están agotando rápidamente, como sucede en los casos de los EEUU, Arabia Saudita y México.

Venezuela es un país pacífico, pero en el caso de continuar recibiendo tantas agresiones bien podrá limitar las entregas de su producción solamente a los países aliados, dejando por fuera a los que persistan en bloquear financieramente y agredir con guerra híbrida. Esto traería las siguientes consecuencias:

  1. La OPEP, adquiriría sin la competencia desleal de los EEUU, Arabia Saudita, Emiratos árabes y otros, un inmenso poder y los precios de los crudos se dispararían a niveles nunca vistos. En donde las multinacionales petroleras tendrían un menor peso específico, ellos son los únicos interesados, en que los precios de los crudos bajen, puesto que los derivados que venden han tenido una curva de precios ascendente a través de los años. (Derivados líquidos, aceites y afines). Precisamente ellos, que no son productores, dedicándose a la explotación por desposesión extractivita de crudos existentes en los países llamados exportadores de crudos. Mientras más barato lo compran, más caro los venden como derivados y sus ganancias aumentan exponencialmente. A los países productores de crudo no les conviene que los precios bajen, puesto que sus ganancias también lo hacen de manera directamente proporcional.

El caso de los EEUU, es totalmente distinto, puesto que PDVSA, a través de su filial CITGO, con sus refinerías y sus miles de estaciones de servicios asociadas allá en su territorio han vendido a precio de ventas subsidiado de la gasolina venezolana de costa a costa norteamericana, de tal manera que el precio de ventas al público (PVP) en todo el territorio norteamericano es subsidiado por PDVSA. Al tener que pagar un impuesto a las ventas y la fijación del precio de venta al público arbitrario, fijado y congelado por el Estado norteamericano dejan a esta filial en condición de minusvalía y con un margen de ganancia precario, por esa razón CITGO, para poder subsistir a esta política agresiva del Estado norteamericano ha recibido unas condiciones de ventas de PDVSA con descuentos especiales del petróleo venezolano. Es decir que la condición de trabajar a pérdidas, son amortiguadas por los descuentos "Especiales" de PDVSA". Es por ello que CITGO aún puede presentar estados financieros positivos.

A Venezuela le está costando más de 30.000 Millones de Dólares la expropiación ilegal de CITGO, ¡Pero ojo, cuidado!, les pude salir el tiro por la culata. Si se aplican las estrategias correctas, se debería suspender la entrega del crudo pesado venezolano a esta empresa confiscada o venderle sin subsidio al precio internacional, entonces no podrían mantener los precios subsidiados anteriormente por PDVSA, por lo que tendrían que migrar a los precios internacionales de los combustibles líquidos, ello significará un salto exponencial de 0,56 Dólares por litro, a más de 2 Dólares (En el caso de la gasolina), que el pueblo norteamericano deberá pagar, con la consecuente pérdida de popularidad y rechazo al gobierno de Donald Trump, con unas prontas elecciones en su futuro inmediato. No les quedará otra salida que adquirir crudos pesados en el mercado internacional, puesto que CITGO, con sus refinerías están diseñadas para trabajar solamente con este tipo de crudos provenientes de Venezuela. Sin embargo, de solucionarlo, los costos de transporte y disponibilidad les van a resultar altos.

PDVSA, al dejar de vender estos crudos subsidiados a los EEUU, podrá venderlos de acuerdo a los precios internacionales fijados por la OPEP, de manera tal, que obtendría beneficios adicionales. Antes no lo hacía, debido a esas políticas erradas con la filial CITGO derivadas de la cuarta República y estar amarrada a esta empresa, lo que significó un "Lastre" para nuestra economía. Hugo Chávez intento venderla y no pudo, les trancaron todas las posibilidades. A Arabia Saudita no le interesó, precisamente porque esas refinerías trabajan con petróleo pesado y ellos producen liviano.

Venezuela no debería tener dificultad en colocar toda su producción en un mercado menos agresivo, porque posee clientes en Asia y Europa, que estarían dispuestos a comprarla, sin necesidad de recibir medidas coercitivas, reñidas con el derecho internacional, como hasta ahora está sucediendo. Podemos resumir todo lo expresado con un dicho popular: ¡No hay mal que por bien no venga!

c) Si Venezuela decide vender toda su producción de combustibles líquidos, incluyendo la gasolina a precios internacionales acabaría de un solo golpe con el contrabando de extracción de este costoso sub producto, ahorrándose la bicoca de más de 19.000 millones de Dólares anuales. (Según el informe anual de PDVSA del 2018). Pero además, al vender en el exterior estos derivados líquidos (Gasolina, gasoil y otros combustibles) al precio internacional, le garantizaría al país otra cantidad similar o mayor, a la que pierde con el contrabando de extracción. Con estos ingresos adicionales, bien podría el Estado garantizar un programa de subsidios para "Los venezolanos" que minimizara el impacto social, que una medida de este tipo siempre ocasiona.

d) La gasolina es un solvente necesario para la fabricación de la cocaína, necesitándose, aproximadamente 75 litros, para producir 1 kilo de esa droga. En la actualidad la consiguen prácticamente regalada, es decir, más les cuesta el traslado y otros gastos, que el ínfimo costo de la misma. De tal manera que al recibir el impacto de llevarla a precios internacionales: 2 Dólares por litro de gasolina aproximadamente, el precio final de la cocaína se vería seriamente afectado.

e) Si el precio de la cocaína sube a niveles exponenciales, como resultado de lo anterior, las consecuencias en la economía colombiana tendría unas terribles derivaciones, que probablemente conllevarían al derrumbe de todo ese Narco Estado, que depende mayoritariamente de la exportación de esa droga.

f) Los efectos en el país colombiano, con seguridad serán extremadamente dañinos en el caso de presentarse la situación planteada. No podemos imaginarnos lo que sucedería en la economía norteamericana, donde se dice que de cada 4 Dólares, que circulan allá, 1 Dólar proviene del narcotráfico.

g) Las secuelas en el sistema financiero y bancario euro-occidental serían también impredecibles, puesto que es bien sabido la estrecha relación que mantienen con el narcotráfico internacional desde hace años, sobre todo en los paraísos fiscales, en donde se lavan el grueso de esos capitales y se financian también las operaciones de guerra, tal cual sucedió con el apoyo del narco tráfico a los "Contras" en Nicaragua, durante la primera revolución sandinista.

h) Las derivaciones en el ámbito social, serían inimaginables, puesto que es bien sabido, que solo en los EEUU existen más de 40.000.000 de adictos, que necesitan ansiosamente esa droga, de manera dependiente. De tal forma, que cualquier disminución de la oferta o un aumento desmesurado del precio puede ocasionar una crisis y una violencia social inevitable. No podemos imaginarnos cuales podrían ser sus consecuencias. Podría incluso dar al traste con todo el sistema Norteamericano, que ya se encuentra bastante desgastado, producto de su propio crecimiento ilimitado y con insuficientes recursos naturales provenientes del exterior basado en una economía dependiente. Precisamente la cocaína, es uno de esos recursos, que convierte a los EEUU, en un país dependiente, puesto que la misma se produce en Colombia en un 90% y tanto la DEA como la CIA, solo intervienen en el traslado y la seguridad de los cultivos de la coca y Venezuela produce un componente esencial: La gasolina, que además la está vendiendo a perdidas.

  1. A Venezuela, como país soberano, con autodeterminación, no le cuesta nada fijar el precio de uno de sus productos bandera: La gasolina. Sin embargo las consecuencias de esta política soberana son impredecibles, por lo que se recomienda a aquellos que insisten en agredir a Venezuela, que dejen quieto a quien está quieto ¡Y aprendan a respetar!, puesto que ya los tiempos de la Unipolaridad han sido superados, contando Venezuela con suficiente apoyo financiero y armamentístico proveniente de Asia y con la asociación Cívico Militar es capaz de neutralizar cualquier pretensión intervencionista armada.

Los especialistas en Ciencia Política, enfoque Sur, originaria de la Universidad de la Habana, pueden determinar donde se priorizan los intereses del Sur geográfico, es decir la periferia del sistema en este mundo globalizado, en donde Venezuela, Cuba y otros países soberanos tratan de funcionar con autodeterminación; por eso los bloquean y agreden con medidas coercitivas financieras, que realmente dañan bastante a sus respectivas economías y tratan por todos los medios de destruir a estos Estados Nación. Sin embargo, con las estrategias correctas, tomando en cuenta que los recursos energéticos, constituyen "Recursos indispensables societarios escasos" debemos darle el justo valor a su distribución y ventas, por considerar que tenemos en las manos un arma equiparable a las más poderosas, por los efectos desastrosos que su ausencia puede ocasionar.

Lo que se va a proponer a continuación consiste en otra estrategia inédita, que por su efectividad debe ser tomada seriamente en cuenta:

  1. Se trata de agregar a la gasolina un "Aditivo inocuo", para que sus emanaciones, producto de la combustión interna de los motores no produzcan daños o molestia a la población, ni tampoco a la vida útil y eficiencia de los Vehículos y otros aparatos de combustión interna.

  2. Este aditivo, debe ser desarrollado por lo mejor que se tenga en el área tecnológica y científica. Pudiendo también consultar a países aliados, que ya han podido desarrollarlo.

  3. Se persigue lograr que la gasolina con el "Aditivo inocuo" ya incorporado, al ser procesada por los laboratorios de la droga, se obtenga un producto final: Cocaína, que si bien no ocasione daños permanentes, si produzca molestias temporales, que obstaculicen su uso. Nos referimos a algunos de los siguientes síntomas: Picazón, escozor, lagrimeo, irritación alérgica, enrojecimiento facial, mal olor, coloración delatora del rostro, ardor, tos y otras molestias derivadas de la inhalación del Clorhidrato de Cocaína con el "Aditivo inocuo" ya incorporado, para que descarten su uso por inapropiado.

  4. Este "Aditivo inocuo" deberá ser probado suficientemente por equipos científicos: Médicos, clínicos, químicos, farmacéuticos, que comprueben su inocuidad tanto en humanos como en animales, cuando respiren como parte de la emanación de los motores de combustión interna, pero cuando queden como residuo sólido asociado al clorhidrato de cocaína, al ser inhalados por los adictos les producirán algunas de las molestias señaladas.

  5. Venezuela, como país soberano tiene todo el derecho de ofertar la gasolina de la manera que considere más conveniente, respetando siempre a la vida de los seres humanos y a la madre naturaleza. La gasolina solo debe ser usada para el proceso energético. (Combustión interna y termoeléctrico) de tal manera que si alguien, alguna institución o nación pretende darle un uso distinto a aquel para el cual fue fabricada, deberá ser de su entera y exclusiva responsabilidad.

  6. Otra proposición más radical sería: Agregarle un metal pesado o tóxico a la gasolina (Anteriormente se usaba el tetra etilo de plomo). Si se pudiera obtener una gasolina cuyo producto desecado final asociado sea un producto tóxico, dañino a la salud, solamente para quien lo inhale directamente con la cocaína asociada, se lograría de inmediato alcanzar el objetivo final: Descartar a la gasolina venezolana para la fabricación de cocaína. En este caso sería necesario, realizar la advertencia pertinente de una manera pública y notoria, de manera tal, que quien la use, con esos fines, para lo cual no fue fabricado el combustible venezolano, sepa a qué abstenerse y tenga la absoluta responsabilidad por sus actos. PDVSA, solo tendrá que colocar en los medios de comunicación, en las facturas y contratos de ventas, hasta en los transportes y estaciones de servicio, de manera visible y notoria estas advertencias, para librarse de toda responsabilidad, por el mal uso que se le dé por parte usuarios.

Ahora es posible darse cuenta, que con estas políticas de distribución y ventas de un bien societario escaso: La gasolina, se podrá erradicar el contrabando de extracción de la misma, destinada a la fabricación de cocaína, dejando a las mafias asociadas, sin el poder económico, con el cual puedan financiar el resto de los productos extraídos de contrabando: La misma gasolina que se usa para el campo de la combustión automotriz. Si se lograra esto, sería un duro golpe a esa maléfica economía del vecino país, sin los efectos colaterales, que podrían tener las otras opciones. Es por ello que recomendamos se programe con suma prudencia, para asegurar su éxito.

No se puede obviar el hecho de que se está en medio de una economía de guerra, de tal manera, que las políticas públicas, lineamientos y estrategias a seguir deben ser lo suficientemente contundentes, para poder hacerle frente a tantas agresiones que se está recibiendo desde distintos ángulos, para alcanzar lo que se persigue: La victoria final.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 566 veces.



Jouseff Kan

Master en Ciencia Política. Enfoque Sur.

 joukap10@outlook.es

Visite el perfil de Jouseff Kan para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a282844.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO