El primer ataque define el curso de la guerra en Venezuela

"¿Quién lo hizo? ¿Qué buscaban?" Se pregunta el Hno. Presidente Constitucional, Nicolás Maduro, sobre las acciones de ciberterrorismo que desencadenaron en el llamado Black Out o apagón de nuestro Sistema Eléctrico Nacional. Respondiéndose: "Ordenado por el Comando Sur", sin titubear en su respuesta y ubicando el origen de las agresiones en Houston y California. De lo poco que ha trascendido a la opinión pública, resaltan declaraciones del Gobernador del Estado Bolívar, Justo Noguera Pietri, quien narra su experiencia y describe cómo apagaron Caruachi y Macagua, mientras en Guri, una vez que arribaron la Vicepresidenta Delcy Rodríguez y un equipo especial de informáticos, cien por ciento venezolanos, patriotas todas y todos, pudieron ir aplicando acciones eficientes de ciberdefensa del sistema eléctrico y reiniciar procesos altamente automatizados, que en cuestión de horas, permitieron recuperar, en primera instancia, el cerebro de Guri, su operación, y en las sucesivas horas el cuerpo de la totalidad del SEN, su soberanía. No queda duda, que esta acción de ciberterrorismo, es una acción de guerra, y que la misma fue ejecutada por el Pentágono, a través del Comando Sur, como lo ha precisado el Comandante en Jefe de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el Presidente Constitucional, Nicolás Maduro Moros. ¿Qué buscaba el Pentágono, con esta agresión militar? Sin duda, medir nuestras capacidades de respuestas ante un ataque a gran escala. La operatividad de nuestra FANB, nunca se detuvo en medio de la oscurana, sus equipos aéreos, terrestres y marítimos se mantuvieron en labores de patrullaje continuo, sus radares y equipos de guerra electrónica se mantuvieron en actividad continua, prestando apoyo a quienes actuaban en la restitución del SEN. Los sistemas de comunicación, entre las Redi, Zodis, comandancias y demás componentes de nuestra FANB, tampoco interrumpieron sus actividades por falta de electricidad. En fin, los agresores de haberse atrevido a pisar el suelo sagrado de Bolívar y Chávez, hubiesen sentido el fuego encendido de nuestros misiles, bombas y balas ardientes, con total intensidad. La respuesta, hubiese sido contundente y demoledora. Que no les quede dudas, cuando afirmamos, que esta Patria se respeta. Por lo demás, no lograron crear pánico en nuestros componentes militares. ¡Ni un solo desertor, pudo lograr esta acción criminal imperialista! Fracasaron, en el logro de los objetivos que se plantearon y hoy saben de las capacidades de respuesta de nuestra FANB, y peor aún, de la inmensa capacidad de respuesta del pueblo venezolano, del pueblo bolivariano que no acompañó los llamados de los agentes imperialistas para desestabilizar la paz de la República.

¿Por qué seleccionaron el servicio eléctrico? La naturaleza imperialista del Estado estadounidense, ha derivado en un Estado militarizado, totalitario. Al punto, que cuando se habla del poder real en los EEUU, todas la voces apuntan hacia el Pentágono, valga decir, el llamado complejo financiero, industrial y militar o poder profundo, como prefieren llamarlo algunos analistas. Los apagones en EEUU, han resultado en experiencias traumáticas para la sociedad estadounidense. En el ocurrido en el verano de 2003, que afectó la ciudad de New York, se contabilizaron 90 muertos, el hecho permitió a un grupo de investigadores de la John Hopkins University, extraer algunas conclusiones de interés para el campo militar, que fueron hechas públicas en la revista Epidemiology de enero de 2012. Una de las conclusiones más resaltantes de dicho estudio, señalan: "Nuestros resultados indican que la falta de suministro eléctrico causa daños inmediatos y graves a la salud humana". El equipo de investigación, pudo identificar que durante el apagón se incrementó en un 28 por ciento la tasa de mortalidad. Por lo demás, se genera un estado de conmoción y shock, de alto estrés en toda la población afectada. En 1996, H.K. Ullman y J.P. Wade, publicaron su manual Shock and Awe: Achieving Rapid Dominance, publicado por la National Defense University. Estas ideas, fueron llevadas al campo de la doctrina militar estadounidense: "El objetivo clave de la dominación rápida, es imponer un abrumador nivel de conmoción y pavor contra un adversario de manera inmediata y oportuna, lo suficientemente fuerte para paralizar su voluntad de seguir adelante…". La doctrina del shock and awe, conmoción y pavor o terror, plantea el uso de operaciones de precisión en vez de un despliegue sobre el teatro de operaciones. La guerra de Irak, permitió a las fuerzas imperialistas poner en práctica esta nueva doctrina militar con notable éxito.

El 17 de marzo de 2003, el Presidente de los EEUU, George W. Bush, formula un ultimátum a Saddam Hussein para que en el plazo de 48 horas abandone Irak; mientras maniobra en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para la aprobación del uso de la fuerza militar. Tal desestimación, de parte de Husseim, da pie para que el gobierno de EEUU -de manera unilateral- inicie operaciones de bombardeos "preparativos" como le llamaron mediáticamente. Ya de noche, con esos primeros bombardeos, la ciudad de Bagdad queda a oscuras y caza bombarderos sobrevuelan la ciudad y se dejan escuchar fuertes explosiones que han alcanzado edificios sede de algunos ministerios, entre ellos, el de planificación. En las primeras 48 horas, 3 mil bombas cayeron sobre Bagdad, destruyendo su infraestructura de servicios básicos y defensas antiaéreas, causando un profundo daño psicológico en toda la población. Buscaba el imperialismo, desmoralizar sus fuerzas militares, minando su capacidad de combate. Donald Rumsfeld, secretario de defensa, anuncia por televisión que se ha iniciado la operación "Libertad de Irak", emplazando en su intervención a los altos oficiales iraquíes a desertar. El 21 de marzo, los medios occidentales difundían imágenes del palacio presidencial de Bagdad envuelto en llamas, producto de los bombardeos estadounidenses. En conferencia de prensa, el Ministro de Defensa del Reino Unido, Boyce, manifestaba que la toma de Bagdad era un objetivo fundamental por ser "una de nuestras principales vías para llevar ayuda humanitaria". Protestas masivas, ocurren al interior de los EEUU y son ocultadas por la mediática occidental. El Presidente Vladimir Putin, se manifiesta sobre el curso de la guerra: "La acción militar contra Irak, es una decisión que puede provocar un auge del extremismo y otras consecuencias difíciles de prever…" El 9 de abril de 2003, a pocas semanas de iniciada la guerra, llegan a Bagdad las fuerzas invasoras. El 1º de mayo de 2003, George W. Bush, desde el portaavión nuclear Abraham Lincoln declara: "misión cumplida". Se adueñaban así, los EEUU, de la segunda reserva de petróleo para ese entonces del planeta. La superioridad aérea de las fuerzas imperialistas, sus medios de comunicación y servicios de inteligencia, le permitieron mantener el control de la situación y dominar con facilidad las líneas de defensa iraquíes, que perdió toda posibilidad de concertar ofensivas eficientes contra las fuerzas imperialistas, siendo derrotadas en pocos días.

En el caso específico de Venezuela, esa capacidad de controlar el espacio aéreo, desaparece por las capacidades defensivas de nuestra FANB. Los sistemas S300VM, con alcance hasta 200 Kms; los sistemas de misiles móviles Buk-M2E, con un alcance efectivo de hasta 45 km; los sistemas de defensa costeros, proporcionados por nuestros aviones Su-30MK2, equipados con misiles anti buques, que pueden ser lanzados a 120 km de distancia del objetivo; los sistemas 4k91-125-2M Pechora; en tierra, los cañones antiaéreos ZU-23, con alcance efectivo de 2,5 Kms; conjugados, con los misiles portátiles Iglas-S, con alcance efectivo hasta 5 Kms; hacen de Venezuela, un territorio casi que invulnerable de ser atacado desde el aire. Queda obligado, el enemigo, a tener que librar batalla sobre el terreno. Si bien, este primer ataque de "choque y pavor" contra Venezuela, logró paralizar la funcionalidad de algunos cuerpos institucionales, no así, su sistema de salud público que evidenció una altísima capacidad de respuesta, que impidió a las fuerzas imperialistas lograr su objetivo de 79 muertos, mucho menos, se vieron afectadas las capacidades militares, que continuaron operativas y funcionales, garantizando la paz interna. Al extremo, que no se vio obligado el Hno. Presidente Nicolás Maduro de tomar medidas excepcionales constitucionales, como pudieran ser, la declaratoria del estado de emergencia o de conmoción nacional.

Cuesta arriba, la tiene el gobierno de Donald Trump, si su banda terrorista compuesta por Pence, Bolton, Pompeo, Abrams y Rubio, se atrevieran a iniciar una guerra imperialista por el control del petróleo, gas, oro y demás minerales estratégicos, propiedad del pueblo venezolano. El "botín de guerra", como acostumbra Trump llamarle, no lo van obtener fácilmente en cuestión de pocas semanas, como en Irak. Si atacaran a Venezuela, iniciarían la guerra más prolongada que haya ejecutado el imperialismo estadounidense en toda su historia, y su derrota sería definitiva. En especial, por encontrarse en fase de colapso ese imperio, como hegemón del poder mundial. Confirmándose así, una prospectiva de predicción propuesta por Johan Galtung, connotado sociólogo y matemático noruego a quien se le atribuye la predicción -hecha realidad- del colapso de la URSS; quien, anuncia ahora, que "Estados Unidos va a colapsar en el año 2020", dentro de un año. Se basa, en su teoría de sincrónicas contradicciones mutuamente reforzadas, sustentada en la comparación del auge y caída de diez imperios históricos. En 2009, amplió sus pronósticos iniciales en el libro: La caída del Imperio Estadounidense: ¿Qué sigue?, en el que señala las principales sincrónicas contradicciones mutuamente reforzadas, que afligen a los EEUU y que lo conducen al fin de su poder global en 2020. Con el ascenso de Trump a la presidencia, corrige sus previsiones y anticipa la llegada de un nuevo régimen político en la potencia hegemónica: "¡El fascismo como mecanismo de defensa de la debacle!".

Toda nuestra historia militar de independencia, da cuenta de cómo pequeñas unidades militares derrotaron a miles de tropas imperiales españolas. El genio militar de Bolívar, brilla en las victorias obtenidas ante las huestes imperiales europeas. Lo expresaba, el Teniente General Pablo Morillo y Morillo en carta al Rey Fernando VII en marzo de 1816, rindiendo cuentas de la expedición española de pacificación: "El habitante de Santa Fe se ha mostrado tímido; el de Venezuela, audaz, malvado y sanguinario" (…) "Probablemente, los habitantes del virreinato no nos habrían resistido con tanta obstinación si no hubieran estado ayudados por los venezolanos..." En otra comunicación, Morillo, le escribe a su Rey: "Su Majestad, este pueblo de Margarita, estos soldados de Margarita, salieron casi desnudos a dar su pecho contra las mejores tropas del Rey. Eran como leones y peleaban como gigantes". Cuando el general Morillo regresa a España, el Rey le reclama: cómo es posible que unos salvajes lo hayan derrotado a él, que había peleado contra Napoleón y derrotado sus tropas. Morillo, le responde: "Su Majestad, es que no son ningunos salvajes. Si usted me da un Páez y cien mil llaneros de Guárico, Apure y Barinas, le pongo a Europa completa a sus pies". De esa pasta, está construido el gentilicio nacional, sus tropas y fuerza armada nacional bolivariana, su pueblo, su gobierno y dirigencia revolucionaria, chavista y patriótica. Este primer golpe, dado por las fuerzas militares estadounidense contra el pueblo y nación bolivariana, se ha constituido en una derrota para las fuerzas imperialistas. A tal punto, que los belicistas del gobierno imperialista, en declaraciones posteriores, han sacado de su vocabulario una frase recurrente y sobre utilizada: uso de la opción militar. No quedándoles otra opción, sino retomar las armas de las sanciones como mecanismo fallido capaz de doblegar la voluntad de resistencia del pueblo, gobierno y fuerza armada nacional bolivariana antiimperialista.

No podrán con nosotros/ Nunca más podrán/Nunca más podrán con nosotros, Rise in Hard Days (https://www.youtube.com/watch?v=DjFFpGPQvPA)

Caracas, 15-03-2019



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1919 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a277045.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO