Informe petrolero

Como venezolano y ciudadano de este país, copropietario de la riqueza petrolera, tengo el derecho de estar informado a diario , así como el presidente Chávez lo exigía a sus ministros del área, sobre cuál es la situación petrolera, la producción del día, el ingreso por su venta, flujo de caja, los contratos cumplidos y los nuevos contratos, dificultades para producir y su resolución, proyecciones a futuro de precios y producción, rentabilidad bruta y neta, proyectos de toda índole, situación laboral, número de empleados,, inversiones actuales y futuras, situación con socios estratégicos, investigación,etc.

Es tan importante para el país conocer y manejar el Informe Petrolero, que debería ser un tema del Constituyente. La nueva Constitución, en el Proyecto Constituyente, debería contener un Capítulo dedicado en exclusiva al asunto petrolero. Es tan importante que no puede estar en manos de lo que piense o se le ocurra a un ministro o presidente. Venezuela es y será un Estado Petrolero por muchísimos años más En parte, quizá gran parte, la actual situación miserable de la producción petrolera y de PDVSA se debe a la tesis esgrimida por la actual administración, en los días de los bajísimos precios del crudo, de que había comenzado la era pos petrolera

Indudablemente una visión sin proyección hacia el futuro que trajo como consecuencia el abandono de la exploración en búsqueda de nuevos yacimientos y del mantenimiento de la infraestructura, el descuido y la improvisación en la administración de la empresa, la falta de controles y vigilancia necesarias por parte del Ejecutivo Nacional, la imprevisión y descontrol en el manejo de los recursos.

Las ultimas noticias sobre la situación geopolítica –económica mundial presagian un futuro incierto. El precio del Petróleo vuelve a escalar en búsqueda de su verdadero y justo valor y nos encuentra en la peor situación que se pueda imaginar. No podemos producir lo suficiente para aprovechar los beneficios de los altos precios. Necesitamos concentrarnos en la búsqueda de alternativas que nos permitan avanzar a través de la tormenta. Los Estados Unidos no se pueden permitir un precio sobre cien Us$ del barril del crudo sin peligro de caer en recesión. Así lo dicen los expertos.

Es hora de jugar a la Alta Política. Lo queramos o no, estamos en el tablero del juego. Se habla de la guerra económica en contra de Venezuela y hasta de una posible invasión, que así logremos superarla, nos dejara destruidos y enlutados. Vamos a jugar en el mercado mundial como potencia petrolera, con voz propia, cambiemos el Discurso, somos una gran nación civilizada o no? No más intercambio de insultos y política de propaganda y eslogans. Yo no veo al presidente Putin o al presidente Ping despotricar constantemente en contra del imperialismo y sus lacayos. Los discursos de estos dos dirigentes mundiales, hacia cuyos países si están apuntando en verdad los misiles con cabezas nucleares del imperio, están llenos de propuestas económicas y de búsqueda de soluciones.

Estados Unidos quiere petróleo y nosotros tenemos. Y estamos a solo cuatro días de navegación. Ese es nuestro negocio, vender petróleo, de eso vivimos y viviremos, Pero eso sí, cese a la guerra económica y a la intervención. A tratarnos como gente civilizada. Nos toca a los venezolanos vigilar porque el gobierno cumpla con sus funciones y resolver nuestros asuntos. Y porque se produzca petróleo, mucho petróleo, que para eso tenemos bastante.

 

abog.paez.rosales@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 486 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /energia/a270588.htmlCd0NV CAC = Y co = US