Corrección Rafael Ramírez, no son 4.139 millones de dólares, son 41.391 millones al año lo que está perdiendo Venezuela por la caída de la producción petrolera

El país entero conoce la debacle profunda que ha sufrido PDVSA en los últimos 5 años, que la coloca al borde del colapso, y pone en serias dudas su viabilidad como empresa rentable. La presente aclaratoria la realizo simplemente para que no queden dudas de la destrucción que ha ocasionado el gobierno de Nicolás Maduro, sobre nuestra principal fuente de ingresos, y motor de nuestra economía.

Tomo de Aporrea un fragmento del artículo "Gobierno Infame" publicado por el ingeniero Rafael Ramírez, el día domingo 19 de agosto, donde manifiesta lo siguiente: "Por la incapacidad e irresponsabilidad de Maduro en el manejo del tema petrolero, en PDVSA, hemos ¡perdido1.8 millones de barriles al día!, a un precio promedio de 63 dólares el barril, estamos hablando de ¡113.4 millones de dólares cada día, que se dejan de recibir, 4.139 millones de dólares al año!"

Si nos vamos a una simple operación matemática encontraremos el pequeño error de cálculo cometido por Rafael Ramírez: La pérdida diaria corresponde a 113.4 millones de dólares, si multiplicamos esa cantidad por los 365 días del calendario obtenemos la cifra de 41.391 millones de dólares, y no los 4.139 que coloco Ramírez en su artículo. Una diferencia enorme, y que habla a todas luces de la compleja situación por la cual está atravesando la empresa petrolera.

Rafael Ramírez, es actualmente, y por mucho, al articulista más leído de Aporrea; sus escritos, donde expone la terrible situación de la industria petrolera, y la crisis terminal que afronta el país, son leídos por más de 100.000 personas en las primeras 24 horas después de su publicación. Además, está claro que es un conocedor del mundo petrolero, por tanto, su pequeño lapsus me imagino se corresponde a una simple omisión involuntaria. Dado el impacto que pueden generar sus artículos, y el alcance de los mismos, fue que decidí hacer la corrección a las cifras presentadas por Ramírez; no hay que dejar espacio para la confusión; quienes de alguna forma nos hemos convertido en comunicadores, tenemos la obligación de ser meticulosos con la información que presentamos a nuestros lectores, mucho más, cuando existe una diferencia tan marcada entre una cifra y otra, como es el caso de los datos presentados por el ex presidente de PDVSA.

Es importante poner en perspectiva la magnitud de las pérdidas que ha sufrido el país por la ineptitud criminal del régimen de Maduro, y los aprendices de brujo que ha puesto al frente de la industria petrolera; cinco años atrás Venezuela estaba produciendo 3 millones de barriles de petrolero al día, hoy, escasamente, 1.2 millones, y continuamos descendiendo a ritmo de vértigo. La producción actual apenas alcanza para cubrir nuestro consumo interno de combustibles, y para honrar las deudas contraídas con Rusia y China; lo que nos indica, que el ingreso de divisas por concepto de exportaciones petroleras se acerca a un nivel cero, es decir, que, de seguir por este rumbo pronto dejaremos de recibir ganancias por la venta de nuestro recurso más importante, y que genera el 95% de las divisas que ingresan desde el exterior, y además, con las cuales se cubren las menguadas importaciones que todavía se están realizando.

La pérdida bruta en términos de producción es de 1.8 millones de barriles por día, que como señalamos anteriormente representarían a un precio promedio de 63 dólares, un total de 41.391 millones de dólares en un año. Observen ustedes los siguientes datos: en el 2012 el volumen total de nuestras importaciones sumo casi 45.800 millones de dólares, el monto más alto de nuestra historia, mientras, que, el año pasado las importaciones sumaron apenas 10.651 millones de dólares; es decir, que con el dinero que se ha perdido por la baja en la producción petrolera podríamos cubrir en un porcentaje significativo, los requerimientos de mercancías de toda Venezuela, y sin duda, no tendríamos los elevados índices de escasez que presentamos actualmente. Por otra parte: ¿Cuántas escuelas se podrían construir con ese dinero perdido por la ineptitud de este gobierno? ¿Cuántos hospitales? ¿Cuantas carreteras? ¿Cuántos muertos nos habríamos ahorrado por disponer de sus medicamentos?; pero eso ya no va a pasar, Maduro y su gobierno se encargaron de destruir PDVSA, y con ello mataron la esperanza de que nuestro pueblo pueda tener niveles de vida por lo menos aceptables. Es un crimen lo que han hecho, imperdonable, deplorable desde todo punto de vista, y lo peor, es que se negaron siempre a tomar los correctivos para evitar esta tragedia.

Venezuela y los venezolanos tenemos la obligación de tomar las riendas de nuestro destino; Maduro y su gobierno ya no tienen nada que mostrarnos, que no sea ruina y destrucción. Deben irse ya, es imperioso, necesario, se trata de una cuestión de vida o muerte. No podemos permitir que nos regresen a la edad de las cavernas. Venezuela es un gran país, podemos pertenecer a la elite del mundo desarrollado si nos lo proponemos, tenemos los recursos, y la gente preparada para ello. Pero eso no ocurrirá mientras tengamos a estos depredadores merodeando los pasillos de Miraflores.

Hoy más que nunca debemos estar unidos en un solo propósito; salvar a Venezuela, para llevarla al sitial de honor que se merece, y que nosotros, podamos vivir dignamente, progresar, y ser felices en nuestra tierra de gracia.

Que dios nos proteja y guíe en este pasaje oscuro de nuestra historia.

 

Leisserrebolledo76@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 908 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /energia/a268092.htmlCd0NV CAC = Y co = US