Del negocio de los hidrocarburos, su realidad científica y el asunto del aumento de la producción venezolana

En Venezuela la tradición en los negocios de los hidrocarburos cuenta con una evolución de más de 130 años, siendo esta, más en sentido técnico, que legal o financiero, por lo que la labor profesional, técnica y obrera especializada es de muy alta capacidad, por la complejidad que representan estas actividades en el país, destacando el hecho que esa experiencia técnica, en la mayoría de los casos no ha podido ser capturada por la propiedad intelectual Venezolana.

Ahora bien para el desarrollo de una política petrolera en la práctica se consideran dos variante para sus diseño; el establecimiento de una política de expansión volumétrica, que consiste básicamente en la extracción y explotación de la mayor cantidad de hidrocarburos posible, bajo las técnicas conocidas, menor coste y menor tiempo, sin considerar la racionabilidad del mantenimiento de reservas, o el establecimiento de una política de no expansión volumétrica, que básicamente consiste en la extracción y explotación de los hidrocarburos, bajo las técnicas conocidas, menor coste y el mejor tiempo planificado para el fin, considerando elementos de racionabilidad de las reservas por motivos de economía nacional y demás variantes del mercado. siendo este último, el mercado nacional o internacional y la política a desarrollar por el productor, quien marca en cierta forma a la oferta y demanda, que a su vez delinea el aumento o disminución de una producción en un momento determinado, según las capacidades técnicas, legales, financieras e inversión que el productor desee coordinar para tal fin. Considerando más para el aumento que para la disminución de una producción, los elementos técnicos, especialmente en las áreas de exploración y producción de hidrocarburos

En el caso de Venezuela y el asunto del aumento de producción, pasa inicialmente por el análisis de la explotación de sus yacimientos en el tiempo, refriéndonos en primer plano a que la explotación a gran escala de hidrocarburos comienza en 1914, bajo una política de expansión volumétrica, lo que inevitablemente ocasionara un agotamiento de los yacimientos, siendo relevante recalcar lo analizado por el Sr. Marion King Hubbert geofísico de Shell en Houston, Texas y sus estudios sobre la disponibilidad de las reservas petróleo y gas natural, conocida como el cenit del petróleo o agotamiento del petróleo. Que predice que la producción mundial llegará a su cenit y después declinará tan rápido como creció, resaltando el hecho de que cuando se descubre una reserva petrolífera su reducida producción empieza con muchas limitaciones debido a toda la infraestructura que se requiere instalar para que el yacimiento pueda ser explotado a pleno rendimiento y solo una vez instalado lo necesario la producción aumenta, pero en algún momento se alcanza un nivel de extracción que no puede ser rebasado por muy avanzada tecnología que se use o por mucho que se hagan más pozos, generándose el pico y disminuyendo irremediablemente y cada vez más rápido por su condición natural la producción, determinando que la extracción, transporte y procesado de cada barril extraído cuesta más energía que la contenida en él y la extracción de crudo con fines energéticos deja de ser rentable por lo que ese campo sería abandonado, es decir, cada barril se hace, progresivamente, más caro de extraer hasta que la producción deja de ser rentable al necesitarse gastar más cantidad de crudo, que el que se obtiene de extraerlo

 

 

 

 

Este cenit petrolero, fue predicho para Venezuela para el año de 1970, siendo el pico en 1971 cuando a sabiendas de esto se obtuvo una producción 3.700 MBD, declinando hasta el 2004, cuando se logró una recuperación a una producción de 3.254 MBD, continuando la tendencia al declive en las cuencas tradicionales de Oriente, Apure, Falcón y Maracaibo, empezándose en los 90 a ver como se compensa la producción con el hidrocarburo de la Faja Petrolífera del Orinoco, cuyo crudo en su mayoría presenta características químicas que lo califican como pesado y extra pesado.

Por lo que en razón de lo anteriormente descrito y del desarrollo de una estrategia de negocios para un posible aumento de producción, primeramente se deben realizar inversiones en exploración y re exploración áreas consideradas como tradicionales, con el objeto de integrar reservas probadas que son los volúmenes de crudo estimados recuperables con razonable certeza, de acuerdo con la información geológica y de ingeniería disponible, bajo condiciones operacionales, económicas y de regulación legal, igualmente estas reservas se dividen en desarrolladas y no desarrolladas, que corresponden al concepto de sometidas o no a explotación.

Siendo el punto a resolver en forma clara y auditable, en cuanto a la contabilidad de los hidrocarburos, cuantas son las reservas probadas de liviano y mediano desarrolladas o no desarrolladas con que cuenta el país en forma inmediata, y las cantidades de pesado y extra pesado recuperable con un factor de recobro actual y técnicamente posible de los hidrocarburos de la faja petrolífera, en franca determinación de las condiciones geológicas y de explotación que en esta última cuenca son muy variante en cuanto a su propiedades sedimentológicas, de los fluidos y en particular de la energía, solo posible mediante el estudio adecuado del dato científico de exploración y producción existente o por generar, con el objeto de verificar si es posible aumentar producción bajo una premisa de sostenibilidad de producción en el tiempo.

Comenzando este proceso medular y altamente complejo desde el punto de vista técnico y científico, por los análisis de la data estática integrada por información geológica de litología, propiedades petrofísicas de la roca, propiedades de fluidos, muestreo de superficie y subsuelo, análisis sísmicos, registros electromagnéticos, datos de presión, volumen y temperatura del yacimiento entre otros, que permitan construir modelos estructurales, estratigráfico, sedimentológico y geoestadistico, en forma científica y tecnológica.

Simultáneamente la realización de los análisis de la data dinámica integrada por la información de producción, concerniente a los datos de fluidos, datos de completacion de un pozo, datos de inyección de agua, relación gas petróleo, presión, cambios se saturación, carpetas de pozos entre otros, que permiten construir modelo de perforación y producción de pozos.

Integrando ambas datas estática y dinámica en un estudio interpretativo y multidisciplinario de los yacimiento, como una unidad geológica e hidráulica integral, con el fin de describir la naturaleza y geometría; calificar y cuantificar propiedades de la roca y fluidos para establecer una distribución y unos volúmenes recuperables de crudo, mediante herramientas computarizadas, que permite simular el comportamiento de los fluidos, con el objeto de cuantificar los riesgos asociados al desarrollo de áreas de explotación, cuantificar los beneficios de incorporar nuevas tecnologías y optimizar la gerencia de yacimientos, métodos de recuperación, en permitir la maximización de la producción y del valor presente de la inversión.

Considerándose los casos, de pérdida de productividad o inyección, parcial o total, natural o inducida de un pozo, como resultado de un contacto de la roca con fluidos o materiales extraños, o de una obstaculización de los canales permeablemente asociados con el proceso natural o artificial de producción, en fin cualquier restricción al fluido en su capacidad productiva conocidos daños a la formación.

Siento los estudios integrados y simulaciones de yacimientos, necesaria para delimitar la estrategia de negocios técnicas y financieras de la industria, desarrollada mediante las contrataciones públicas, presupuestos y demás aristas legales institucionales, que permitan un aumento eficiente de la producción en forma razonable, para poder generar en forma clara y geográfica las matrices de insumo - producto, de servicios, bienes y obras requeridas para el plan operacional, diseño de infractrutura, explotación, refinación , comercio y suministro armonizadas con las políticas públicas, económicos, sociales y de ordenación política territorial requeridas para el desarrollo sustentable del país y del sector no petrolero.

Por lo que el asunto del aumento de una producción, es más un tema científico, tecnológico y de eficiencia del presupuesto, que un supuesto moral, incompatible con los hechos de la arte petrolero.

Abg.

gilbertojose.leon@gmail.com

Dedicado a: Gilberto León y Ramón Escar


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 865 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /energia/a266228.htmlCd0NV CAC = Y co = US