Energías limpias

¡Podemos vivir sin dinero! (III)

En el presente, no tenemos por qué estar quemando combustibles fósiles. No tenemos por qué estar usando contaminantes del medio ambiente. No tenemos por qué estar aumentando el calentamiento global. No hay ninguna razón para estar despilfarrando caprichosamente los recursos naturales y finitos del planeta. Pero lo estamos haciendo porque nos lo imponen los intereses de la élite egoísta que domina el planeta, que se ha apoderado de los hidrocarburos y de su mercado, a nivel global.

Hay muchas fuentes de energía limpia, abundante, disponible y gratuita, para satisfacer las necesidades de todos los habitantes del planeta y que las podemos disfrutar todos los seres humanos. Pero ha faltado la voluntad de aprovecharlas e impulsar su utilización en beneficio de toda la población, porque ha habido un comportamiento egoísta de parte de la élite mundial, movida por el único objetivo de conservar sus privilegios sobre los demás, como veremos a continuación.

Normalmente no pagamos por el calor del sol que recibimos o el aire que respiramos, (por ahora), pero de continuar imperando la Economía Basada en el Sistema Monetario EBSM, terminaremos haciéndolo, porque en este sistema todo tiene un precio. (Actualmente, tenemos que pagar por el agua que recibimos por la grifería y en muchas partes hasta obligan a pagar por el agua lluvia o por el agua subterránea, aunque nadie, salvo la naturaleza, la suministre).

La energía solar existe en tal abundancia que comprarla no tendría sentido. Hablando lógicamente, si hubiese recursos abundantes y tecnología para producir lo que necesitamos, como comida, vestido, vivienda, transporte y entretenimiento, con suficiente abundancia, no habría razón para vender o comprar nada. De la misma forma, si la automatización de la maquinaria y los equipos fuera tan tecnológicamente avanzada como para aliviar a los seres humanos del trabajo material, tampoco habría razón para estar obligados a trabajar.

La Economía Basada en Recursos EBR, promovida por el Proyecto Venus, busca eliminar el mayor trabajo humano posible mediante la automatización, la robotización y el aprovechamiento al máximo de los avances científicos y tecnológicos, así como proporcionarle a cada ser humano el más alto nivel de vida posible, dándole acceso a todas sus necesidades, como vivienda, alimentación, salud, educación, entretenimiento, etc., sin necesidad de pagar, endeudarse o trabajar. Con estos aspectos sociales resueltos, no habría razón para necesitar dinero en absoluto.

“Lo más importante es satisfacer las necesidades humanas de todos, no obtener ganancias económicas para unos pocos.”

Ahora bien, la pregunta que surge es:

¿Tenemos en la Tierra los recursos suficientes y el conocimiento tecnológico para crear una sociedad de tal abundancia que todo lo que tenemos ahora pudiese estar disponible sin un precio y sin la necesidad de sumisión a través del trabajo humano?

Y la respuesta es:

¡Sí los tenemos!

Tenemos los recursos y la tecnología para permitir esto, junto con la habilidad de elevar los estándares de vida a niveles aun más altos que los actuales. Tenemos recursos naturales, energéticos, humanos, conocimientos científicos, tecnológicos, etc., suficientes y abundantes para erradicar totalmente la pobreza, la escasez, el hambre, las enfermedades y todos los principales males que afectan a la gran mayoría de la población del planeta.

Pero nunca les hemos pedido o planteado a nuestros científicos o a nuestras universidades el problema de cómo diseñar una sociedad que elimine el aburrimiento y el trabajo monótono, que elimine los accidentes de transporte, que le permita a toda la gente tener un alto nivel de vida, que elimine la contaminación del ambiente, el recalentamiento global y los tóxicos de nuestra comida, que nos proporcione otras fuentes de energía que sean limpias y eficientes.

¡Podemos y debemos hacerlo!

La diferencia fundamental entre una EBR y una EBSM es que una EBR tiene como primera prioridad la calidad de vida de la mayoría de la gente y su bienestar y en cambio en la EBSM el principal interés es el lucro económico para unos pocos.

Las energías alternativas impulsadas y promovidas por las corporaciones y empresas transnacionales, como la obtenida a partir del hidrógeno, la biomasa y la nuclear son altamente insuficientes, peligrosas y han sido propuestas, únicamente para perpetuar la estructura de lucro que ha creado la industria. Cuando vemos más allá de la publicidad y la propaganda, observamos que existen muchas soluciones diferentes y una larga lista de energías limpias, abundantes y renovables para generar potencia y mejorar nuestra calidad de vida.

La energía solar y la del viento son las más conocidas, pero su verdadero potencial permanece desaprovechado.

Según la opinión de muchos científicos, expertos e ideólogos, la tecnología no ha resuelto todavía todos nuestros problemas porque el sistema económico actual, basado en el uso del dinero y el lucro, obstaculiza su aprovechamiento e impide su utilización extensiva.

El uso y abuso de las patentes ha permitido que las tecnologías sean propiedad de las empresas privadas más poderosas y las guerras han servido para justificar que unos pocos se apoderen de los recursos naturales que pertenecen a toda la humanidad.

Muchas tecnologías son propiedad de grandes empresas privadas que buscan obtener ganancias ilimitadas, otras empresas tienen que competir con sectores poderosos y obsoletos y otras no pueden desarrollarse por falta de dinero, además de que los recursos naturales son propiedad de naciones o de grandes empresas que los explotan únicamente para satisfacer su propio beneficio, sin importarles el daño que puedan causar a la humanidad.

El PROYECTO VENUS, mediante la Economía Basada en Recursos EBR, propone el uso de fuentes de energía abundantes y limpias, cuyo uso ha sido obstaculizado por intereses económicos de unos pocos que se han adueñado del petróleo y el gas a nivel mundial.

Para tener mayor información y conocer más sobre el PROYECTO VENUS, recomiendo nuevamente visitar el canal Youtube.

La energía derivada del sol es de tal abundancia que una hora de luz del medio día contiene más energía que la que el mundo entero consume en un año. Si capturáramos una centésima parte de esta energía, el mundo no tendría que utilizar petróleo, gas u otra fuente contaminante. La cuestión no es la disponibilidad sino la tecnología para enagenarla y existen muchos métodos avanzados para lograrlo, pero han sido entorpecidos y ocultados por intereses del mercado y las estructuras energéticas establecidas.
Tenemos también la energía del viento (eólica), la cual, algunos han considerado como débil e impracticable por estar disponible en zonas usualmente alejadas de los lugares de consumo. Pero esto, simplemente es solo una disculpa. El departamento de energía de Estados Unidos admitió en 2007 que si el viento se cosechara en su totalidad en solo tres de los 50 estados de la unión, se generaría potencia suficiente para la nación entera.
También está la energía de las mareas (mareomotriz) y la de las olas (undimotriz). La potencia de las mareas se deriva de los cambios de marea en los océanos. Instalando turbinas convenientemente situadas, se puede capturar este movimiento y generar abundante energía limpia. En el Reino Unido se han registrado más de 40 sitios adecuados para obtener este tipo de energía y se asegura que el 34% de toda la energía que requiere el Reino Unido podría obtenerse a partir de la energía mareomotriz solamente.

El poder de las olas se puede extraer de la superficie en movimiento del océano. Se estima que tiene un potencial global de hasta 80.000 Teravatios hora al año. Esto significa que el 50% de la energía que requiere el planeta pudiera ser producida por este medio. Es importante señalar que la energía de las mareas, las olas, la luz solar y el viento, virtualmente no requieren energía preliminar para enagenarla, no como el carbón, el petróleo, el gas, el hidrogeno, etc.

Entonces, en combinación, solamente estos cuatro medios con adecuada tecnología podrían potenciar al mundo para siempre con energía totalmente limpia y gratuita. Pero existe otra forma de energía limpia y renovable que les gana a todas juntas, que es la energía geotérmica.

La energía geotérmica es una energía renovable que se obtiene mediante el aprovechamiento del calor natural del interior de la tierra. A través de un simple proceso se pueden generar cantidades masivas de energía limpia. En 2006 un estudio del MIT (Massachusetts Institute of Technology), reveló que existen disponibles en la tierra 13.000 ZJulios de energía con la posibilidad de obtener 2.000 ZJulios muy fácilmente con tecnologías mejoradas. La energía total consumida en todo el planeta es de 0.5 ZJulios al año. Esto significa que disponemos por cerca de 4.000 años de energía, para todo el planeta usando solamente energía geotérmica. No hay duda que tenemos energía ilimitada, limpia, gratuita y sin necesidad de producir contaminación ni calentamiento global.

¿Y qué podemos decir del transporte?

Los medios de transporte que prevalecen en la actualidad son el automóvil y el avión, los cuales utilizan combustibles fósiles. En el caso del automóvil, la tecnología de baterías necesarias para potenciar un coche eléctrico que pueda andar a una velocidad de 170 Km/h por más de 320 Km con una sola carga, ya existe y ha existido desde hace muchos años. Además, últimamente se han descubierto nuevos materiales, más livianos, más resistentes y mejores conductores, como el grafeno, que permitirían fabricar baterías más eficientes, potentes y duraderas. Sin embargo gracias a patentes de baterías controladas por la industria y debido a presiones políticas, su utilización aun está limitada. No hay absolutamente ninguna otra razón que el puro interés corrupto del lucro, para que cada vehículo del mundo no use energía eléctrica limpia, sin la necesidad de usar gasolina.

En cuanto a los aviones, es tiempo de aceptar que este medio de transporte es ineficiente, pesado, torpe, lento y causa muchísima contaminación. El tren Maglev es la solución adecuada para reemplazar al avión. Usa imanes para su propulsión, está completamente suspendido sobre un campo magnético y requiere menos del 2% de la energía usada para viajar en avión; el tren no tiene ruedas así que nada puede gastarse. La actual velocidad máxima es de 570km/h sin embargo esta versión tiene ya varios años. Estudios realizados permiten predecir la posibilidad de un tren Maglev dentro de un tubo al vacío que podría viajar a 6440 Km/h sin percepción de movimiento ni fricción, sobre la tierra o bajo el agua.

Como podemos observar, no existen razones más allá del puro interés corrupto y egoísta de una élite global privilegiada, que se ha apoderado de los recursos naturales del planeta que pertenecen a toda la humanidad, quienes impiden que la inmensa mayoría de la población humana pueda disfrutar de esa enorme cantidad de energías limpias y que somos justamente nosotros, los despojados de esos recursos, quienes debemos unirnos en un solo frente para recuperarlos.

Es imprescindible, necesario y conveniente que los habitantes del planeta que constituimos el sector menos privilegiado, sumemos nuestros esfuerzos para crear y desplegar una gran campaña, con el auxilio  de los medios de comunicación e información, a nuestro alcance, las Redes Sociales (facebook, twiter, whatshapp, instagram, etc), hacia la realización de un Movimiento Internacional para promover y convocar un Gran Referendo Mundial con el fin de declarar todos los recursos naturales y las tecnologías como Patrimonio Mundial de la Humanidad, haciendo incluso, un llamado a Hollywood e invitando a todos los grandes directores y artistas   a que se unan para realizar una gran producción cinematográfica con el fin de promover y fortalecer dicho Movimiento Internacional y salvar la Humanidad, pues de no ser así, vamos hacia su destrucción inexorablemente.

Nuevamente invito a todos los lectores para que nos sumemos desde este momento, desde nuestra posición y con los medios a nuestro alcance para aportar nuestro grano de arena y ayudar a cambiar el mundo que hemos vivido para dejar a las generaciones futuras, nuestros herederos, unas condiciones de vida mucho mejores a las que hemos tenido nosotros, lo cual es posible debido al enorme adelanto tecnológico que tenemos y por lo cual ellos nos recordarán sin duda, muy agradecidos.

  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 698 veces.



Gilberto Hernández Ortíz

Graduado en la universidad Nacional de Colombia en Licenciado en Ciencias de la educación especializado en el área de Física y Matemáticas Postgrado en Educational Media en la Universidad de North Carolina A&T State University año 1984 - Greensboro, N.C Prof. Jubilado de la Univ. de Oriente (Núcleo Anzoátegui)

 gilnandez@hotmail.com

Visite el perfil de Gilberto Hernández Ortíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gilberto Hernández Ortíz

Gilberto Hernández Ortíz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /energia/a260706.htmlCd0NV CAC = Y co = US