Ley pico y placa, colas, corrupción y chillido gasolinero

La retoma del control de las estaciones de servicio en Municipio José Antonio Páez del estado Apure, realizada este 16 de abril por parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ( Fanb ) ha ocasionado diferentes reacciones en diversos sectores de la sociedad alto apureña.

Por una parte la gran mayoría que son ciudadanos honestos, han saludado la reciente gestión de la Fanb frente al control de acceso a las estaciones de servicio, dejando al descubierto lo que se venía denunciando sobre el tráfico de influencias y la forma perversa y corrupta con que algunos integrantes de la auto denominada contraloría social dirigida desde la casa de gobierno por el Bachiller Luis Toloza, condicionaban el acceso de los ciudadanos a las estaciones de servicio, sometiéndolos a abusos, maltratos, vejámenes y humillaciones.

Por otro lado se escuchan algunos chillidos:

Chillan los auto denominados contralores sociales, porque se les dañó el negocio de cobrar entre cinco y diez mil bolívares dependiendo del tipo de vehículo, para los usuarios evitar hacer la cola o para abastecerse de combustible el día que no se está autorizado, según la "LEY PICO Y PLACA" impuesta por los militares.

Chillan los operadores de los surtidores de combustible (bomberos) quienes en complicidad de algunos administradores de las estaciones de servicio cobraban entre cinco y diez mil bolívares por permitir a muchas personas inescrupulosas utilizar dos, tres, cuatro y más tarjetas electrónicas identificadoras TAG ("CHIP") que no corresponden a los respectivos vehículos.

Chillan muchos vecinos a las estaciones de servicio, quienes cobraban entre cinco y diez mil bolívares por cuidar un puesto en la cola y permitir estacionarse desde el día anterior frente a su casa, para poder abastecerse de combustible.

Chillan muchos conductores de las unidades de servicio público, quienes en lugar de prestar el servicio público de transporte se dedican a vender el combustible y los quieren someter a la "LEY PICO Y PLACA" impuesta por los militares.

Chillan muchos conductores de las gandólas de la ENT (Empresa Nacional de Transporte) filial de PDVSA, quienes tienen la responsabilidad de transportar el combustible desde la planta de llenado hasta las estaciones de servicio, por cuanto en la actual situación, perdió interés la cooperativa fantasma de traficantes de combustible, encargada de recogerles la mesada "UN POTE" para que manejen de noche y sin descanso para llegar temprano a su destino.

Esta mejoría y fluidez de la cola, en el proceso de ingresar a las estaciones de servicio a abastecerse de combustible, se siente cada vez que se transfiere el control a un nuevo grupo (sea de militares o de ciudadanos). Claro está, mientras se adaptan al sistema perverso y corrupto del tráfico de influencias y el "cuanto hay pa´ eso".

La "LEY PICO Y PLACA" impuesta por los militares, genera hasta tres colas cuando el combustible no llega regularmente, y ante la incertidumbre en el abastecimiento de combustible a las estaciones de servicio, la falta de gestión e información a los usuarios por parte de la unidad de comercialización de PDVSA y los administradores de las estaciones de servicio, ocasiona angustia entre los usuarios, provocando las diferentes formas de corrupción antes señaladas y favorece a quienes se dedican a hacer negocio con el control de ingreso a las estaciones de servicio, generando de esta manera un perverso circulo vicioso.

De acuerdo a:

  • Artículo 20 del Decreto Sobre Organización y Funcionamiento de la Administración Pública Nacional.
  • Artículo 11 y artículo 77 en sus numerales 1,3 y 19 del Decreto 6217 con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública.
  • Artículo 16 de la ley Orgánica de Procedimientos Administrativos.
  • Artículos 1, 4, 7, 8 y 60 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos.
  • Artículos 1, 2, 3, 7, 13 y 15 de la Ley Orgánica de Reordenamiento del Mercado de los Combustibles Líquidos.
  • Artículos 41 y 42 de la Resolución 002 del 23 de Enero del 2012, publicada en Gaceta Oficial N° 39.875 el 23/03/2012.

El Ministerio del Poder Popular de petróleo, es el único Órgano Nacional competente en todo lo relacionado con la administración de los hidrocarburos y en consecuencia el único facultado para establecer políticas, resoluciones, decretos , providencias, instructivos, circulares y órdenes para inspeccionar trabajos y todas las actividades inherentes en esta materia. Por tanto, para que cualquier autoridad distinta pueda realizar cualquier actividad o cooperación en esta materia, deberá previa y necesariamente ser coordinada con el Ministerio de Petróleo como único órgano nacional competente.

En el caso que nos ocupa, no existe ninguna solicitud ni autorización del Ministerio de Petróleo a la Fanb, para implementar políticas en relación a las normas para la instalación, funcionamiento, operación y regulación del sistema de control de suministro de combustible en las estaciones de servicio ubicadas en los estados fronterizos del país. Por otra parte, la Ley Orgánica de la Fanb, establece dentro de sus funciones el apoyo (no la sustitución) a otras ramas del poder público en la ejecución de tareas vinculadas a los ámbitos social, político, cultural, geográfico, ambiental, económico y en operaciones de protección civil en situaciones de desastre en el marco de los planes correspondientes.

La mencionada resolución N° 002 del Ministerio de Petróleo, no establece ningún tipo de clasificación de estaciones de servicio para vehículos particulares, motocicletas, transporte público, taxis, transporte de carga, transporte pesado, etc. Tampoco establece el suministro de combustible por número de placas. Solo se implementa un sistema automatizado "inteligente" que mediante una tarjeta electrónica identificadora o TAG, llamada comúnmente CHIP, la cual controla a cada vehículo la cantidad de combustible a suministrar de acuerdo a las políticas del Estado, sin la intervención de la mano del hombre. Razón por la cual, los ciudadanos tenemos la libertad y el derecho de abastecernos de combustible en la estación de servicio y el dia que nos resulte más conveniente o al necesitarlo, siempre y cuando no haya agotado el cupo asignado por PDVSA para el mes respectivo, cumpla con las políticas establecidas por el Estado y el sistema "inteligente" así lo determine.

El municipio José Antonio Páez del estado Apure, es el único municipio fronterizo donde la Fanb hace y decreta leyes a su antojo, desconoce Leyes Orgánicas, decretos, resoluciones, etc., en materia de hidrocarburos, usurpa funciones del Ministerio de Petróleo e imponen lo que han denominado la "LEY PICO Y PLACA", que conjuntamente con los auto denominados contralores sociales han convertido la actividad de abastecimiento de combustible en un perverso negocio. Esta perversión, ha hecho que los militares en vez de cumplir la función establecida en la resolución conjunta firmada entre el Ministerio de la Defensa y el Ministerio de Petróleo, la cual debe ser el brazo auxiliar del Ministerio de petróleo y realizar funciones de resguardo de las estaciones de servicio, se abrogan el derecho de disputarse con los auto denominados contralores sociales el control de las estaciones de servicio, sin que los unos ni los otros estén facultados por la ley para ejercer este tipo de control.

Ha quedado demostrado una vez más que la "LEY PICO Y PLACA" impuesta por los militares lejos de ayudar a resolver el problema, es un componente más de corrupción, y solo el respeto, el comportamiento ciudadano, la responsabilidad de los administradores de las estaciones de servicio y de los funcionarios del Ministerio de Petróleo en el cumplimiento de sus funciones, la Fanb como brazo auxiliar solo en funciones de resguardo de las estaciones de servicio, la aplicación y cumplimiento con todo su vigor de la resolución N° 002 del Ministerio de Petróleo del 23 de enero del 2012, publicada en la Gaceta Oficial N° 39.875 de la República Bolivariana de Venezuela, el 02 de marzo del 2012, la cual establece las NORMAS PARA LA INSTALACIÓN, FUNCIONAMINETO, OPERACIÓN Y REGULACIÓN DEL SISTEMA DE CONTROL DE SUMINISTRO DE COMBUSTIBLES EN LAS ESTACIONES DE SERVICIO UBICADAS EN LOS ESTADOS FRONTERIZOS DEL PAIS, son la clave para doblarle el brazo al problema de las colas en las estaciones de servicio de combustible, lo cual trae como consecuencia corrupción y malestar en la comunidad.

pueblorebelde_@hotmail.com

 Ing.

Colectivo Pueblo Rebelde



Esta nota ha sido leída aproximadamente 741 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US Y ab = '0' /energia/a244754.htmlCd0NV CAC = , co = US