El gobierno de Arabia Saudita es el peor enemigo comercial de Venezuela

La OPEP produce diariamente 30 millones de barriles de petróleo, su miembro más poderoso es el Reino de Arabia Saudita quien vende 9 millones y medio de barriles al día y tiene planes y enorme apoyo financiero para llegar a 10 millones y medio en el corto plazo.

Por su parte Venezuela no tiene plases de subir su producción debido a sus gigantescos costos que obligan a más endeudamiento, además su modesta producción petrolera inferior a los 3 millones de barriles diarios no le permite imponer los precios en la OPEP, aunque en su época la Presidencia de Hugo Chávez desarrolló una nueva e intensa política exterior petrolera que influyó significativamente en la cotización ascendente del barril.

Pero hoy la realidad es otra y se sabe que el gobierno saudita es un aliado estratégico de EEUU donde incluso los gringos tienen instaladas bases militares que son fundamentales para su dominación geopolítica sobre el Medio Oriente.

Gringos y sauditas tienen como interés común que el barril petrolero no vuelva a 100 dólares sino más bien que siga bajando. Esto es maravilloso para EEUU porque cuando caen los precios, los países petroleros se ven forzados a generar más petróleo para mantener su ingreso económico, de modo que al aumentar la oferta barata se beneficia del país comprador que mayor demanda energética tiene en el planeta, es decir: EEUU.

A este caso debemos añadir la innovación de los EEUU en materia de extracción del oro negro a través del denominado “petróleo de esquisto” que en inglés se conoce como “Shale Oil”. Se trata de petróleo obtenido mediante el uso de una poderosa fuerza hidráulica (Fracking) que penetra profundamente la tierra y destruye el “shale” o roca de esquisto, la cual es una formación sedimentaria que contiene gas y petróleo. Se dice que este tipo de extracción crea terribles efectos contaminantes contra el medio ambiente, sin embargo sigue siendo usado impunemente.

Ahora bien, con sauditas que no bajan su cuota de producción, con yanquis que aumentan su cuota mediante el uso de nuevas tecnologías agresivas y anti ecológicas, aunado a la complicidad o sumisión de países miembros de la OPEP que dicen ser entrañables amigos de Venezuela pero tampoco exigen reducción de producción, es evidente que la economía rentista petrolera venezolana se enfrenta a un futuro de precios petroleros cada vez más discretos.

Me pregunto qué haría Hugo Chávez si estuviera vivo hoy en este escenario de estrangulación económica planificada desde el exterior contra Venezuela. Me atrevo a decir que Chávez se habría salido de la intransigente OPEP en búsqueda de otras alianzas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5481 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a200121.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO