La motivación del docente como sujeto facilitador del conocimiento y valores en el Instituto Universitario de Aeronáutica Civil

Introducción

A lo largo de la historia, se ha observado en el mundo a los maestros como seres ejemplares que transmiten su conocimiento con el fin único de hacer de sus estudiantes mejores personas y sin importar los avances tecnológicos y la evolución constante del mundo, el docente está ubicado en un importante rol, reconocido dentro de la sociedad. Los maestros y docentes se han dedicado al servicio de enseñar y para ello existen diversas instituciones de formación académica, que hacen posible mediante sus diferentes mecanismos lograr el fin maravilloso de la enseñanza.

Las instituciones pueden ser públicas o privadas y de pendiendo de su categoría, puede variar el tipo de formación; por su parte, la Administración Pública, realiza gran cantidad de procedimientos o proceso y que en menor o mayor medida se encuentran en relación con las actividades de una comunidad, municipio, estado o nación; y en el caso de las instituciones públicas dedicadas a la educación, además de los procesos administrativos, por su carácter de formación educativa lleva implícito la realización de ciertas actividades académicas que deben ser efectuadas diariamente según la planeación académica de cada institución.

Generalmente hay muchos procesos y gestiones dentro de una institución, que depende de más de un área de trabajo y hay otros que suelen ser más independientes; sin embargo, en cualquiera de estos casos se requiere la intervención de personal motivado, calificado y capacitado para tal fin. Por otra parte, por la naturaleza de todo instituto académico, debe existir constante comunicación e interacción entre las áreas académicas y administrativas, de manera que todas las gestiones se lleven a cabo según los procedimientos establecidos y respetando los canales de control.

Es por ello, que este artículo tiene como propósito socializar una propuesta metodológica dirigida a mejorar la motivación del docente universitario y así fortalecer su desempeño como profesional docente.

Desarrollo

La mayoría de las instituciones universitarias de carácter público, se caracterizan por depender tanto organizativa como financieramente del Ministerio del Poder Popular para la Educación; por lo que la mayoría de los trámites administrativos deben ser remitidos para su revisión y aprobación, lo cual genera en algunos casos demora en los trámites administrativos, e incluso, cambios de directrices sin previo aviso; de allí la importancia de una eficiente planificación para garantizar las gestiones correspondientes en los tiempos estipulados y evitar retrasos o demoras en su ejecución, trabajando en función de minimizar los efectos de los factores externos sobre los cuales no existe un control directo.

Dentro de las instituciones universitarias, el talento humano cumple gran diversidad de funciones, las cuales abarcan las diferentes áreas y los distintos niveles o categorización del personal adscrito a cada cual; por ello en su nómina de personal cuenta con profesionales en las áreas administrativas, académicas, técnicos y profesionales en el área de cada especialidad y obreros, quienes demuestran día a día, alto grado de compromiso institucional, reflejado por el constante logro de las metas establecidas y la constante búsqueda superación.

Ahora bien, en lo que respecta al personal docente, en el IUAC se cuenta con una amplia lista de profesionales que ejercen funciones de docentes, algunos son trabajadores a tiempo completo y otros solo trabajan por horas; esto quiere decir que solo asisten a dar sus asignaturas en el aula y nuevamente se retiran. Aunque, es bien sabido que el personal docente es un recurso indispensable en cualquier institución educativa, porque son los encargados de impartir sus conocimientos y por ende participan activamente en todos los procesos de formación académico; por lo tanto, el investigador considera que el docente debe ser respaldado, atendido y formado por la institución para la cual trabaja, procurando su calidad de vida; lo cual se verá reflejado directamente en su desempeño laboral y en consecuencia en los futuros profesionales que se están formando.

Adicionalmente, es importante resaltar que es esencial, que cada profesor continúe en constante actualización, con respecto a los cambios que se dan en sus áreas de especialidad, e incorporar su mejoramiento profesional, puesto que el mundo está en constante cambio y evolución; teniendo en cuenta también que en las instituciones se cambia el diseño y contenido de su malla curricular, siendo necesario adaptarse al nuevo perfil del egresado, porque así lo exige el compromiso institucional y académico, teniendo adicionalmente presente la importancia del cumplimiento de los valores éticos y morales a inculcar en los futuros profesionales de la Nación.

Sin embargo, aunque los docentes que laboran en las instituciones universitarias, se esfuerzan por mejorar su capacitación, en algunos casos no cuentan con los recursos tecnológicos, financieros o la disponibilidad de tiempo para asumir dichos retos de mejoramiento profesional; además, para los docentes que trabajan por horas, se dificulta su formación en ciertas áreas más especializadas; generando cierta disparidad en la asignación de las asignaturas, porque en algunos casos se retiran en el transcurso del semestre, teniendo que asumir los docentes de planta dichos compromisos adicionales, lo cual implica una recarga adicional de trabajo. Aunado a esta situación, se suma los cambios improvisados que sin duda genera fallas en los procedimientos y por ende afectan directamente al docente, generando situaciones de incomodidad e incluso en ocasiones descontento y desmotivación.

Por otra parte, se debe acotar que los docentes reciben un pago por horas de clase, que es insuficiente para cubrir las necesidades mínimas, como valor agregado para el caso de los docentes que son plaza de la Institución, quienes además del pago de horas de clase cuentan con un salario que de igual manera no permite satisfacer las necesidades o compromisos mínimos en su vida cotidiana. Obviamente, este factor influye directamente en la motivación y estimulo de cada profesional de la docencia, los cuales en algunos casos deben buscar otras alternativas adicionales para poder aumentar sus ingresos.

Por ello, se considera necesario fortalecer la motivación del personal docente universitario, puesto que el factor motivación se debe tenerse en cuenta en todo momento, pues sin la motivación prácticamente sería imposible la enseñanza del aprendizaje; porque lleva consigo un sin fin de procesos intrínsecos que se reflejan en el comportamiento y afectan en este caso para alcanzar la labor de la docencia.

Igualmente, Perez, Avila, Tellez y Céspedes (2016), afirman que "La motivación como complejo sistema de procesos y mecanismos psicológicos determina la orientación dinámica de la actividad del hombre en relación con el medio" (p.3). Esto implica que una persona motivada, tiene la ventaja de poder transformar las situaciones que se le presentan, porque debido a la integración de sus procesos mentales, puede generar soluciones y adoptar una actitud positiva ante las adversidades, controlando sus respuestas a los estímulos que recibe de su entorno.

Es por ello, que a menudo se observan algunas personas que pueden controlar de una mejor manera sus emociones y sobreponerse ante las dificultades, mientras que otras son afectadas porque alteran su comodidad y pierden incluso el control de sus emociones, generando actividades nerviosas que pueden ser incluso nocivas para sí mismo y para su entorno. De allí, que algunas personas no puedan controlar sus impulsos y a menudo expresan sus emociones sin pensar en las consecuencias de sus palabras y acciones, lo cual, puede conllevar a situaciones de descontento e incomodidad en su ambiente de trabajo.

Se entiende entonces, a la motivación como un fenómeno psíquico, porque está asociado a la mente del individuo y a todo el conjunto de procesos que se generan en el cerebro, pues cada idea o pensamiento puede posteriormente transformarse en una acción; sin embargo, son muy subjetivos todos los cambios que pueden ocurrir en un determinado momento, porque existen gran cantidad de pensamientos previos a la decisión final de actuar y justamente dichos actos serán un reflejo de la actividad nerviosa que experimenta la persona, porque el cerebro va recibiendo una serie de estímulos que son procesados dependiendo de la situación de diferentes maneras, para posteriormente manifestar el reflejo de la imagen mental o imagen psíquica creada para una situación.

Y justamente es el comportamiento humano el que permite la interrelación de las personas entre sí y con su entorno; dependiendo del comportamiento de un individuo recibirá respuestas y tratos acordes a sus actitudes, siendo fundamental que cada persona se identifique en el espacio donde se encuentra y adopte un comportamiento adecuado a dicho ambiente y en función de las actividades que realice. Por ende, se puede decir que las cosas materiales también interactúan con el sujeto, generando a su vez procesos mentales que generarán algún tipo de respuesta y estimulo, en virtud de las necesidades de la personalidad y de la realidad de cada individuo, dando lugar al entendimiento, generando nuevos conocimientos, expresando sus emociones y aportando resultados e iniciativas, que de un u otra manera motivan al individuo a realizar sus actividades.

Quedando sobreentendido que el comportamiento del ser humano es un constante reflejo de su sentir, lo cual le induce a actuar de cierta manera y en función de sus decisiones y acciones podrá experimentar sentimientos, deseos, emociones, aspiraciones y propósitos que pueden dar lugar a nuevas actitudes de vida, a generar mejores condiciones de calidad de vida, al cumplimiento de sus actividades e incluso se pueden generar nuevas metas, y a medida que el individuo logré cumplirlas le proporcionará mayor satisfacción, convirtiéndose en un ciclo de eventos a favor del individuo que le permiten vivir motivado.

No obstante en el cumplimiento de sus actividades, pueden surgir nuevas circunstancias externas, que le generen insatisfacciones, que afectarán directamente sus deseos y en algunos casos tendrá que modificar sus proyectos o cambiar de dirección; las cuales se verán reflejados en su actuar y el grado de intensidad de su actividad o comportamiento dependerá de sus niveles de motivación. Tal es el caso del personal docente, que refleja las carencias y necesidades insatisfechas en la cotidianidad laboral, observando su descontento y desmotivación; debido a los diversos factores que en la actualidad afectan desde la perspectiva netamente laboral como general, teniendo en cuenta que el factor COVID – 19 ha causado efectos en la mayoría; observando por supuesto en algunos docentes una actitud positiva y de perseverancia, porque a pesar de las problemáticas adoptan una postura en base a su motivación personal.

Por lo tanto, se necesita tener un conocimiento lo más completo posible sobre el ambiente motivacional, así como las condiciones motivacionales que giran en torno a los docentes universitarios, puesto que cada uno puede motivarse de forma diferente, el proceso de desarrollo de la enseñanza es variable, al igual que los factores psicológicos de la motivación, que interactúan además en el contexto de situaciones comunicativas; por lo que repercuten directamente en el comportamiento del docente en el aula de clase, en el diseño de los cursos y estrategias didácticas para impartir su asignatura. Adicionando a los aspectos del docente, el aspecto estudiantil, porque los motivos que mueven a aprender a los estudiantes, son muy diversos y no necesariamente se puede lograr motivar totalmente a los estudiantes en el proceso de aprendizaje y será más difícil si el docente esta desmotivado.

En vista, de los diferentes aspectos mencionados cada vez se afecta más la motivación de los docentes dentro de la instituciones universitarias, quienes se esmeran por cumplir sus compromisos y gracias a su vocación de servicio se mantienen cumpliendo con sus funciones, a pesar de no sentirse plenamente satisfechos y de tener ciertas necesidades o situaciones particulares que afectan su calidad de vida y por ende su capacidad de manejar asertivamente en algunos casos sus emociones. Por ello, se considera necesario tener a disposición una metodología que permita impulsar la motivación del personal docente, para que pueda afrontar con actitud positiva las situaciones cotidianas y transmitir a sus estudiantes y futuros profesionales de la Nación, los valores y conocimientos necesarios para cumplir con eficiencia sus labores de servicio y ejercicio de su profesión.

Referencias Bibliográficas

Brooks, M. G. y Brooks, J. G. (1999). El coraje de ser constructivista. Liderazgo educativo. En busca de comprensión: el caso de las aulas constructivistas. Alexandria, VA: Asociación para la supervisión y el desarrollo curricular.

Centro Virtual de Aprendizaje (CNA, 2020). Impulsando el emprendimiento y la empleabilidad. El Rol del Maestro. Recuperado de http://www.centroscomunitariosdeaprendizaje.org.mx/

Grajales, F. (2000). La Motivación y la Cultura Organizacional. Guía práctica. México: CEAC.

Leal, J. (2009) La Autonomía del sujeto investigador y la Metodología de Investigación. Valencia-Venezuela: Azul Intenso C.A.

Martínez, Carherine. (2020, Abril). Rol del Docente: Las 7 Funciones Más Importantes. Lifeder. Recuperado de https://www.lifeder.com/

Ramayo Ronda, Dayami. (2009). Estudio exploratorio de la motivación emocional de los profesores de educación física de enseñanza primaria. Isla de la Juventud, Cuba.

Rubinstein, S. L. (1979). El desarrollo de la Psicología. Principios y Métodos. La Habana, Cuba: Editorial Pueblo y educación.

Esp. e Ing. 

yolibey@gmail.com

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 575 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter