Azimut Revolucionario

La fuerza vital de la juventud

“Pues voló entre las ráfagas el Angel de la Muerte
y tocó con su aliento, pasando, al enemigo:
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
palpitó el corazón, quedó inmóvil ya siempre”.

Lord Byron (La destrucción de Senacherib)


Hoy se conmemora una fecha. Pero más que una fecha una hazaña, una razón, una causa. Jóvenes de todo el país bajo las órdenes de Campo Elías e ibas se alzaron contra un ejército realista que les doblaba en número pero que finalmente lograron someter a punta de coraje y dura guerra. Más de 2500 soldados realistas hicieron frente a solamente 1500 patriotas que se lanzaron al campo de batallas solo con la idea de conquistar una libertad que hasta ese momento era un lejano sueño en la estrategia Libertadora de impedir el corte de comunicación entre Caracas y Valencia. Dieron todo… sus vidas y sus muertes y todos nosotros constituimos entonces sus razones.

La demostración de gallardía y desprendimiento fue histórica y quedará en la impronta de una nación que hoy es libre y soberana a consecuencia de estos sucesos.

Casi 1000 hombres se inmolaron entonces y esa victoria se nutrió de la leal sangre de estos valientes… el proceso liberador del país ya era un hecho y desde ese mismo instante, la juventud venezolana ha jugado papel preponderante en la historia y la evolución de los proceso sociales y políticos. Hoy, la revolución entiende que el combate se extiende a otros terrenos y se prepara en todos los ámbitos para confrontar con el cariño de patria pero con el ímpetu de siempre los intentos por desmoronar los logros bolivarianos que había sido marginados producto de los intereses cup0ulares y económicos. Hoy es necesario hacer llegar un saludo y un abrazo solidario a los compatriotas de la reserva, jóvenes entregados al servicio nacional, al resguardo soberano y que serán garantes de nuestro destino y autodeterminación como país libre e independiente. A los muchachos que estudian en la Misión Ribas y Sucre, la UNEFA, la UBV, las universidades en general y aquellos que cursan estudios vocacionales en la misión VUELVAN CARAS. Ellos son el otro frente de batalla, el académico, el intelectual, el que tenemos que reforzar pues es el de mayores retos y el que implica el verdadero crecimiento.

Son estos dos frentes los que se fortalecen… son estos dos frentes los que asumen el compromiso en primer término de constituir una generación de relevo con capacidad para profundizar y asimilar los cambios necesarios dentro del planteamiento socialista. Y en segundo término la construcción de un país visionario, evolutivo, que mire a los ojos al desarrollo, al progreso, al avance en todos los sentidos que logren mantener a Venezuela en el sitial que merece como cuña de historiadores, líderes, poetas, científicos e intelectuales que han dado ejemplo en todo el mundo.

El pasaje que les muestro al inicio del artículo pertenece al escritor Lord Byron, quiero regalárselos como una exótica y exquisita descripción del sentimiento aguerrido y de la forma en que a veces los hombres debaten sus ideas, más allá del pensamiento y por la contaminación absurda de sus intereses y aspiraciones. Ninguna batalla constituye una victoria, sin embargo, la supervivencia a esta, en ocasiones como la venezolana, es la única alternativa para brindar libertad y paz a un pueblo amoratado. De allí el pensamiento de que el soldado enemigo, más que enemigo es soldado.

Hasta la próxima.

prensagobernacion@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1427 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor