A Luis Bonilla, yo sé por dónde vienes tu pajarito

Sin lugar a ninguna duda, hay que reconocerle y felicitar a Luis por lo atrevido de convocar a un congreso educativo mundial en medio de la nada, porque el covid 19 nos condenó inexorablemente a la nada, definitivamente el Bilderberg y el Vanguard con Bill Gate como punta de lanza de un iceberg que apenas asoma, nos preparó esta maravillosa sorpresa a la cual ellos llaman nuevo orden mundial y Luis en su infinita generosidad llama todavía neoliberalismo, Luis se ha ganado un espacio importante cuando de educación se trata, sería mezquino no reconocerlo, mas sin desmeritar su trabajo y sus aportes y esto es algo muy personal, siempre lo he sentido muy academicista, muy burócrata y aunque aparenta ser un hombre sencillo con muchas poses de gurú y me disculpas Luis pero a mi edad me quedaría ridículo expresar algo que de verdad no siento y eso créeme me ha traído la mayoría de los problemas en mi aventurera vida, mas sin embargo tampoco que he sido muy ortodoxo que digamos y estoy dispuesto a aceptar de muy buen ánimo y con el mayor de los respetos a gente como tú que tienen todo el derecho a pensar como quieran pensar o como yo o como cualquier otro u otra (antes en mis tiempos mozos te hubiese acusado de ser discípulo de Dewey , Patrick y el otro gringo que siempre se me olvida el nombre y suscribir la tesis de la nueva escuela, nueva, pero no Luis no, prefiero solo dar mi punto de vista, por cierto parece que este debate se dio y muy fuerte en Gringolandia en donde Dewey salió bien aporreado por cierto, en un paréntesis quiero recomendar a mis queridos lectores un conversatorio muy pero muy interesante que al igual que el grado 33 del doctor Bejarano definitivamente me obligó a mover la mirada hacia otro lugar desde la otra política y es un conversatorio con el Sociólogo José Romero Losacco ¨ modernidad el proyecto secular de la cristiandad .

De mis 26 años como educador, siempre siempre desde mi primera experiencia no sé si por casualidad o causalidad quedé enamorado de lo que mal llaman educación no formal, dentro de la cual milite casi el 90% porque la otra, la mal llamada formal me sentía como con una camisa de fuerza, con excepción de la misión Sucre, cuando formé parte del equipo regional pedí unas horas de clase en trayecto inicial, donde me sentía como pez en el agua, en la escuela Rosa Amella Flores, vía Turmero, en mi amado estado Aragua, allí trabajé con cuatro secciones donde más que alumnos o participantes éramos un grupo de jodedores dentro de una verdadera aventura o cuando me correspondió aperturar Misión Sucre, en el penal de Tocoron, anexo femenino, en donde acompañe a 14 privadas de libertad en su derecho a estudiar jurídico, una vez de haberse graduado en Rivas, de verdad que le creí a mi comandante cuando dijo en el Teresa Carreño (yo estuve allí) y juramentó a los primeros equipos regionales de todo el país y dijo : su misión es ir donde nadie ha ido, eso debe hacer la misión Sucre, eran otros tiempos Luis, definitivamente hermosos, había mística en mucha gente, te das cuenta Luis, lo hermoso de caminar entre y con el pueblo como uno más o como cuando desarrollé 4 talleres de INVEDECOR en Paraparal, una comunidad muy, pero muy deprimida, había mucha motivación y receptividad de los consejos comunales, etc.

De manera que lo que intento decirte entre líneas, es definitivamente la otra mirada, la otra política, sino damos cuenta de comprender que por más que intenten decirnos que todo cambió y para siempre será un flaco favor que le hacemos a la historia, a nuestra historia con o sin covid 19, sino comprendemos que debemos comenzar de nuevo, sobre otros parámetros que no tengan nada que ver con lo que hemos hecho hasta ahora, bastantes referencias hay desde el PEN para acá, de los congresos nacionales de educación, bastantes experiencias hay desde nuestro proceso de independencia para acá, cuántas revueltas, cuántas rebeliones , cuántas guerrillas, muy a propósito de nuestro compañero Carlos Lanz, un guerrillero con una obra que se pierde de vista, como es posible Luis?, será que un guerrillero como Carlos será suscrito por la Unicef? Por la Oea, por la Onu, si ni siquiera nuestro estado supo cuidarlo, te das cuenta Luis, que para hablar de educación hay mucha tela que cortar, es más, me atrevería a eliminar ese odioso nombre ya proscrito y un millón de veces fracasado, llamémosle Socialización.

Bueno Luis son solo algunas ideas muy desordenadas en medio de la nada, nada más.

Continuará……….

Hasta la victoria siempre



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1964 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: