Los Gemelos

En un intento de inferir sobre algunos aspectos en materia de educación universitaria, como trabajador del sector administrativo, miembro de la comunidad universitaria y teniendo en cuenta la pertinencia histórica que se viene desarrollando en nuestro país, en el marco de la más brutal arremetida contra la constitucionalidad, el Estado de Derecho y la paz social, hoy cobra un valor fundamental el estudio permanente de nuestra Constitución Bolivariana, en razón de asumirla como herramienta de defensa y construcción social que garantiza la firme disposición a ser libres e independientes.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su Artículo 3 consagra: "La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines", cuyo principio de progresividad es inalterable, garantizando la dinámica social con rumbo al horizonte de desarrollo y crecimiento nacional, de manera que cuando se antepone la educación tácitamente la investigación, la ciencia, la tecnología y la innovación subyacen en ese cuerpo estratégico nacional, su desatención o fragmentación conlleva a la desaparición del proyecto nacional, dando nacimiento a una "improvisación planificada", permítanme tal aseveración, convirtiendo la política de educación universitaria en pulperías o meros negocios empresariales.

En materia de educación universitaria, investigación, ciencia, tecnología e innovación la arquitectura política–jurídica de nuestra Carta Fundamental apunta a un pensamiento transformador y emancipador, conforme a los nuevos tiempos de revolución y construcción de un nuevo modelo con rasgos propios, garantizando la participación protagónica como mecanismo de avance y consolidación de la Patria.

Son muchas las inquietudes que nos embargan, nos recorre en la mente pasajes que hoy se vislumbran como el referente para la toma de decisiones en tiempos de perfidia y traición, un buen día ese maestro y humilde hombre Humberto Laroche, nos decía; en el mundo de la lucha social por alcanzar el orden y la correcta aplicación de políticas y reglas de convivencia nacional, siempre estarán presente los gemelos, que en toda circunstancia nunca estarán separados, él se refería a la política y al derecho, continuaba diciendo; porque de ahí se desprenderán los grande procesos sociales y las respuestas del pueblo.

Luego del intento de asesinar al comandante Chávez, se consumaron un conjunto de delitos contra la Patria y los intereses nacionales, un grupo de militares fueron absueltos por la entonces Corte Suprema de Justicia, en la famosa sentencia que dictaminaba "PREÑADOS DE BUENAS INTENCIONES", adefesio jurídico que dejó a un lado lo político y en clara acción leguleya causó un daño irreparable a la nación, queremos decir en conclusión, que las normas a nivel de cualquier jurisdicción son establecidas conforme al normal equilibrio en lo político y lo jurídico, para que surtan efectos eficaces, de lo contrario estaríamos en presencia de un desorden continuado, produciendo adefesios a la orden del día. Siempre nos hemos preguntado, qué contendrá la balanza que sostiene la Diosa de la Justicia en su mano, qué equilibra, ¡serán los gemelos!

En el 2018 se establece un precedente nacional desde el Zulia, al decretarse la creación de la Secretaría de Estado del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia, Tecnología e Innovación, el Gobernador Bolivariano del Zulia Econ. Omar Prieto Fernández supo interpretar una realidad universitaria en correspondencia al Proyecto Bolivariano, dando respuesta a los universitarios, entre ellos insignes docentes e investigadores que desde décadas han construido propuestas para crear un espacio que hoy es una realidad, permitiendo el encuentro de las distintas instituciones de educación universitaria del Zulia con el gobierno regional, en pos de diseñar estrategias y políticas de articulación y vinculación en acción corresponsable con el Ministerio y ofrecer al pueblo zuliano respuestas eficaces en materia de energía eléctrica, transporte, vivienda, seguridad, alimentación y salud, en correcta articulación con los demás entes competentes en estas materias para bienestar y desarrollo de los y las zulianas en la construcción del Zulia Potencia, teniendo claro el destino del viaje y estableciendo la bitácora en aras del proyecto nacional que nos dimos bajo la orientación del comandante Hugo Chávez.

Consideramos una gran oportunidad la integración de los entes en sus distintos niveles, a fin de construir y promover las políticas que se requieren para instrumentar acciones dirigidas en función a los ejes estratégicos de desarrollo y acción gubernamental en el marco del Plan de la Patria, dispuestos a combatir el caos y la conducta perversa que apuesta acabar con las políticas de transformación universitaria.

Ahora más que nunca, convencidos estamos que la lucha por la transformación universitaria debe enfilarse precisamente por la investigación, la ciencia, la tecnología y la innovación, ya que juegan un papel fundamental para el desarrollo de la Patria, configurando las bases que sostendrán ese largo recorrido de la construcción del Socialismo Bolivariano. Lo que para las bases en la construcción de grandes edificios es la cabilla, la arena, el cemento y el agua para soportar grandes cantidades de espacio y peso, son las bases en la construcción del Socialismo Bolivariano, donde la educación, investigación, ciencia, tecnología e innovación son los elementos para soportar la carga histórica y el compromiso para impulsar la transformación conforme a un proyecto que responda al interés nacional, planteamiento que se desprende del estudio que hace Oscar Varsavsky y en el cual nos inscribimos plenamente.

Observamos una ruta que contiene 4 vértices que giran hacia la línea que atraviesa transversalmente la transformación universitaria; la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Orgánica de Educación, el Plan de la Patria y el Poder Popular organizado-consiente, premisa que impulsa la orientación de la ciencia, la tecnología, la investigación y la innovación, con un pueblo dispuesto a seguir el camino de la Revolución Bolivariana, donde la academia, la investigación y la extensión mantendrán el rol participativo y protagónico fundamental para alcanzar los fines nacionales de desarrollo.

El dejar que aisladamente cada institución de educación universitaria se ocupe por separado de la política universitaria, es detener el Proyecto Nacional y en consecuencia la TRANSFORMACIÓN UNIVERSITARIA, este planteamiento no riñe con la autonomía universitaria, que es otra cosa, toda vez que lo contenido en el artículo 109 de la CRBV refiere que dicha autonomía persigue "dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica, para beneficio espiritual y material de la Nación", como decimos en Maracaibo, "mango al saco".

Nada está improvisado, el ciclo socio histórico educativo va abriendo el espacio correspondiente de debate y participación protagónica, en aras de construir e impulsar la producción científica, tecnológica e innovadora como soporte para responder a los requerimientos de la sociedad y las realidades de los distintos referentes territoriales donde las instituciones de educación universitaria hacen vida e interacción con el poder popular organizado y consciente.

No podemos seguir permitiendo que nos destrocen el Proyecto Bolivariano, no podemos seguir permitiendo que universidades guarimberas y apátridas, otras disfrazadas con atuendos chavista y camaleones en los espacios claves de gobernabilidad oficial sigan propiciando la impunidad más robusta vista en los últimos tiempos, en razón de ellos nos permitimos exponer algunas circunstancias al viejo estilo de Eudomar Santos, así como vamos viendo, vamos yendo", en una total deshumanización de las instituciones de educación universitaria sectores apátridas y bandidos foráneos han ejecutado un ataque programado, sistemático y certero en contra de las instituciones de educación universitaria, esto se ha convertido en la cotidianidad, donde la impunidad campea sin el menor temor a la ley, consumándose en el saqueo académico más grande de la historia, prácticas administrativas y académicas reñidas con las normas y procedimientos establecidos, cobro en dólares por solicitudes o certificaciones de documentos, docentes fuera del país estafando al estado venezolano laborando en países vecinos, sin el menor recato moral y ético, institucionalización del bachaqueo académico, convirtiendo los post grados de algunas universidades en franquicias nauseabundas de corruptela y negocios grotescos de malversación, mafias con la prerrogativa de actuar en el estamento académico y de investigación.

Observamos a través de los medios y en actos institucionales casi que por norma pronunciar con voz fuerte, enérgica y clara "Leales siempre, traidores nunca" rica y proteica expresión que reviste conducta inalterable de patria y dignidad, pero, detengámonos por un momento y pensemos ¿lealtad a qué?, ¿a quién?, a nuestro juicio esa lealtad se refiere al proyecto de transformación social contenido a lo largo de todo el andamiaje que se desprende de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el espíritu dinámico en los ciclos históricos ha tenido a bien darnos una segunda constituyente para ir corrigiendo ese largo camino de construcción de la sociedad socialista que queremos, La Educación Universitaria reclama el rango de Ley Orgánica a los gemelos para avanzar con pie firme hacia la verdadera transformación Universitaria .

Independencia y Patria Socialista

*Trabajador Universitario del Sector Administrativo del Zulia Bolivariano y Antiimperialista.

 

cimarronferrer@gmail.com.

@cimarronz



Esta nota ha sido leída aproximadamente 435 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a279809.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO