¡Toma tu tomate Aristóbulo Iatúriz!

Que infelices declaraciones las del Ministro de Educación. Es asombroso lo que dijo, lo que declaro en un programa matutino perteneciente al Sistema Nacional de medios Públicos. Se escuchó y no se creé, se cuenta y no se creé. Aquí el enlace para su información y fines consiguientes: https://twitter.com/TVVnoticias/status/1086236578597531648/video/1

Por algo será que en la página de aporrea aparece entre las noticias más leídas en las ultimas 24 horas. Nuestro ministro de Educación llama DISCRIMINATORIO al hecho de que cualquier persona trabajadora gane más que otra en función de su nivel de preparación, capacitación, estudio, experiencia y antigüedad. Verdaderamente uno se pregunta si este Ministro habrá estudiado en algún momento algo de Sociología, Derecho, Economía. Imagino que jamás les diría a sus hijos que estudiaran, que se esforzaran. Cómo maestro que fue en el pasado ¿cuál fue su posición frente a los cursos que impartió? y ¿cómo habrá hecho Aristóbulo para ascender en el escalafón docente? Caben muchas interrogantes frente a esta infeliz y estúpida posición de un Ministro de Educación. Quiero recomendarle al Ministro leerse Crítica del programa de Ghota de Karl Marx y leerse algo sobre Socialismo Utópico, a los Anarquistas entre otros. Para que pueda tener una visión y los antecedentes de las Frases: "DE CADA CUAL SEGÚN SUS CAPACIDADES, A CADA CUAL SEGÚN SUS NECESIDADES". Y la expresión: "A CADA CUAL SEGÚN SU APORTE".

Según declaraciones del ministro estúpido nadie puede ganar más que otro y ojala todos ganáramos igual. Ahora bien esta política dirigida desde el Ministerio de Educación anula las posibilidades de desarrollo inherentes al ser humano en su búsqueda de la superación a través del estudio y la capacitación como un recurso de quien no dispone de medios de fortuna. Es a través del esfuerzo del trabajo y del estudio como se pueden alcanzar metas más sublimes de crecimiento personal y económico. Pero como diría un amigo: "Si Maduro no te convence. Te confunde" y esa es la política, la línea dictada por el presidente a sus ministros. Aristóbulo no es pendejo y esas declaraciones tienen un fin, un objetivo y un mensaje claro del gobierno en boca de uno de sus mejores operadores políticos: ELIMINACIÓN DE LAS CONVENCIONES COLECTIVAS Y ELIMINACIÓN DE LAS TABLAS SALARIALES. Lo que se plantea el gobierno es la flexibilización de las relaciones laborales ante los escenario económicos por venir. De aquí en adelante lo que está planteado es la lucha de la clase trabajadora venezolana por sus reivindicaciones plasmadas en las distintas convenciones y contratos colectivos tanto del sector público como del privado. Así como la defensa de la progresividad de los derechos laborales contemplados en la CRBV. Esta crisis no la generaron los trabajadores y no la van a pagar los trabajadores. Esto que le quede claro al gobierno de Nicolás Maduro.

El asunto no es tan sencillo y los escenarios por venir lucen complejos. Las contradicciones sociales comienzan a profundizarse. El rompimiento del tejido económico y social es evidente, palpable, observable en ese gran laboratorio social que es la calle. El Gobierno de Nicolás Maduro tiene un plan económico que no es precisamente el Socialismo real ni el del siglo 21. Se sustituyó la renta petrolera por la renta minera con el agravante de la destrucción de un ecosistema y una biodiversidad frágil y vulnerable. Amén de la contaminación de nuestras principales fuentes de agua dulce. O sea dejamos a las generaciones futuras precisamente sin futuro. No existe eso que ellos llaman MINERIA ECOLOGICA. La minería lleva el signo de la depredación del ambiente. La destrucción de los ecosistemas y la extinción de las especies endémicas.

Llegaremos a un punto de inflexión. Llegados a ese punto, será la clase trabajadora organizada la que podrá conducir la lucha hacia la toma del poder político. Nuestra sociedad ha sufrido convulsiones a lo largo de la historia. Tal vez la llegada de Chávez al poder fue otro signo más en el largo camino hacia la búsqueda de una sociedad justa, de crecimiento económico para todos, de inclusión y de participación protagónica. Todo eso está plasmado en la CRBV. Pero solo eso: plasmado porque la realidad es otra. Hablar hoy día del Gobierno de Nicolás Maduro no es hablar del proyecto del presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Chávez es la publicidad, el marketing político, el discurso del gobierno de Maduro que no su accionar. Esa caracterización hay que precisarla porque el ataque y la crítica al gobierno no suponen de ninguna manera un apoyo a la oposición política venezolana.

Para concluir este articulo quiero enviar a todas y todos los trabajadores del país un mensaje de expectativas en el futuro. Los tiempos por venir no serán fáciles porque serán tiempos de sacrificios, de confrontación, de luchas y de defensa de la clase trabajadora. Pero al final venceremos porque somos la mayoría. La estrategia del gobierno es confundir y dividir. Por eso el discurso del Ministro de Educación Aristóbulo Isturiz va en esa dirección. Él sabe cómo lo sabemos todos y lo sabe usted estimado lector que diferentes preparaciones y diferentes responsabilidades ameritan diferentes remuneraciones. Lo que no puede ser es que el salario mínimo nacional que perciba cualquier trabajador no alcance para cubrir la canasta básica nacional. El artículo 91 de la Constitución al respecto dice: "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria de conformidad con la ley.

El estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento". Acá está la repuesta al infeliz e ignorante ministro de educación. El presidente Chávez creó universidades para los trabajadores para su preparación, capacitación y consecuente crecimiento intelectual y económico para sí y su familia. Por lo tanto las declaraciones del ministro van en función del proyecto y de los planes del Gobierno de Maduro. Esta es una prueba más de las desviaciones del Gobierno de Nicolás Maduro.

Todos a la calle a defender el salario, las Convenciones Colectivas, los Contratos Colectivos y la progresividad de los derechos y beneficios salariales. La INTERSECTORIAL DE LOS TRABAJADORES ESTA EN LA CALLE DISPUESTA A DAR LA PELEA CONTRA EL GOBIERNO Y CONTRA LA OPOSICIÓN. NO NOS DEJAREMOS MANIPULAR POR NINGUNO DE LOS SECTORES EN SU AFAN DE RESTAURACION DEL VIEJO MODELO Y RETROTRAERNOS A LA DECADA DE LOS 90 DEL SIGLO PASADO. LA LUCHA UNE, LA UNIDAD VENCE.

*INGENIERO –PROFESOR-INVESTIGADOR-GREMIALISTA

 

alonsopadroningenieriaucv@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 27631 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a274516.htmlCd0NV CAC = Y co = US