Una maestro en el año 2017

Ayer, como todos los Días del Maestro, envié mensajes de felicitaciones a colegas y alumnos/colegas cuyos números tengo guardados en mi directorio. Comencé informando que este año cumplo 42 años de servicio como docente activo, aunque soy jubilado del Ministerio de Educación, todavía doy clases en posgrados y asesoró trabajos de grado. En esto llevo ya cuatro décadas y un piquito.

Como era natural, al compartir con un grupo de colegas jóvenes que están en "la batalla de las aulas" --que ahora no es retórica la expresión porque la inseguridad ha transformado las aulas en espacios de disputas de bandas de jóvenes ya criminalizados-- comparé sus experiencias con las mías, sus condiciones laborales con las que tuve y su porvenir frente a mi vida como docente. El contraste es inquietante, para decir lo menos: los docentes en el año 2017 viven en medio de precariedades que los convierten en parte de los millones de venezolanos que apenas sobreviven con sus salarios depauperados. Se les nota en su manera de vestir, casi ninguno tiene vehículo (observen los estacionamientos de liceos y escuelas) y mucho menos acceso a una vivienda digna. El panorama es desolador y las esperanzas atroces.

Como añadidura al día, leí asombrado un reportaje de Vanessa Davies sobre el número de docentes que renuncian al Ministerio. Aquí comienza mi primer aserto: salvo excepciones muy contadas, los colegas de mi generación no renunciaban a los cargos, yo intenté hacerlo y me trataron como un enfermo mental y engavetaron la renuncia, tengo un buen recuerdo de ese Director al que todavía agradezco su gesto inteligente, eso sucedió hace 40 años. "Desde el 5 de septiembre de 2016, en el Colegio San Agustín de El Paraíso (Caracas) han renunciado 31 maestras y maestros. Lo cuenta –-sin anestesia y papeles en mano-- el director del plantel, Javier Herrero. Renunciaron, no solo a la escuela, sino al país, porque en su mayoría se marcharon de Venezuela", leí apesadumbrado ayer en la noche. Sobran los comentarios.

Por otra parte, hace poco escribí sobre la crisis de matrícula de la educación universitaria en el país y de la estampida en masa de jóvenes profesionales que se marchan a otras naciones, la más de las veces a trabajar "como sea en lo que sea". Especialmente la falta de estudiantes se agudiza en los centros de formación docente. Otro dato: en mi querida Alma Mater, la Facultad de Educación de la Universidad de Carabobo, este año se inscribieron menos de 500 alumnos, en mi época se inscribían hasta dos mil. Al parecer, la educación dejó de ser una actividad que permita a ciudadanos de este país vivir con cierto decoro, como decía mi abuelita.

¿Qué les parece el Día del Maestro del año 2017? No acostumbro escribir textos desoladores y apocalípticos, pero tampoco debo esconder hechos que viví un día que se supone debo estar orgulloso de mi actividad docente y seguir creyendo en la educación como llave imprescindible para atender nuestras dificultades de hoy. Pero no podía dejar de compartir mis sentimientos e ideas de ayer.

Claro, compartí, en mi mensaje, con todos los colegas una salida a la actual crisis: perseverar en "formar ciudadanía". Venezuela debe transformarse y los educadores jugaremos un rol fundamental en ese proceso. Sirva la actual situación como "acicate" –como dicen los textos políticos— para crear espacios que viabilicen un nuevo país. Por esta razón, borré los pensamientos desoladores, ratifique mi deseo de seguir en mi labor de maestro y no me iré de Venezuela, no por viejo, porque quiero un mejor país para mis hijos y nietos. También se, más de una vez lo repetí cuando entonábamos cada lunes las notas de nuestro Himno Nacional, que otros no harán lo que nos toca a nosotros los hijos de Bolívar. Este país lo rescatamos los venezolanos o se hunde. Así debe ser.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1981 veces.



Nelson Suárez

Docente/Investigador Independiente (Literaratura, Ciencia, Tecnología y Sociedad)

 suarez.nelson2@gmail.com

Visite el perfil de Nelson Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Suárez

Nelson Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad