Universidades y el señor del megáfono

Que nadie se coma el cuento de que las universidades venezolanas se gobiernan solas o que el Consejo Nacional de Universidades (CNU), sea el ente rector de la política que han practicado en los últimos diecisiete años. A éstas, sobre todo, amas emblemáticas, las gobierna el señor del megáfono de la U.S. Embassy en Caracas.

Las universidades emblemáticas, es decir, las de mayor reconocimiento, por su antigüedad o por su prestigio, labrado o fabricado artificialmente con la falsa pose academicista y con apoyo mediático, son las que nuclean a un conjunto de cretinos que creen que dichas casas de estudios son las únicas autónomas, ignorando deliberadamente que a partir de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 (CRBV: 2000), según su artículo 109 y según el artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación (LOE: 2009) -ambos textos hechos en revolución bolivariana, socialista y chavista- todas las universidades son "autónomas", lo que no significa que sean un Estado dentro del Estado, ni que sean republiquetas que lo único que esperan del gobierno nacional son los recursos económicos, cual barril sin fondo y sin rendición de cuentas, ni auditorías.

Estas universidades, que controladas por estos cretinos que se esconden en un falso criterio de autonomía, se muestran al mundo como si fuesen las únicas en toda la República, dejando como la ñapa de los pobres al resto de casas de estudio creadas en revolución, es decir, a las otras cuarenta y cinco, a las que ellas asignan el remoquete de "experimental" de manera despectiva, cuando el mismo significa la posibilidades que no contradicen el carácter experimental, ni las aleja de la autonomía universitaria en cuanto a su naturaleza.

El caso es que estas universidades, llamémoslas, emblemáticas, en respeto a los miembros que conforman su comunidad universitaria, compuesta de obreros, empleados, estudiantes y profesores, obedecen más al señor del megáfono, que al CNU y, menos aún, al ministro de turno de la cartera universitaria, de ciencia y tecnología, a quien compete hacer posible una política en este sentido que se corresponda con el gobierno, la CRBV y las leyes de la República, entre las que debiera destacar el Plan de la Patria.
Quién es el señor del megáfono, lo saben todas aquellas personas que diariamente hacen largas colas luego de pagar en dólares, para solicitar visas en la U. S. Embassy en Caracas, el mismo que en esas colas desde las siete de la mañana (7am), hasta pasadas las dos de la tarde (2pm), va, megáfono en mano, lanzando insultos y todo tipo de ofensas contra el Comandante Hugo Chávez (a pesar de que ya está muerto), contra el chavismo y contra el Presidente Nicolás Maduro, amén de que los alecciona respecto de la necesidad de invadir a Venezuela. Este señor es el jefe, dueño, amo y patrón de todos los rectores universitarios cretinos, que se nuclean en lo que ellos autodenominan AVERU.

No creamos, pues, que estos rectores universitarios y profesores miembros de las asociaciones civiles se reúnen con lo más granado de dicha Embajada estadounidense. A esos niveles sólo llegan criminales de más abolengo y tronío, como Henry Ramos Allup y otros choros pedigüeños de nuevo cuño, como Freddy Guevara, a los que compran con Audi, dólares, drogas y otras bagatelas, como regalos.

Esta aberración viene sucediendo desde hace diecisiete años, por una razón sencilla: absolútamente todas las universidades públicas son reproductoras de ideología al servicio del Estado burgués. Siendo así, toda esa población que en el pasado era preterida y sin acceso a la educación universitaria, gracias a las misiones, grandes misiones y la eliminación de las odiosas y discriminadoras pruebas internas, han podido acceder a la educación universitaria como expresión concreta de la masificación.

Pero, apenas ingresan a la universidad, lo primero que enseñan a cada bachiller, es a tener pena étnica, de sus orígenes, de su procedencia y de su condición, que con la pose intelectual, le enseñan al estudiante que es parte de una élite por encima del resto de los mortales, razón por la cual se merece mejor trato social y privilegios porque "él o ella han hecho mucho sacrificio", el de estudiar.

Y como este o esta bachiller pertenece a una élite que se merece todo porque se ha sacrificado estudiando, aprende además que él y ella no es parte de ese perraje que ellos conocen como "chavismo". Es decir, desde el chavismo que ha impulsado la política de la masificación de la educación, sin considerar la ideologización y cambio profundo de las universidades, en diecisiete años se han venido fecundando y macerando los enemigos del chavismo y de la revolución, porque lo que allí se forma y de allí egresan, son profesionales al servicio de los intereses de la burguesía, con mano de obra medianamente calificada como para cumplir con los designios imperiales del reparto internacional del trabajo, lo que implica que el profesional solo sea el mediador calificado y tecnócrata, que sirva para la sobreexplotación del resto de la clase trabajadora y para hacer más eficiente el proceso de acumulación de riqueza en beneficio de la burguesía. A este profesional que engrosa la llamada clase media, en términos capitalistas, se le hace sentir la ilusión de que es burgués y se le enseña a remedar los gustos exóticos de la burguesía, por lo que su razón de ser, no es el vivir bien, ni el vivir viviendo, sino vivir para ser como el burgués, sueño desgraciado e imposible, porque él mismo, en la forma como vende su fuerza de trabajo y el cómo se arrastra en beneficio de su clase explotadora, garantiza que los contados burgueses sean siempre los mismos, club selecto al que jamás podrían ingresar los "clase media" que no son más que una media clase desclasada.

Es por ello que el gobierno estadounidense, percatándose de la gran debilidad del gobierno revolucionario, es decir, la de no transformar las universidades del viejo Estado burgués hacia otro modelo, el revolucionario, al servicio del Pueblo, se ha válido de esta deficiencia para penetrar dichas universidades, valiéndose de las debilidades crematísticas de las autoridades universitarias, soltándoles espejitos, como viajes de paseo a Disney World, becas, apoyos estudiantiles, bonos especiales, un paraíso, con fundaciones-fachada y una falsa institucionalidad que ha penetrado todas las universidades, para que sirvan, eficientemente a sus intereses, desde generar falsas teorías económicas, culturales y sociales, hasta reclutar candidatos autómatas a los que forman como asesinos, como el descuartizador Pérez Venta y toda una pléyade de oposicionistas que fuerzan por el derrocamiento de Nicolás Maduro, junto con la liquidación del chavismo y de la CRBV, para retrotraernos a la restauración del viejo Estado cuartorrepublicano, en donde vuelvan a la vieja concepción cretina de "Educación Superioridad", que intentamos cambiar por el concepto de "Educación Universitaria".

Hoy estamos en una encrucijada que nos exige liquidar la vieja universidad y transformarla en otra, acorde a nuestros tiempos y necesidades del Estado revolucionario, es decir, el Estado Comunal, lo que pasa por el hecho de que los universitarios asumamos el protagonismo y enfrentemos todas las lacras universitarias, contando con la acción decidida del Estado y del gobierno, es decir, de todos los funcionarios del Ministerio del Poder Popular las la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT), el Poder Judicial, la Contraloría General de la República (CGR), la Fiscalía General de la República (FGR) y la Defensoría del Pueblo (DP), instituciones que han desasistido a los más inermes y desvalidos miembros de la comunidad universitaria, por lo que sólo actúan y hacen algunas fintas inoficiosas, para quedar bien con el Presidente Nicolás Maduro, mostrándole la apariencia de lo que no han hecho, lo que ha granjeado el rechazo, la desconfianza y la desesperanza del chavismo de base y de los sectores progresistas y revolucionarios de las universidades hacia estas instituciones, cuya acción responde más a la conveniencia y cálculo político, que a la CRBV y los más altos intereses del Pueblo.

Por decir lo menos, como un abrebocas, indiferentemente de haya quienes no quieran abrir la caja de Pandora y por si en las instituciones del Estado o en el CNU no lo supieran, tal vez, pudiéramos enumerar sólo unos cuantos casos o ejemplos, de aberraciones, que han contribuido a que las universidades emblemáticas controladas por AVERU y sus delincuentes presuntos sean, hoy, cuarteles del golpismo controlado por la Embajada de EEUU en Caracas, bajo la guía gritona del señor del megáfono, entre los que destacan:

- Desacato desde el 2013, a la CGR de reintegrar el dinero de los Fondos de Jubilación a la Tesorería Nacional y desvío de dichos fondos en cuentas de EEUU, Panamá y otros países, a supuestas fundaciones inventadas en el seno de dichas universidades, como están a punto de hacer en ciertas universidades públicas en los próximos días, para desaparecer los millones de dólares del dinero que aportaron profesores, empleados y el Estado;

- Ofensas, irrespeto y búsqueda de desinstitucionalización en relación con la majestad presidencial de Nicolás Maduro, de manera constante, como lo ha venido haciendo un rector de una universidad, quien abiertamente, en medios electrónicos acusó al Presidente Nicolás Maduro, como culpable de la muerte de la actriz Mónica Spears y de su exmarido, con total impunidad y desacato abierto a los decretos de asueto, entre otros dictados por el Presidente Nicolás Maduro;

- Autoridades universitarias ponen a cobrar sueldos sin trabajar, a todo su núcleo familiar, incluso, a sus amantes, tal y como ha hecho un rector, quien incluso, incluyó en la nómina como personal fijo, a un hijo con problemas de drogas y a otro con problemas psicomotores, sin que ninguno de ellos asista o trabaje en dicha institución;

- Financiamiento a delincuentes con altas sumas de dinero, como hizo un rector que entregó un cheque al presidente de una federación universitaria, sin justificación alguna, para financiar las guarimbas del 2013 y 2014, además del otro rector que actualmente, está desviando dinero de lo asignado a las Partidas de Desarrollo Estudiantil, para financiar vicios, ropas y placeres de malandros que controlan las federaciones y centros de estudiantes, con el compromiso de que los beneficiados prendan las calles de violencia;

- Utilización de las consultorías jurídicas de las universidades y de sus abogados, para defender a delincuentes incursos en delitos de violencia y guarimbas, al igual que utilizan como tribunales a estas consultorías jurídicas para abrir expedientes, sancionar, arrinconar y expulsar a todos aquellos que enfrenten los delitos que están cometiendo autoridades universitarias y sus cómplices;

- Creación de falsas fundaciones en el seno de las universidades, con dinero y patrimonio del Estado, con fines de lucro, desviando fondos, generando recursos y dividendos, sin rendir cuentas al Estado, además de funcionar como corporaciones, incluso, abriendo oficinas en EEUU, como acaba de suceder en Silicon Valley, sin permiso del gobierno nacional y desestimando que el gobierno estadounidense ha decretado una Orden Ejecutiva (Executive Order), en la que nos declara "amenaza inusual", lo que, entre otras violaciones constitucionales, representa un abierto acto de "traición a la Patria";

- Una universidad, deliberadamente declaró la quiebra de la fábrica de medicamentos, para revenderla de manera irregular, a una transnacional panameña, curiosamente, designando como gerente al mismo que la quebró cuando estaba en manos de dicha universidad;

- Otra universidad protegió en su seno a un asesino solicitado por un Tribunal de Control del Estado Apure, sentenciado por homicidio intencional, agavillamiento y miembro de una banda criminal, el que, además se encargó de llevar a una de sus sedes a la guarimbera criminal, Gaby Arellano, ahora diputada, quien recorrió ésta y el resto de universidades que reúne AVERU, llamando a la rebelión y el alzamiento contra el gobierno que preside Nicolás Maduro;

- Con recursos del Estado y con el nombre de una universidad, enviaron a Chile, a militantes del partido de derecha Un Nuevo Tiempo (UNT), utilizando como estafetas a tres profesores y la farsa de un seminario académico, a formarse como cuadros políticos para derrocar al Presidente Comandante Hugo Chávez, en el gobierno de Michel Bachelet y con apoyo de las Fuerzas Armadas Chilenas, cuyas dependencias fueron escenarios de formación, además de la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile;

- La mayoría de universidades que controla AVERU, mantiene en su seno a trabajadores Tercerizados, sin haberlos incluido en nómina de acuerdo con la Ley Orgánica del Trabajo, de las Trabajadoras y de los Trabajadores (LOTTT), trabajadores que, bajo subterfugios legales y actas de fundación, fueron asumidos como trabajadores "parauniversitarios" de fundaciones, centros, empresas e institutos, cuyos fondos salen del Estado y los trabajadores sirven a los profesores y al resto de comunidad universitaria, como personal de segunda categoría;

- Un vicerrector administrativo abandonó el cargo, sin rendir cuentas (muchas de ellas irregulares, como el pago de la nómina de un mes, sin haberla presupuestado), asumiendo otro cargo en otro Continente, hasta que por la presión hacia el rector y ante las evidencias, envió por correo su renuncia, sin rendir cuentas y sin enterarse de esta grave irregularidad y a tiempo, a la CGR, lo que amerita que sea solicitado por InterPol, por parte de los organismo del Estado, ya que se trata del manejo del Patrimonio Nacional;

- Existe un significativo número de profesores y empleados que cobran como soplones de la CIA, con la fachada de una Fundación y promueven acciones desestabilizadoras en sociedad con las autoridades universitarias nucleadas en AVERU;

- Un vicerrector administrativo, al igual que el resto de autoridades universitarias, en un acto formal de grado, se valió de su investidura (Ver: Discurso pro-guarimbero del Vicerrector de la UNESB (USB) en Acto de Grado http://t.co/9BM33weF1P ) y, flagrantemente, cometió varios delitos, como desconocimiento a las instituciones del Estado, la CRBV, la LOTTT, realizó llamados a desacatar y rebelarse contra el gobierno, con total impunidad, siendo -irónicamente- sancionado quien intentó detener la comisión de dichos delitos en flagrancia, hechos graves que se han repetido en los demás actos institucionales de graduación, obligando a los graduandos, familiares y público en general, a someterse a sus arbitrariedades y llamados guarimberos, golpistas y contra el gobierno;

- Las universidades que se nuclean en AVERU han apelado a burdos subterfugios legales, con la complacencia tácita del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con su silencio y retardo administrativo, para escamotear el derecho a elecciones democráticas y con el derecho al voto uno a uno, de obreros, empleados, estudiantes, profesores y egresados, como lo contempla la LOE, en detrimento de la democracia universitaria y sin ningún tipo de apoyo institucional para conseguir la restauración del Estado de Derecho en respeto a los universitarios y a la CRBV, lo que ha permitido que rectores y sus cómplices se hayan atornillado a dichos cargos, con las graves consecuencias y desmanes de los que hoy son objeto las universidades.

Penosamente, hemos de reconocer que los delitos en las instituciones universitarias controladas directamente por el gobierno estadounidense son muchos. Hoy, estamos a merced de las maniobras golpistas del señor del megáfono, quien mueve a su antojo las universidades, aprovechando la corrupción y ambiciones de los rectores universitarios nucleados en AVERU y sus cómplices.

Ahora, con el poder omnímodo en estas universidades emblemáticas, con el apoyo mediático a su favor y sin instituciones que enfrenten sus aberraciones, aprovechando la rabia de las bases de los trabajadores, por la crisis económica y los menguados sueldos devaluados por los embates de la guerra económica, a la que contribuyeron ciertos think tank universitarios, el panorama no es ni mejor, ni peor, a la guerra sostenida contra el Pueblo, contra el Estado y contra el gobierno, razón por la cual estamos obligados a enfrentar el golpismo y la corrupción en las universidades, pase lo que pase y en cualquier circunstancia. El momento es propicio. Sin justicia, no puede haber paz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1408 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a228239.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO