Repúblicas autónomas universitarias

En Venezuela absolutamente todas las universidades son autónomas,  por  cuanto adquirieron dicho rango en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  (CRBV: 2000), en su artículo 109, gracias al valor que el Comandante Hugo Chávez le imprimió, para garantizar junto con los constituyentistas,  el resguardo de la autonomía de cátedra y salvaguardar el saber y la verdad de todo oprobio o agresión externa, pero siempre en el entendido de que estas universidad, todas,  siendo autónomas por naturaleza, están circunscritas dentro del Estado nacional y subordinadas al resto de las leyes, sin abusar de la condición autonómica para hacer lo que le venga en gana a las autoridades universitarias y sin ser una república dentro de la República, como en  efecto están haciendo los rectores y sus subalternos jerarcas universitarios, nucleados en el grupo de ultra derecha, conocido como la AVERU.

     Es por esto que para alcanzar sus fines, los monarcas universitarios, en sus soñadas republiquetas cultivan la ignorancia aprendida,  para alcanzar sus fines, empezando por la enseñanza y reproducción de la idea de que existen “unas universidades autónomas y otras experimentales”, mentira malintencionada que  desconoce el artículo 109 de la CRBV, sin ninguna ingenuidad, sino para ampararse en un criterio de autonomía que justifique sus fechorías,  incluso,  un par de abogados que representan judicialmente a una universidad que controla el Opus Dei y que está abiertamente comprometida en la conspiración para derrocar al Presidente Nicolás Maduro, nada más y  nada menos, que ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia  (TSJ), para tumbar una justa sentencia de la Sala Electoral de dicha instancia judicial, alegaron que dicha  republiqueta es “experimental”, mientras que este par de delincuentes presuntos alegaron ante una Corte de Apelaciones este mismo año que la universidad es “autónoma”, para desconocer la potestad del Consejo Superior sobre esta casa de estudios.

     En fin, o los magistrados son sumamente incultos y poco leen o son cómplices de pillines que hacen maroma con as leyes. Ojalá, el Poder Judicial se reivindicara algún día con los inermes e hiciera justicia que es lo más revolucionario, sin parcialidad alguna. La verdad verdadera es que todas las universidades gozan de autonomía universitaria, pero siempre subordinada al Estado venezolano y sus leyes. La otra verdad es que existen universidades experimentales y no experimentales.

     Lamentablemente,  amparados en la impunidad y el celestinaje cómplice, a cuenta de la falsa concepción de autonomía universitaria, hay gravísimas situaciones  y graves delitos con jugosas ganancias en metálico, en casos como el de una autoridad universitaria que declaró en quiebra a una fábrica de medicinas,  cuadró venderla a una transnacional asentada en Panamá, pero en esta empresa son tan considerados que pretendían poner de gerente al mismo personaje que la llevó a la quiebra mientras administraba dicho laboratorio farmacéutico. Otro delincuente presunto tuvo las esféricas de acusar al Presidente Nicolás Maduro por la muerte de una modelo y actriz, el mismo rector que abiertamente malandrea y reta al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT) con una prueba loca en la que no aceptará a los bachilleres asignados por el Sistema Nacional de Ingreso  (SIN), sino que con ínfulas de reyezuelo, como todos los de logias mafiosas como la del Opus Dei, escogerá “en una noche tan linda como ésta” sólo  a  640 bachilleres, de manera impúdica y se jacta de que ningún tribunal lo puede poner preso porque es un viejo que puede andar de perdonavidas o Juan Charrasqueado. Igual tenemos los cobros o robo a los estudiantes universitarios a quienes les cobran por el comedor universitario. Igual,  otro presunto delincuente como podemos ver en este video, se valió de su autoridad y violentó la majestad de un acto de grado para arremeter contacto el Estado venezolano y  contra el gobierno, invocó  desobediencia y sentenció  que “los profesores universitarios no son trabajadores” (https://youtu.be/JHZ1h6uS8Jo)

, entre otros actos delictuales celestineados por otros cómplices en el que otro fue “La paga peo”, adivinen quién.
    Por ese camino,  en dieciséis años de gobierno revolucionario los salteadores que se han atornillado en las universidades, han formado, entrenado y equipado a contingentes enormes de soldados fascistas que desde cualquier rincón e institución trabajan con fervor fascista para derrocar al Presidente Nicolás Maduro y liquidar a todo chavista y todo lo que comprenda el legado del Comandante Chávez. Estos personajes enquistados en las universidades, en coordinación directa con la U.S. Embassy en Venezuela, han sido tan eficientes que la llamada Coordinadora Democrática y La MUD, no pasan de ser más que un lugar de encuentro de partidos políticos de chulos quemadólares que les han salido muy caros al Departamento de Estado estadounidense, mientras que desde las universidades se han preparado las guarimbas del caos y se han reclutados contingentes de asesinos convertidos en paramilitares, además de que preparan toda la nueva superestructura del nuevo gobierno de tecnócratas del postchavismo, según sus cuentas, en defensa apátrida de la Executive Order de Barack Husseín Obama.

    Estos delincuentes presuntos, desde sus repúblicas autónomas universitarias están avivando la guarimba, a propósito del II Contrato Colectivo Único Universitario  (IICCU), con maniobras de todo tipo y han logrado lo que los gremios no pudieron, porque entre otras menudencias, no existe una dirigencia con rostro, ni un corpus ideológico o propuesta coherente que los mueva, porque de eso se trata: del pragmatismo utilitarista más asqueroso e inmoral jamás antes visto en la historia republicana de Venezuela, solo parecido a la conjura de una camarilla de militares gorilas con el Opus Dei, la jerarquía eclesiástica católica y lo más usurero  los judíos  en Chile, en donde asesinaron a chilenos y a su presidente Salvador Allende para instaurar una de las más horrorosas dictaduras fascistas al servicio del estado burgués y del imperio decadente estadounidense, hoy disfrazada de democracia con una presidenta pisapasito, quien ha puesto todo su esfuerzo y recursos para derrocar,  primero al Comandante Hugo Chávez y, ahora, al Presidente Nicolás Maduro.

    Por estos días, los delincuentes presuntos desde las universidades que controla la AVERU, han enredado el cálculo y han retenido el pago del  primer retroactivo dispuesto en el IICCU, para hacer aflorar lo más primitivo e irracional de los trabajadores universitarios, al tiempo que dirigentes de sindicatos colaboracionistas  y abiertos cómplices, como no habían hallado la manera de paralizar las universidades,  incluso,  ni siquiera con amenazas y agresiones a profesores y estudiantes que quieren clase,  ahora lograron un relativo éxito con la mentira, convocando a un paro porque no les habían cancelado lo que ha reposado en las cuentas de las universidades hace más de una semana y que bien pudieran generar jugosas ganancias en colocaciones golondrinas y colocaciones en bolsas de valores, mercados de capitales o banca off shore.

    Así como la guerra económica ha venido siendo enfrentada,  así también, se impone que los trabajadores universitarios y los estudiantes enfrenten al detal a estos delincuentes  enquistados en sus repúblicas autónomas universitarias y no nos detengamos a esperar por justicia de los tribunales, ni de los fiscales del Ministerio Público, quienes no moverán un solo dedo, ya todos sabemos el porqué. Ya en estas universidades los atornillados golpistas decidieron no dejar que haya clases hasta que caiga Nicolás Maduro y se alcance “La Salida”, eso sí, dicen ellos, “al ministro Manuel Fernández que ni se le ocurra retrasarnos los otros tres retroactivos que esperamos cada mes hasta diciembre, o le quemamos el ministerio”. Todos sabemos que no tienen con qué, pero se les mandarán sus cobritos.

     Los trabajadores universitarios que no están dispuestos a dejarse pisotear de esta manera tan ruín, pudieran ejercer acciones legales como: recursos de amparo con medidas cautelares contra estas autoridades universitarias, junto con demandas civiles y penales por la retención del dinero de los trabajadores. Hay otras acciones democráticas y del Poder Popular que pueden ejercerse contra estos delincuentes presuntos, que se sienten  reyezuelos en universidades convertidas en repúblicas autónomas universitarias.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1522 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a215149.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO