Maestr@

Hoy al celebrarse en sesión solemne el día del maestr@ quiero comenzar con algunas reflexiones sobre la acción del maestr@ a la que estábamos acostumbrados (Academia - Pedagogía Currículo Contenidos - Evaluación Espacio Educativo - Estudiantes), antes de llegar el proceso revolucionario en nuestro país (Diciembre 1998), liderizado por nuestro eterno comandante Hugo Rafael Chávez Frías, sin dudas, ese espacio socio-histórico-político, al que me refiero tiene sus orígenes en la cultura de la dominación del sistema capitalista, donde la educación es utilizada como instrumento para mantener el status quo, allí la enajenación, y la alienación alimentó no sólo al raciocinio y al espíritu del individuo, también logró crear objetiva y subjetivamente condiciones en la sociedad el colectivo como un todo, donde a la educación se ve y se le fundamenta incluso como un hecho apolítico neutral, que sólo es y debe ser la formación académica pedagógica de los niñ@s,  adolescentes y jóvenes, por supuesto descontextualizados de los procesos históricos, de la realidad socio-política, pues la democracia representativa burguesa nos enseñó que existía una clase política y económica que se encargaba de esos menesteres, la educación en el capitalismo no forma para participar protagónicamente, para el debate, para la crítica, para la reflexión, en fin para la transformación de nuestras propias realidades, menos forma para forjar y construir patria, como lo decía nuestro Alí Primera, la patria es el hombre, por ello, en nuestra formación como educadores estuvo negado el conocimiento profundo de los orígenes de la lucha de clases, y que muy bien lo revela Aníbal Ponce en su obra La Educación y la Lucha de Clases, donde realiza un análisis histórico de cómo la educación desde la comunidad primitiva hasta la sociedad actual ha estado directamente determinada por la base material de la sociedad, la organización socio-política  que a ella corresponde y las formas ideológicas que de allí se originan, por ello la educación en la época colonial hasta la Cuarta República, estuvo subordinada y al servicio de las clases dominantes, como instrumento de dominación y alienación,   por lo que su espíritu, interés y su razón de ser, es mantener el estatúo quo, el orden imperante, por ello nunca formará a  un ciudadano capaz de transformar su realidad esclavizadora, oprimida, y dominada, ya que atentaría contra su propia clase dominante.

Sí no comprendemos estos fundamentos, podríamos realizar un análisis alejado del devenir histórico, y caeríamos en describir las desviaciones, consecuencias, y aberraciones, que sin duda muy bien nos ha enseñado la misma academia con su ciencia en  sus diferentes especialidades, siempre al servicio de la clase dominante, y  que como dijo Carlos Marx, no se trata de describir al mundo sino de transformarlo.

Y para transformar un individuo, un colectivo, una sociedad, un país, se requieren de muchos (as) MAESTR@S, entonces quiero aprovechar para citar algunos (as) de ellos (as), que han dejado profundas huellas en la construcción de una mejor humanidad, comencemos con:

Espartaco, esclavo que se sublevó y dio origen a una rebelión (año 73-71 a.C.), atentando al orden establecido para la época,  la sociedad esclavista del imperio romano, donde hombres tenían posesión de otros hombres, nos dejó como enseñanza, que el hombre es libre y debe luchar para conseguirla.

Jesús de Nazaret, (maestro de maestros), nos dejó múltiples enseñanzas, entre ellas; el amor al prójimo, la solidaridad, y la fraternidad.

Bartolomé de Las Casas, defensor de la causa de los indígenas, ante el genocidio del imperio español, en el proceso de colonización de América.

Túpac Amaru (José Gabriel Condorcanqui), líder de la sublevación contra los españoles, antes los desmanes y violaciones contra su pueblo.

Simón Bolívar, nuestro amado libertador, rompió las cadenas de la dominación y explotación a la que estaban sometidos nuestros pueblos, aquí quiero aprovechar por la celebración del día del educador, para leer un extracto de la carta que nuestro libertador envía a su maestro don simón Rodríguez.

    Dice; Al señor don Simón Rodríguez (1824-Enero, 19)

    ¡Oh mi maestro!  ¡Oh mi amigo! ¡Oh mi Robinson!...,

Ud. Maestro mío, que tanto debe haberme contemplado de cerca aunque colocado a tan remota distancia. Con qué avidez habrá seguido Ud. Mis pasos; estos pasos dirigidos muy anticipadamente por Ud. Mismo. Ud. Formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso. Yo he seguido el sendero que Ud. Me señaló. No puede Ud. Figurarse cuán hondamente se han grabado en mí corazón las lecciones que Ud. Me ha dado; no he podido jamás borrar siquiera una coma de las grandes sentencias que Ud. Me ha regalado. Siempre presentes a mis ojos intelectuales las he seguido como guías infalibles

Simón Rodríguez, el más universal de nuestros maestros, pensador filosófico, escritor de obras de contenido histórico político y sociológico, autor de obras que develó la realidad latinoamericana, y que aún como velas alumbran para la lectura, la reflexión y para la acción.

Louis Auguste Blanqui, activista revolucionario y socialista, que de 76 años de su vida pasó 36 en la cárcel, sólo por defender ideas políticas como democracia, ejercida directamente por la gente.

Carlos Marx, filósofo y economista fundador del socialismo científico y defensor de la revolución proletaria.

Martin Luther King, pastor de la iglesia bautista, desarrolló una labor encomiable al frente del movimiento por los derechos civiles, ante la segregación y discriminación racial de los afroamericanos en los Estados Unidos, además fue un activista contra la guerra de Vietnam y la lucha por la pobreza en general.

Mohandas Gandhi, llamado Mahatma (gran alma), político y pensador indio, luchó contra la injusticia y por la dignidad de su pueblo.

Nelson Mandela, Político sudafricano luchó contra el apartheid - racismo hacia la gente de color y por la libertad e igualdad de su pueblo.

Oscar Arnulfo Romero, En nombre de Dios, en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día mas tumultuoso, les suplico, les ruego, les ordeno, que cese la represión. El 24 de Marzo, un día después de concluir su homilía con estas palabras, fue asesinado.

Paulo Freire, Educador que siempre nos recuerda; Solo existe saber en la invención, en la reinvención, en la búsqueda inquieta, impaciente, permanente que los hombres realizan en el mundo, con el mundo y con los otros. Para romper la domesticación de la educación y transformarla como herramienta para la liberación, para impedir que se perpetué lo que expresaba, Cuanto más se les imponga pasividad, tanto más tenderán a adaptarse al mundo en vez de transformarlo. Se estimula así su ingenuidad y no su criticidad, satisfaciendo así los intereses de los opresores. Están mejor adaptados para su mejor dominación. Los oprimidos están en la estructura que les transforma en seres para otro, en vez de en seres para sí. En las clases verbalistas, en los métodos de evaluación de los conocimientos, en el denominado control de lectura, en la distancia que existe entre el educador y el educando, en la indicación bibliográfica, existe siempre la connotación digestiva y la prohibición de pensar.

Culminamos con nuestro hermano Hugo Chávez, pero pedimos disculpas porque son cientos, miles de hombres y mujeres que con su ejemplo vivo han dejado profundas huellas como maestr@s para la vida, para la  lucha, para la esperanza.

Hugo Chávez Frías, militar-revolucionario, pedagogo, estadista, gracias a su pensamiento, legado y obra (Diciembre 1998 Marzo 2013), nos enseñó la valoración de la política como herramienta para las grandes transformaciones demandadas históricamente, fue impulsador de la integración Latinoamericana y Caribeña, y dejó sembrada la necesidad de transformar al ser humano, la sociedad, y al estado, por un mundo de iguales, solidario y más humano, donde se respete la autodeterminación de los pueblos, se practique la verdadera democracia protagónica-real-directa, abogó por la creación del estado comunal socialista, como espacio socio-político y económico, siendo esta la tarea para la construcción colectiva a crear, sin duda allí queda un espacio donde los educadores, padres y representantes, personal obrero y administrativos, estudiantes y comunidades en general (consejos comunales, comunas, organizaciones sociales de base), debemos trabajar para seguir construyendo la esperanza, por una educación para la vida, para el trabajo, para los principios y valores humanos, para la solidaridad, para la fraternidad, para la paz, para la convivencia, para la libertad, para la emancipación, para la liberación

Ahora sí quiero finalizar con un poema de la escritora chilena Gabriela Mistral, dedicado a la Maestr@.

Gabriela Mistral

La Oración de la Maestra

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe; que lleve el nombre de maestra, que Tú llevaste por la Tierra. Dame el amor único de mi escuela; que ni la quemadura de la belleza sea capaz de robarle mi ternura de todos los instantes. Maestro, hazme perdurable el fervor y pasajero el desencanto. Arranca de mí este impuro deseo de justicia que aún me turba, la mezquina insinuación de protesta que sube de mí cuando me hieren. No me duela la incomprensión ni me entristezca el olvido de las que enseñé. Dame el ser más madre que las madres, para poder amar y defender como ellas lo que no es carne de mis carnes. Dame que alcance a hacer de una de mis niñas mi verso perfecto y a dejarte en ella clavada mi más penetrante melodía, para cuando mis labios no canten más. Muéstrame posible tu Evangelio en mi tiempo, para que no renuncie a la batalla de cada día y de cada hora por él. Pon en mi escuela democrática el resplandor que se cernía sobre tu coro de niños descalzos. Hazme fuerte, aun en mi desvalimiento de mujer, y de mujer pobre; hazme despreciadora de todo poder que no sea puro, de toda presión que no sea la de tu voluntad ardiente sobre mi vida. ¡Amigo, acompáñame! ¡Sostenme! Muchas veces no tendré sino a Ti a mi lado. Cuando mi doctrina sea más casta y más quemante mi verdad, me quedaré sin los mundanos; pero Tú me oprimirás entonces contra tu corazón, el que supo harto de soledad y desamparo. Yo no buscaré sino en tu mirada la dulzura de las aprobaciones. Dame sencillez y dame profundidad; líbrame de ser complicada o banal en mi lección cotidiana. Dame el levantar los ojos de mi pecho con heridas, al entrar cada mañana a mi escuela. Que no lleve a mi mesa de trabajo mis pequeños afanes materiales, mis mezquinos dolores de cada hora. Aligérame la mano en el castigo y suavízamela más en la caricia. ¡Reprenda con dolor, para saber que he corregido amando! Haz que haga de espíritu mi escuela de ladrillos. Le envuelva la llamarada de mi entusiasmo su atrio pobre, su sala desnuda. Mi corazón le sea más columna y mi buena voluntad más horas que las columnas y el oro de las escuelas ricas. Y, por fin, recuérdame desde la palidez del lienzo de Velázquez, que enseñar y amar intensamente sobre la Tierra es llegar al último día con el lanzazo de Longinos en el costado ardiente de amor.

GRACIAS MAESTROS Y MAESTRAS, les debemos nuestra eterna gratitud y respeto.

nestorhred@gmail.com

Orador de orden, en sesión especial en homenaje al día del educador.

Salón de Sesiones, Consejo Municipal de la Alcaldía del municipio Sucre, Estado Mérida. 30-01-14



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2679 veces.



Nestor Hugo Angulo


Visite el perfil de Néstor Hugo Angulo Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad