Para los que no marcharon Ayer...



Creo que el Ministro Samuel Moncada lo dijo todo ayer en sus respuestas durante la interpelación, de una manera que ni Luis Fuenmayor Toro, ni su clon, el Profesor Magallanes jamás podrá responder: Con elocuencia, lucidez, pasión y honestidad. Y ojo, que asumo completamente la responsabilidad sobre lo que afirmo, por si acaso algunos compañeros me acusaran de parcializado y de hacer acusaciones personales, pero es que claro que tengo un problema personal con aquellos que ostentan intereses perversos sobre las universidades que deberían ser del pueblo. Y no podría ser de otra forma, porque quien escribe no es una cosa o un animal, es precisamente una persona.

No obstante, me atrevo a preguntar, debido a este asuntito que ha surgido como reacción al Decreto 3.444, ¿por qué se apoyan tanto en la Ley de Universidades quienes contrarían la medida administrativa del M.E.S.?
¿Será que no saben que esta Ley es producto de una imposición del gobierno de Caldera, tras lo cual intervino militarmente la UCV? ¿No saben que se apoyan en una Ley de un profundo contenido escolástico, medieval y conservador? ¿Qué no saben que no es referencia para nadie que quiera el cambio socioeducativo esa Ley, que es más bien la que debemos superar y derogar mediante la aprobación de una Ley de Educación Superior?

Por otra parte, ¿qué creen que pelean desde el microcosmos reducido de sus posiciones personales?, ¿No se dan cuenta que la lucha en este momento es contra la amenaza neoliberal? ¿No saben que el hecho de que el Ministerio de Educación Superior asuma la Rectoría del Sistema de Educación Superior implica que el Estado docente asuma la garantía de un derecho humano y un deber social? ¿Qué creen ustedes "iluminados", que significa que en la escuela de Derecho de la UCV se investigue sobre "La calificación jurídica del embrión Crio-Preservado", mientras en nuestro país la gente se muere porque no se les garantiza el acceso a la salud o el acceso igualitario a la justicia?
¿No ven qué nuestras universidades son grandes fábricas de reproductores, multiplicadores del pensamiento colonial-imperial? ¿No ven que nuestras instituciones universitarias son fábricas de conocimiento al servicio de los países industrializados de Occidente, pero que para nada contribuyen a resolver las necesidades elementales del pueblo venezolano y latinoamericano?

Entonces, si saben todo eso, que está la vista, que no es una elucubración mía o de Edgardo lander reunido con Manuel Mariña, ¿por qué insisten en sostener desde su pequeña trinchera esas posiciones tan individualistas? ¿Cuál es el saldo estratégico de sus afirmaciones y acciones más allá de salvaguardar sus intereses y orgullos personales (que evidentemente no son estratégicos)?

¿Será que no lo saben? O si lo saben, ¿será qué creen que sus intereses están por encima de los de la sociedad venezolana, independientemente de lo que diga esa Ley de Universidades del carajo?

Y qúe valga que soy estudiante de la escuela de Derecho de la UCV, pero por lo mismo, he ido descubriendo que el derecho y la justicia no son la misma cosa y que en ocasiones el primero es un obstáculo para alcanzar la segunda. Me quedo con la justicia compañeros, allá ustedes si prefieren quedarse con el derecho y con su derecho "intransigible" a diferir de todo.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3322 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas