Inglaterra: Boris Jonhson, aseguró que su Gobierno será "prochino" y que apoyará las inversiones chinas en el país

Boris Johnson

Boris Johnson

Credito: Agencias

El nuevo primer ministro del Reino Unido, Boris Jonhson, aseguró que su Gobierno será "prochino" y que apoyará las inversiones chinas en el país. Está por ver cuál será su política comercial, pero todo apunta a que mirará mucho más hacia China una vez los lazos comerciales con la UE se debiliten, según los expertos consultados por Sputnik.

Sin ir más lejos, un día antes de ser elegido primer ministro Johnson compartió su entusiasmo por la iniciativa Un cinturón, una ruta del Gobierno chino. Lo hizo durante una entrevista con el canal de noticias de Hong Long Phoenix TV. El ahora premier británico aseguró seguir con interés los esfuerzos del presidente chino, Xi Jinping, encaminados a hacer del proyecto una realidad.

Johnson también prometió que el Reino Unido seguirá siendo "la economía más abierta de Europa" para las inversiones chinas y recordó que el país fue el primero de Occidente en pasar a formar parte del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, en 2015. Una decisión que en su día encolerizó a su principal aliado, Estados Unidos. Desde el Parlamento, el 23 de julio Johnson prometió una "nueva edad de oro para el Reino Unido" tras el Brexit.

"Confío en la capacidad del Reino Unido de apartar el ruido exterior a la hora de crear una edad de oro en sus relaciones con China", comentó a Sputnik Wang Yiwei, profesor del instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Renmin de China.

¿Será capaz el nuevo primer ministro de extender esa edad de oro a sus relaciones con el gigante asiático pese a la avivada polémica en torno a Hong Kong y a las reservas de Estados Unidos hacia China?

"La idea de la edad de oro la mencionó David Cameron. Theresa May estaba ocupada con la salida del Reino Unido de la UE. Boris Johnson tocó el tema de la edad de oro para reducir las pérdidas comerciales cuando salgan de la Unión Europea. El Reino Unido debe fortalecer sus lazos con los grandes mercados: EEUU y China", explica a Sputnik.

La apertura de la que goza la industria china de los servicios financieros es especialmente beneficiosa para Londres, asegura Wang. Y es que en junio de 2019 se desplegó oficialmente el canal de inversión transfronterizo de las bolsas de Shanghái y de Londres, lo que mejora la convergencia entre ambas. El profesor coincide en que Hong Hong no debe influir demasiado en las relaciones entre ambas naciones.

Wang añade que en China también se toman en serio en papel del Reino Unido. No es de extrañar, ya que muchos de los países que participan en la iniciativa comercial de Xi Jinping son miembros de la Mancomunidad de Naciones, Londres tiene derecho a voto en multitud de foros internacionales.

El Reino Unido necesita las inversiones chinas, pero hay un problema, opina Kira Godovaniuk, profesor del Instituto de Europa de la Academia de Ciencias Rusas: el factor Estados Unidos.

"Londres es un socio especial para Washington. EEUU presiona fuerte a todos sus socios cuando se trata de China. Esto es especialmente cierto para el Reino Unido por ser un socio especial, ya que también está obligado por un acuerdo de cooperación entre sus servicios de inteligencia. Washington ya ha advertido de que si a Huawei se le permite desplegar redes móviles 5G puede haber consecuencias", advierte.

Godovaniuk se refiere así a la posibilidad de que EEUU limite la cooperación en materia de inteligencia y haga cambios en la forma en que ambos países intercambian información. Para el Reino Unido "sería un golpe muy serio", dice, porque todo su aparato de inteligencia está integrado en el de Estados Unidos. En realidad ambos son un único ente, por lo que "sería un tema doloroso", advierte.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2696 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /economia/n345100.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO