Comienza el Decenio de la Agricultura Familiar proclamado por la ONU

Agricultura familiar

Agricultura familiar

Roma, enero 3 - El nuevo año marca la arrancada del Decenio de la Agricultura Familiar (2019-2028) proclamado por la ONU a fin de afianzar acciones mundiales contra el hambre, la pobreza y las desigualdades, fijadas como metas en su Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

La iniciativa fue encomendada en el acuerdo de la Asamblea General a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y al Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), con el apoyo de otros organismos asociados al tema.

Tiene como propósito focalizar acciones de apoyo a las familias de agricultores, núcleos poblacionales que constituyen la inmensa mayoría de los habitantes de las zonas rurales del mundo, las cuales producen más del 80 por ciento de los alimentos que consumen los habitantes del planeta y 'paradójicamente, a menudo, son las más vulnerables al hambre'.

La FAO define a la agricultura familiar como 'una forma de organizar la producción agrícola, forestal, pesquera, ganadera y acuícola que es gestionada y administrada por una familia y depende principalmente de la mano de obra familiar, comprendidos tanto mujeres como hombres'.

'Un Decenio para mejorar las vidas de las agricultoras y agricultores familiares' da título a la VI Conferencia Global sobre ese tema que del 25 al 30 de marzo próximo reunirá en Derio-Bilbao, España, a representantes de organizaciones agrarias, sociedad civil, gobiernos, organizaciones internacionales, centros de investigación y cooperativas de los cinco continentes.

Será una reunión preparatoria para el lanzamiento, una semana después, del Decenio, lo cual se realizará en esta capital, sede de la FAO y del FIDA y donde quedará conformada una agenda común a nivel nacional, regional y global en torno a aspectos concretos que deben lograrse.

En esos dos lustros las acciones estarán dirigidas a sumar empeños y establecer alianzas entre gobiernos, organizaciones agrarias, asociaciones rurales, cooperativas y centros de investigación.

La resolución que dio luz verde a la realización del Decenio de la Agricultura Familiar fue presentada por 14 países y aprobada durante la 74 sesión plenaria de la Asamblea General de la ONU, el 20 de diciembre de 2017.

Contó con el copatrocinio de 104 naciones y está sustentada en el éxito de la celebración en 2014 del Año Internacional de la Agricultura Familiar, lo cual denota el interés y las perspectivas que abre.

Al impulso de la iniciativa contribuyó el Foro Rural Mundial, la FAO, el FIDA y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con el apoyo de más de 300 organizaciones, en particular de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Reunión Especializada en Agricultura Familiar y la Comunidad de Estados de Lengua Portuguesa.

Las agencias de la ONU relacionadas con el tema sostienen que más del 90 por ciento de los 570 millones de explotaciones agrícolas en el mundo están administradas por un individuo o una familia, sobre los cuales descansa la seguridad alimentaria mundial actual y futura. A juicio del director general de la FAO, José Graziano da Silva, la agricultura familiar en la estrategia hacia el desarrollo, además de sus potencialidades para erradicar la pobreza, el hambre y todas las formas de malnutrición, constituye una aliada esencial en la preservación de los recursos naturales y de la biodiversidad.

El aspecto principal, que deviene igual en principal reto, está en el compromiso que deben asumir los gobiernos para apoyar la designación de recursos a esos grupos poblacionales y en el desarrollo de políticas públicas, definidas por la FAO como diferenciadas, efectivas e intersectoriales, así como un diálogo social con todos los vinculados al impulso de una estrategia exitosa.

Aunque en las consideraciones a su propuesta la ONU reconoce importantes avances en muchos países que deberán ampliarse y reforzarse, se encuentra entre sus retos impulsar la elaboración de políticas públicas que favorezcan a la agricultura familiar, incluida la formación de comités nacionales hacia ese objetivo.

La resolución reconoce como parte del concepto de agricultura familiar, 'la importancia de las explotaciones de pesca y acuicultura sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición' e igualmente pondera la importancia de los diferentes tipos de bosques -boreales, templados y tropicales.

Además, destaca la implementación de políticas de inclusión financiera para los pequeños agricultores, como créditos a pequeña escala, el reconocimiento del rol de las explotaciones agrícolas familiares para mejorar la nutrición y garantizar la seguridad alimentaria mundial y la promoción de empleo rural decente.

Pero en las concepciones de esta política agraria la agricultura familiar va de la mano con la promoción y la conservación del patrimonio histórico, cultural y natural, las costumbres tradicionales.

Es decir, una agricultura familiar enfocada en la conservación de las características bio-culturales, en la promoción del origen y la preservación de la diversidad desde los pequeños productores.

Ello pasa por una adecuada valorización de las diversidades biológicas y culturales de un territorio, por nuevas formas de gobernanza público-privada, en las cuales están integradas los pequeños productores y centrados en pos del desarrollo sostenible del territorio con el sello de calidad y de origen de cuanto produce.

El Decenio de la Agricultura Familiar está dirigido a garantizar el acceso a los integrantes de esa forma de producción, a los recursos naturales y a los medios de producción, en particular tierra, agua, semillas; el uso de herramientas apropiadas de gestión de riesgos y la promoción de mercados más inclusivos de los productos.

También tiene en cuenta el fortalecimiento de los mecanismos de protección social y brindar incentivos públicos a las iniciativas de adaptación al cambio climático como las relacionadas con la agroecología.

Al combinar conocimientos tradicionales y científicos, impone enfoques ecológicos y sociales a los sistemas agrícolas, con una mayor y más provechosa interacción entre las plantas, los animales, los seres humanos y el medio ambiente.

Promover la independencia económica de las mujeres rurales y la inclusión de los jóvenes en las estrategias, y asegurar marcos legislativos e institucionales para consolidar la seguridad alimentaria y nutricional son también esenciales en la estrategia acordada por la ONU en el Decenio de Agricultura Familiar. Iniciativa que se imbrica con el decenio en marcha de la ONU de Acción sobre Nutrición (2016-2025), también enmarcado en el Objetivo 2 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la Declaración de Roma sobre la Nutrición de 2014, dirigidos a garantizar el derecho fundamental a una alimentación adecuada.

Es sabido que la lucha contra la malnutrición en todas sus formas constituye uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan todos los países. Un mal que padece casi una de cada tres personas del planeta, bien por subnutrición, al carecer de las vitaminas y los minerales necesarios; sobrepeso u obesidad y enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta.

Auxtin Ortiz, director del Foro Rural Mundial, red de organizaciones agrarias, ONG y centros de investigación relacionados con la agricultura familiar, con más de 60 países asociados, calificó la celebración del Decenio de 'inmensa oportunidad que ahora debe aprovecharse'.

Debe enfocarse, sostuvo, principalmente en las mujeres y en los jóvenes rurales, como gestores fundamentales de una Agricultura Familiar.

Ortiz considera que la declaración permitirá ubicar el tema durante 10 años 'en lo más alto de la agenda política', además de propiciar una gran visibilidad y reconocimiento a las personas dedicadas a la agricultura familiar a nivel mundial.

Está en nuestras manos, apuntó, que esta oportunidad se materialice en avances concretos que permitan mejorar la vida de los agricultores familiares en el mundo, pues -agregó- desde el Foro Rural Mundial se esperan lograr más y mejores políticas públicas al respecto, crear oportunidades para las comunidades campesinas, de manera que puedan construir un futuro mejor.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2053 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /economia/n336378.htmlCd0NV CAC = Y co = US