Consulta para Funcionarios Públicos del Gobierno y Estado Nacional

Partiendo de la información pública, comunicacional, oficial/gubernamental y también la suministrada diligentemente desde las instituciones bancarias privadas a sus clientes, según la cual se pueden adquirir/comprar unos montos limitados mensualmente de divisas desde nuestras cuentas corrientes o de ahorros que se tengan en estos bancos, luego de cumplir con la solicitud de la apertura de una cuenta en divisas y llevar los recaudos requeridos, procedemos a intentar comprar una pequeña cantidad de dólares en efectivo para ahorrar/proteger algo de lo recibido en bolívares como aguinaldos, bonificaciones y deudas pendientes. También con la aspiración de cubrir las pequeñas cantidades que ahora solicitan en los condominios para pagar las alícuotas por trabajos extras o de emergencia en los urbanismos multifamiliares, así como otros `pagos de servicios privados. Las empresas y trabajadores que cubren estos trabajos se comprometen a realizar estas reparaciones o mantenimientos de emergencia, siempre que el pago sea efectuado en divisas y en efectivo.

Al intentar, con la confianza de estar procediendo desde la legalidad y acceder a la compra de unas pequeñas cantidades de dólares en efectivo a través del portal digital de la banca privada, comienzan unas extrañas dificultades de acceso a los trámites específicos estando ya dentro de la plataforma de la banca y de la cuenta personal. Se puede desde allí realizar los pagos de servicios y transferencias rutinarias con toda normalidad. Al intentar acceder al área específica de compra de divisas, comienzan a ocurrir fallas en la plataforma bancaria y su efectividad, es decir se queda guindada o se hace muy lenta y no avanza. Cuando finalmente permiten el acceso a la sección de compra de divisas, aparecen dos opciones, una con denominación Intervención y la otra Mesa de Cambio. Al intentar acceder a cualquiera de las dos opciones, aparece una información del banco que nos dice textualmente "Servicio temporalmente no disponible". Después de varios días intentándolo, finalmente se logra acceder a la opción Mesa de Cambio y se puede solicitar la compra de una pequeña cantidad de dólares (cuyo límite lo establecen desde el propio banco) y el banco nos informa por medio la cuenta de correo, que efectivamente se ha aprobado tu compra de divisas y lo descuentan de tu respectiva cuenta. Al día siguiente visitas el banco para retirar la pequeña cantidad de dólares comprados y descontados ya de tu cuenta bancaria, y, allí en la taquilla te informan que no tienes ninguna cantidad de dólares compradas y pagadas desde tu propia cuenta. Le muestras a la funcionaria de la taquilla del banco la imagen fotografiada de la operación y te informan que efectivamente tu solicitud fue inicialmente aprobada, pero más tarde el banco decidió reversarla y anularla porque ya no tenía divisas disponibles para venderte. Después de esta experiencia fallida, hemos intentado desde hace varias semanas realizar otros intentos y no ha sido posible comprar la pequeña cantidad de dólares en efectivo.

Mi consulta pública y abierta para las personas que cumplen funciones como empleados públicos en las diversas instituciones como Banco Central de Venezuela, SUDEBAN (Superintendencia de Bancos), Contraloría General de la República, Defensoría del Pueblo, Asamblea Nacional y Ministerio del Poder Popular para las Finanzas es la siguiente: Si el Estado a través del Banco Central de Venezuela, le vende diariamente divisas a la Banca Privada y Pública para que estas empresas vendan a personas naturales y jurídicas, con la finalidad de cubrir parte de la demanda de importadores, ahorristas y recoger/absorber bolívares para frenar la devaluación e inflación. Entonces ¿Qué está ocurriendo con buena parte de esas divisas de la Nación que el Estado Venezolano le vende diariamente a estos grupos empresariales del sector financiero? ¿Será posible comprar unas pequeñas cantidades de estas divisas a través de la Banca Privada y/o Pública de Venezuela? ¿Estaremos frente a un nuevo vacilón de los dueños y altos ejecutivos/gerentes de estas empresas que se lucran con la intermediación del dinero de los cuentahabientes y ahorristas? Tienen la palabra las personas que ejercen esos altos cargos públicos de Gobierno y Estado en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 930 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: