Cajas de Ahorro ¿Y ahora quién podrá defendernos?

¿Y ahora quién podrá defendernos? Esta frase célebre en una serie de televisión donde el desvalido se pregunta quién podrá defenderlo en una situación apremiante que está a punto de sucederle o sucedió y se repetirá, hoy aplica para el sector de cajas de ahorro del sector público de Venezuela, luego de aproximadamente 5 años en una lucha constante dirigida al sistema o la estructura financiera del país, donde se ha enviado comunicaciones al poder ejecutivo, legislativo, incluso a los entes contralores como lo es la Contraloría general de la República, Fiscalía y nadie ha dado respuesta de ninguna índole a los representantes del sector mucho menos a los asociados que son un aproximado de 2 millones de trabajadores de los diferentes ministerios y organismos públicos nacionales, estadales y municipales. En estas misivas o reuniones realizadas se ha hecho del conocimiento de todos los organismos antes citados la grave problemática que vive actualmente el sector , que nuevamente aquí se citará :

1. El desfase del marco jurídico que rige al sector de cajas de ahorro de Venezuela.

2. La creciente deuda patronal y de descuentos realizados a los asociados a través del sistema de nómina y procesado por la Plataforma Patria en los actuales momentos, en el caso particular del sector público ascendiendo aproximadamente a unos 100 millones de dólares.

3. Las escasas o nulas opciones de inversión que permitan a los directivos de cajas de ahorro del país, proteger los recursos ahorrados por la masa trabajadora del país, quedando como única opción mantener los recursos en bolívares en cuentas corrientes lo cual erosiona segundo a segundo dichos recursos financieros.

4. El desmantelamiento de la Superintendencia de Cajas de Ahorro (SUDECA), ente rector y garante del cumplimiento de las normas jurídicas que rigen a las cajas de ahorro ( artículos 75 y 76 de la Ley de Cajas de Ahorro ,Fondos de Ahorro y Asociaciones de Ahorro Similares ) aunado a que ahora desde el organismo contralor se exija a las Cajas de Ahorro hacer inversiones en casas de bolsa determinadas y participar de creación de empresas con patrimonio de las cajas de ahorro sin que se consulte a la asamblea de asociados como máxima autoridad de las mismas, esto a cambio de que se pague la deuda que tiene el estado con estas asociaciones. Dinero éste, que ha sido descontado a los trabajadores cajahorristas de su salario y que no pertenece al estado venezolano.

5. El innegable desequilibrio entre ingresos en Bolívares y egreso o gastos dolarizados en que se encuentra inmerso la economía venezolana y que las cajas de ahorro no escapan de ello.

7. La disminución en la capacidad de pago de los trabajadores asociados a las cajas de ahorro por sus bajos niveles salariales, causando esta situación a las directivas de cajas de ahorro la disyuntiva en dar o no créditos que serán cobrados en bolívares (sin indexación) y se recuperaran en largos plazos, y en una economía inflacionaria como la nuestra es mortal para cualquier organización.

8. El deterioro de los ahorros acumulados de los trabajadores ocasionados por los procesos de reconversión monetaria realizado en el país en especial la del 2018.

Hoy se une un nuevo elemento a este rosario de problemas que aquejan al sector de cajas de ahorro, como es la acción o inacción de la actual superintendencia en cuanto a diferentes aspectos que le competen y en algunos en excesos de sus funciones, de las cuales se citará algunas:

  • Falta de respuesta a comunicaciones enviadas desde las cajas de ahorro con diferentes asuntos entre los mas resaltantes elecciones de directivas para su protocolización.

  • El incumplimiento de la defensa del ahorro del trabajador, ya que no acciona contra los patronos morosos, tal cual lo establece la ley.

  • Trasgresión de la norma en materia electoral donde incluso ha invadido funciones de la asamblea de asociados así como de comisiones electorales.

  • Promoción de empresas privadas, instrumentos financieros privados que no esta dentro de sus funciones ni competencias.

Ante lo antes expuesto y agotando ya prácticamente todas las vías jurisdiccionales y acudiendo a todos los órganos del Estado, surge la pregunta ¿y ahora quien podrá defendernos?, todos los reclamos realizados, así como las propuestas se han basado en el derecho que nos asiste tal como lo describen los artículos 70, 118 y 308 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, así como el articulo 66 de la Ley de Cajas de Ahorro Fondos de Ahorro y Asociaciones de Ahorro Similares (LCAFAAAS) y el articulo 470 del Código Penal.

Ante la interrogante planteada ¿y ahora quien podrá defendernos? se propone entre las posibles soluciones una que puede ser parte de la receta para iniciar la recuperación del sector de cajas de ahorro del sector publico y privado en Venezuela, esta solución se basa en un lema o dicho usado en muchas campañas políticas (que terminan no materializándola) el cual es " solo el pueblo salva al pueblo" , pero en el sector que nos atañe la transformaremos a ; solo las cajas salvan a las cajas , ¿que significa esta expresión? sencillamente llevar a la práctica lo establecido en la LCAFAAAS en su articulo 44 numeral 4 en concordancia con los numerales 3,5 y 14 del mismo articulo. Este plan de acción se denominaría Plan de Apoyo Nacional de Ahorro Socio Productivo (PANASP) y permitirá agruparse a las cajas sea por sector, por región o por cualquier otro elemento que permita tener objetivos y metas comunes o simplemente inversión, para llevarlos a cabo y alcanzar logros que una caja de ahorro sola no podría hacerlo, esto permitirá plantear proyectos de Vivienda, de salud, de recreación y turismo, y de cualquier otra índole siempre enmarcado en la LCAFAAAS, estos proyectos deberán definir las necesidades de recursos financieros que amerita para su ejecución , así como la tasa de retorno y a través de un sistema actualizado, digitalizado, controlado y auditado bajo plataforma tecnológica (pudiéndose usar blockchain), que permita la transparencia del manejo de recursos.

Aunado a lo planteado anteriormente como una de las posibles soluciones a la crisis que vive las cajas de ahorro del sector publico de Venezuela otra acción es la de una compensación por cada asociado al que se le pulverizó el patrimonio familiar, con las reconversiones monetarias realizadas, e igualmente insistir ante el Ejecutivo Nacional, el Poder Legislativo así como el Poder Judicial en el reclamo de los recursos que hasta la fecha no han sido enterados ni entregados a las diferentes cajas de ahorro del sector publico, causando un daño patrimonial a cada una de estas asociaciones, a sus asociados y a su grupo familiar por ser el ahorro un patrimonio familiar del asociado.

Es por eso que alertamos al presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros, de la delicada situación en que están sumergidas las cajas de ahorro del país en especial las que conforman los trabajadores del sector público en todos sus sectores , maestros, profesores , profesores universitarios, salud, empleados de ministerios , gobernaciones, obreros entre otros, esto a raíz de que desde el mes de marzo de 2021 que la nómina pasó a ser administrada por el sistema Patria , a las diferentes cajas no se les entrega los recursos que por concepto de caja de ahorro son retenidos de su salario y tampoco los aportes patronales correspondiente su pago al Gobierno Nacional. Igualmente en el año 2020 algunas de estas cajas no recibieron los recursos completos de esa anualidad , convirtiéndose en una gran bola de nieve que amenaza con destruir por completo el sector, con esto el estado como patrono viola el articulo 66 de la Ley de cajas de ahorro , así como el articulo 308 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Es importante resaltar que la no entrega de los recursos se convierte en un acto de apropiación de recursos de terceros tipificado en el Código Penal en su artículo 470 , ya que tanto la retención del ahorro, los servicios y previsión son dineros de los sueldos del trabajador, al no ser entregados a tiempo tal como esta establecido en el articulo 66 de la ley de cajas de ahorro que da 5 días hábiles al patrono para enterar estas retenciones , no solo se convierte en apropiación indebida, si no también causan un daño irreparable al patrimonio del trabajador el cual ve disminuida la capacidad de compra de estos recursos que el decidió convertirlo en un ahorro para protección de su grupo familiar en el futuro.

Es por lo antes expuesto hacemos un llamado de alerta, al Presidente Nicolás Maduro Moros a actuar con la urgencia que amerita el caso, antes que el daño sea irreversible, así como establecer las responsabilidades que hubiere lugar por este acto.

Sin ningún plan de protección por parte del Estado tal como lo establece el articulo 308 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela (CRBV),el sector las cajas de ahorro de Venezuela ha sobrevivido no solo de la eliminación de ceros a sus patrimonios, si no de la dolarización informal de la economía del país aunado a un flujo de ingresos completamente atípico para una organización sin fines de lucro como las cajas de ahorro y como lo es ingresos en bolívares egresos en dólares, e igualmente un marco jurídico ya obsoleto al momento económico que vive el país.

Desde el mes de mayo 2021 el presidente Nicolás Maduro ordenó una revisión del sector para generar un plan de atención a el sector de cajas de ahorro hasta la fecha septiembre 4 de febrero 2022 no se ha visto materializada esta orden , alargando la agonía de las cajas de ahorro tanto del sector público como del sector privado, es imperante que el Presidente de la República acelere la materialización de diferentes propuestas realizadas en las reuniones de trabajo y entregadas a miembros de la comisión designada para tal fin por la asamblea nacional, tales como el plan RENACER.

Esperamos que esta misiva como otras escritas por este medio de APORREA, así como otros medios de redes sociales, lleguen a los actores principales de las políticas económicas del país y que no se quede en letra muerta, si no que se accione lo mas pronto posible para rescatar de este abismo financiero en que se encuentra el sector de cajas de ahorro de Venezuela.

A los 07 días del mes de Noviembre de 2022.

POR FECAFASV Y ANCAHOVEN

José Alfonso Rojo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1812 veces.



José Alfonso Rojo

Licenciado en Administración. Msc. Docente universitario. Presidente de la Federación Nacional de Cajas de Ahorro de Venezuela.

 jargil649@gmail.com

Visite el perfil de José Alfonso Rojo Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Economía