Y ocurrió que la Isla de la Fantasía, dejo de ser!

Todo esto del pago del bono vacacional y el bono recreacional a los docentes, me hace recordar la famosa, en su momento, Isla de la Fantasía, no aludo a la también muy célebre Isla de la Fantasía, una serie televisiva trasmitida por los ya bastante remotos años 78 (su primera emisión) ni tampoco a la película del 2020; pero no han transcurrido tantos años, como para que los docentes de larga data hayamos olvidado ambas islas.

Nos detendremos en la primera Isla, figurada así "Isla de la Fantasía" por los docentes universitarios que laborábamos en la época de los 90 al 2000, esta imagen se asoció a la deuda que tenía el Ministerio de Educación con los docentes universitarios desde los años 70 y era tan voluminosa que en el ánimo de los docentes se anidaba la creencia de que nunca se las pagarían, " Es una deuda impagable," "Esa deuda, nunca la pagaran, es Isla de la Fantasía" así decían insistentemente, habían perdido toda esperanza de recibir su pago.

Sucedió que en la época de los 70 el precio del barril de petróleo perdió mucho valor y el gobierno de turno no pudo cancelar deudas contraídas con los docentes.

Pero ocurrió que el Presidente Chávez, asumió la presidencia y asumió la deuda acumulada por gobiernos anteriores y la canceló, el precio del barril de petróleo se elevó y pudo cumplir con esta buena acción, actuando como el buen padre (Tal como nos habla el derecho), lo hizo a través de bonos, los llamados "papeles", "nos pagaron con papeles", así se escuchaba entre uno y otro pasillo universitario, ya que era la primera experiencia de ese tipo y había mucho recelo.

Luego, hacia el año 2006 canceló lo correspondiente a las prestaciones sociales del personal administrativo, docente y obreros de la educación universitaria, para lo cual destinó 300 millardos de bolívares a más de 4mil trabajadores y trabajadores para pagar parte de la deuda, según Agencia Bolivariana de Noticias (ABN)

Años después hacia el 23 de agosto de 2012 se comenzó a cancelar intereses por prestaciones sociales acumuladas desde 1974, canceladas a través de los Bonos Petrorinoco. Cada bono tenía un precio de mil bolívares. Si recibías 50 bonos, representaban 50 mil bolívares…Los tenedores de los llamados Petrobonos, podrían venderlos en la Bolsa Pública de Valores o conservarlos y cobrar los intereses que se generen. (Mundo Universitario. N°41, Vol X (3), 280-295, 2012)

Recuerdo que para aquellos momentos realmente históricos para todos, Todos estábamos muy recelosos, desconfiando de la posibilidad real de esos pagos, los cuales, luego se hicieron realidad.

Visto así, son antecedentes válidos que nos pueden animar a continuar sentados frente a una mesa de discusión, reclamando todos nuestros derechos, sin ceder un ápice, en el contexto situacional en el cual Todos estamos inmersos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 809 veces.



Ruth Cueto


Visite el perfil de Ruth Cueto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Economía