La consigna: “Primero los ricos”, los pobres a trabajar y obedecer el fortalecimiento capitalista

1, El gobierno del presidente López Obrador –además de tener desde hace mucho- a los empresarios como sus asesores- llegó a nuevo acuerdo: indicó que para los de arriba hay acciones como la firma del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que busca atraer inversiones y generar una reactivación; en tanto que para los de abajo, están los programas del bienestar y las remesas que volvieron a romper récord. AMLO dice: "arriba los de abajo, pero no digo: abajo los de arriba, digo: abajo los privilegios, porque a los de arriba también quiero que les vaya bien". ¿No son privilegios acaso no aumentar ni pagar impuestos después que los banqueros "ganaron" en 11 meses 162 mil millones mientras la miseria y el hambre siguen en México?

2. Al mes del gobierno de López Obrador –al entender bien el discurso de "gobierno para todos", que "no habrían venganzas", que "todo dentro de la ley"- comencé a pensar que este sexenio sería más de lo mismo. Sin embargo, tuve miedo que me confundan con voceros de los saqueadores y asesinos de gobiernos anteriores y con los empresarios explotadores porque los tontos sin capacidad de pensar repetían como catecismo que "AMLO defiende a los pobres y el que no lo apoye está con los conservadores". Pensé y he escrito 400 artículos tratando de demostrar que AMLO –como el viejo PRI- siempre fue de centro y nunca de izquierda y que sus miles de denuncias eran palabras, que nunca pasó a los castigos por miedo terrorífico al poder real.

3. Desde que rescató al generalote Cienfuegos de la prisión yanqui para ponerlo libre en México, podría decir que mandé al gobierno de AMLO al carajo; fue entonces cuando dejé Las Mañaneras donde más tarde vi la ridiculización a AMLO por uno de los hoy tres mejores periodistas de México: Julio Astillero; los otros dos son Anabel Hernández y Ricardo Ravelo. Mientras el pueblo sufrió miseria y hambre durante la pandemia del Covid 19, los empresarios hacían más grandes sus capitales millonarios y sus depósitos en "paraísos fiscales"; esto lo intuye el pueblo, pero así como ignora casi todo, no entiende todos los mecanismos de que se valen gobierno y empresarios para acumular las gigantescas riquezas que dominan.

4. Este es el brutal, el salvaje capitalismo, que no hemos podido derrotar, por lo menos desde la década de los sesenta en México y el mundo, cuando los jóvenes abrimos los ojos y logramos cambiar algunas cosas en aquella década, la más grande e importante de los movimientos liberacionistas. En los setenta aún pudimos avanzar en las luchas de los trabajadores; pero a partir de los ochenta las cosas cambiaron en beneficio de los más ricos y poderosos y podría demostrarse que en los últimos 50 años el dominio capitalista ha sido aplastante usando como dominante político el sistema electoral pacifista con el que los multimillonarios consolidaron su poder mundial.

5. López Obrador es el gobierno centrista –al estilo López Mateos (1958-64)- que aprendió a jugar con la llamada izquierda y la derecha. Como presidente priísta López Mateos invitó a Cárdenas y a Miguel Alemán, así como a los demás expresidentes aún con vida, a altos cargos de gobierno; al mismo tiempo jugaba a apoyar a Cuba y a los EEUU, así como al Partido popular Socialista y al PAN al otorgándoles algunos privilegios. Es lo que hace López Obrador: dice que es gobierno de los pobres y de izquierda; pero funciona como gobierno de ricos al no subirles impuestos ni cobrárselos. Al ratito hasta los medios de información y los llamados intelectuales tendrán que cambiar, al mismo ritmo que toquen los empresarios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 615 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía