Del $ maldito al $ bendito


Si no fuera porque es un drama nos reiríamos al recordar el contraste entre los juramentos patriotas de las alegres masas chavistas en la avenida bolívar y la veloz dolarización del país en 48 horas. A propósito del Informe Presidencial del 12 de enero sobre la Memoria y Cuenta de la nación, el gobierno nacionalista declara en firme que la tal dolarización es un escape (sic). Esto suena muy incongruente. No solo para el gobierno de Maduro sino también para aquellos alegres patriotas del pasado que ahora se pavonean como afortunados empresarios de calle vendiendo baratijas “a un dólar con punto” pero olvidando varias lecciones: (1). que el salario mínimo es penosamente de dos dólares mensuales frente a una hiperinflación no menor del 9OO% (BCV). (2) Que es precisamente el dólar la moneda oficial del imperialismo norteamericano y que la Casa Blanca produce, controla y manipula su moneda como parte del bloqueo y de la especulación del dólar paralelo (3) que la dolarización desvaloriza y destruye el bolívar -la moneda nacional- afectando en consecuencia la unidad y los intereses nacionales, al mismo tiempo que incrementa casi geométricamente la especulación de los precios, ya de por sí algo insoportable para un pueblo indefenso ante la indiferencia olímpica del gobierno al respecto (4) que la dolarización no tiene nada de nacionalista, menos de antiimperialista ni de antibloqueo, y mucho menos de industrialización nacional para “superar el rentismo” que es un discurso oficial oído mil veces desde los viejos tiempos bipartidistas de adecos y copeyanos, quienes por cierto fueron los que popularizaron el remoquete de . Fue esa una infeliz frase del brujo de Guatire- Rómulo Betancourt- contra la poderosa izquierda de los años sesenta. Es una historia conocida que Acción Democrática se dividió en 1958-59, dando origen al MIR, movimiento de izquierda que más adelante también se fractura en grupos, saliendo de allí la Liga Socialista (inicio de los años setenta), agrupación estudiantil, ya desaparecido, de la que proviene el jóven Maduro y una buena parte de sus ministros y diputados, antes de brincar al MVR y después al PSUV.

Para burlarse y humillar al movimiento revolucionario opuesto a su traición bipartidista del pacto de Nueva York y de Punto Fijo, Betancourt y su partido -ya como un gobierno dictatorial civil de derecha- inventó la burlilla de la “izquierda trasnochada” para descalificar por orden de Washington lo que era una formidable corriente armada, antimperialista, socialista y enguerrillada, bajo dirección de los comunistas y del movimiento marxista en general. A esta burla, muy represiva, por cierto, Rómulo le agrega otra dos célebres consignas y “adeco es adeco hasta que se muera”, un recuerdo que parece haber despertado algo de nostalgia en algunos jefes del gobierno (5) Que, al contrario de lo dicho en la Memoria y Cuenta, pensar en dólares no beneficia al pueblo sino a los monopolios locales y extranjeros de FEDECAMARAS-VENAMCHAM, arruina a la PYME y super explota al trabajador. (6) Que, en efecto, como dice el Informe, es un cambio esencial, sólo que a favor de los no de . Una verdadera manguanga para los imperialistas bloqueadores de Estados Unidos, la Unión Europea y sus sirvientes del Pacto de Lima, todos en plena recesión económica, hambrientos de una fuerza de trabajo barata y felizmente se topan con una cuyo salario son dos dólares mensuales, que cobra en bolívares y paga en dólares inflados, sin que qué nuevamente el gobierno diga “esta boca es mía”.

En fin, ¿Qué diría un Simón Bolívar recostado nostálgicamente en alguna de las tres raíces del Samán de Güere, pensando si realmente había arado en el mar? Eso aun no lo sabemos, pero sí sabemos lo que dijo el ecuatoriano Correa antes que lo exilara el renegado de Moreno, gracias a la dolarización hecha por el expresidente Mahuad y que Correa no corrigió víctima de un progresismo tambaleante. Fue un gran desastre -dijo ya con un pie en el avión- porque aumentó el desempleo, desató la inflación, bajó los salarios y quebró a las Pymes ecuatorianas.

Nota Proletaria Antiimperialista No 26. PRT.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1204 veces.



Otto Van der Velde Q

Dirigente del Partido Revolucionario del Trabajo - PRT (Venezuela)


Visite el perfil de Otto Van der Velde Q para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Otto Van der Velde Q

Otto Van der Velde Q

Más artículos de este autor