A propósito de la ley antibloqueo: una hormiga en muletas, un mamut y otras hormigas

Cuando observo los múltiples comentarios de amigos, camaradas y otros no tan amigos sobre la ley antibloqueo; observo es que se comenta generalmente sobre la seudo política y poco sobre el contexto en el cual esta inclemente guerra contra el pueblo hace estragos y nos tiene al borde del colapso revolucionario.

Soy de los que piensa que la prioridad ahorita es la sobreviviencia de la revolución sobre cualquier cosa. Sin revolución las historias de Irak, Colombia, Siria, Libia y muchos otros países en conflicto; sus masacres se quedarían cortas para compararlas con nuestra hermosa Venezuela.

No entender que pasa en el mundo y que pasa en Venezuela es un verdadero infantilismo que pagaremos muy caro si no trascendemos al contexto donde nuestra revolución estará a la vanguardia financiera a partir del uso de las criptomonedas y muy especialmente del petro.

Nos toca empezar por donde tenemos que empezar. Venezuela es como una hormiga con muletas, nuestro enemigo es un mamut y las demás hormigas tratando de quitarnos las muletas para medio andar. Este poderoso mamut sabe que a lo interno de nuestro propio país surgirá la nueva economía digital fuerte, innovadora y pujante donde estaremos a la vanguardia de usabilidad en criptomonedas. Además este poderoso mamut sabe que su propia genética está en declive y por ende tratará de llevarse consigo a todo el mundo sin importar el cataclismo financiero que se avecina cuando ese dinero físico sin respaldo de la reserva federal norteamericana no tenga el valor que todos creen que tiene.

No les parece extraño que los grandes negocios inmobiliarios y de bienes raíces en la propia Manhattan no tengan la rentabilidad de la pujante burbuja inmobiliaria de años anteriores? La economía norteamericana siempre ha contado con la fortaleza que al caerse arrastra a todo el mundo. Pero lo podrá lograr ahora que otros poderes surgen y apuestan a su propia sobrevivencia, ante la barbarie hegemónica en declive?

Mirar lo invisible para hacer lo posible. Tenemos que aprender a tomar las armas del enemigo, pasemos de la queja a la construcción de oportunidades. A la construcción de prosperidad individual y comunitaria. Si se financian créditos a los más grandes por qué no organizarnos para acceder a esos créditos en petros? como sería un pequeño banco comunal aportando en lo local al crecimiento comunitario?

El mundo real debe tomar la teoría revolucionaria y construir praxis revolucionaria, por ello este renacimiento que veremos desde romper el bloqueo criminal con la sincronización de la nueva era financiera digital con criptomonedas, ganando bases de apoyo, construyendo territorios endógenos de nueva organización popular colectiva, generando prosperidad desde el financiamiento en criptomonedas a proyectos privados, comunitarios, mixtos e individuales. Sin duda alguna contribuirá a una humanidad mas emancipada a la par que vamos construyendo medios de producción alternativos entreayudandonos como decía el maestro Simón Rodríguez.

Una economía reactivándose, con recursos propios, con respaldo propio y con una criptomoneda propia, nuestro petro. Decían nuestros viejos Freddy Yepez y Juan Campos: "Es hora de los atrevidos". Es hora de sostener las muletas y andar juntos, de hablar juntos e ir por un diálogo entre iguales, desde las diferencias encontrar las coincidencias, tomando las armas financieras que el enemigo usa para generar plusvalía, respetando siempre el valor de la mano de obra de quien trabaja y aportando a la producción creciendo desde lo local; insurgiendo con medios de producción locales, para finalmente ir reconstruyendo las comunas y lo que veo como aporte de los zapatistas: las juntas de buen gobierno.

Son los clamores de nuevo amanecer, siempre dispuestos a rectificar, transformar y evolucionar en un mundo de cambios acelerados, con nuevas tecnologías, nuevas armas y viejas guerras contra el pueblo.

Post Data:

Mi reconocimiento a María Alejandra Díaz amiga y revolucionaria intachable. Recuerda amiga el mamut ahora está entre elefantes perdiendo su sitial. Por ahora ocupémonos del mamut y tomemos las armas que hoy nos da la ley antibloqueo para este contexto de transición a la construcción Socialista de la Revolución Bolivariana.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 733 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas