Ley Contra el Bloqueo podría ser el Hara-kiri del proceso

El oibara, tsuifuku (追腹), o también conocido como hara-kiri japonés, escenificado en la opera Madam Buterfly de Giacomo Puccini, en la que se cuenta la historia de Cio-Cio San, (Madame Butterfly) quien se enamora del marino norteamericano Pinkerton, se casa con con él y queda enbarazada. Pinkerton deja a Madame Butterfly y vuelve a América, regresando después de unos años con su nueva esposa para llevar a su hijo.

Muchas mentes pensantes críticas y revolucionarias, opinan que esta podría ser el arma de doble filo, que puede bien empleada y redactada defender con eficacia a Venezuela y a su pueblo en contra del bloqueo criminal de Estados Unidos y sus lacayos externos e internos apátridas, pero tal como está ahora llena de gazapos, puede que hechos por manos peludas, chocan con la Constitución Bolivariana de Venezuela, dicha Ley podría ser el oibara necesario para que en manos de traidores, acaben en pocos meses si se es aprobada tal cual está ahora, con lo que queda de proceso, lo que sería como abrirnos el vientre con la espada de Bolívar, a más de traicionar los sueños de Chávez y de los eternos soñadores que aún creemos que un nuevo mundo es posible.

Como nos duele en el alma el recuerdo del Comandante Eterno, como entregó su vida por defender a su pueblo contra las injusticias imperantes, por ello opinamos en este crucial momento.

Peligros que encierra esta Ley en los términos como está redactada. Quizá estemos con ella abriendo la caja de Pandora, que permita en lo inmediato, terminar con las ilusiones de un pueblo que es fiel al “por ahora” y a los sueños de Bolívar y Chávez.

Nos preguntamos si será cierto que esta Ley, cuando sea aprobada por sí sola, acabará milagrosamente con el bloqueo contra Venezuela, y con los corruptos comerciantes, industriales etc a más de los ladrones y traidores que venden la Patria como Judas a Jesús.

Me perdonan, pero con los agujeros negros, triquiñuelas, gazapos o armas de doble filo, que por ahora tiene este Ley, no pensamos que pueda defendernos nada.

Tal como está redactada, nos percatamos del peligro real de que la A.N.B se convierta en una "dictadura soberana del Poder constituyente"

Aún estamos a tiempo de modificar los errores y guiñapos que tiene esta Ley entre líneas y la hagamos en verdad un instrumento más, que con toda intención defienda a nuestra patria contra los auspiciadores de este criminal cerco de aquellos corruptos que venden su patria por $ y oro y aún por euros.

Es necesario que luego de hacer las correcciones necesarias, esta Ley sea aprobada por el pueblo en un referendo para que esta cobre la fuerza y el poder del voto, de la voz del soberano pueblo.

Validando con esto, aquello de que la soberanía reside en el pueblo, que el Poder Constituyente reside intransferiblemente en el Pueblo.

Será cierto que hoy solamente la gente va preocupada por su trabajo, por cubrir sus necesidades, resolver sus problemas, y lo que dicen los políticos cada vez resulta más alejado de su realidad.

Amigo Tomeo, el caso es que por ahora tenemos que funcionar para poder surgir de nuevo como el ave Fénix, de las cenizas, y como lo hacen hoy China, Rusia, Vietnam y otras naciones amigas, con la.........libre empresa asociada......y el ganar ganar que tanto nos repite el presidente Maduro.

Lo malo es que los sueños del Comandante se van disipando como la neblina ante la realidad de lo posible.

Hoy en este momento, y con la vecindad de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre muchos cadáveres insepultos han revivido en los medios, hablando paja, quieren volver, quieren regresar a disfrutar de las mieses de su pasado lleno de oprobio y robos a enriquecerse de nuevo a costillas de su pueblo. Pero el comandante nos abrió los ojos, nos enseñó a no olvidar aquello de uno pa ti y otro pa mi, o adeco es adeco aunque este disfrazado de chavista o de opositor, hasta que se muera.

Defenderemos la consigna "dentro de la Constitución todo fuera de ella nada?

Aquí nos preguntamos ¿Nos estaremos desviando del camino trazado?

O quizá las realidades de los hechos que vivimos hoy nos obligan a despertar de la utopía y enfrentar la realidad, amigo será cierto que con esta Ley corremos el peligro de doblar a la derecha en el próximo recodo y caer en el infierno de nuestros eternos opresores.

Un Peligro es de que esta Ley en el capítulo dedicado exclusivamente al sistema económico y a generar "condiciones macroeconómicas ideales para la inversión privada nacional e internacional". Puede de un momento a otro echar por la borda todo lo que hasta ahora se ha logrado respecto a nuestra soberanía.

Los capitalistas deben estar frotándose las manos.

¿Debemos acaso desandar el camino andado? -acaso para reparar errores o equívocos, o debemos más bien aplicar la Ley para castigar al enemigo de clase, culpable en gran parte de toda esta debacle económica. Consideramos que con nuestras leyes ya existentes, es suficiente, si desde los más altos estamentos del gobierno, existe la voluntad de hacerlo.

Nos preguntamos:

¿Será que el obstáculo para esos inversores es la Ley de Tierras, o la de Pesca, o la de Hidrocarburos, o el manejo de las riquezas que están en nuestro suelo y subsuelo, históricamente propiedad del Estado por obra de Chávez, con la plena soberanía petrolera?

Todo es posible, pueden haber cosas que les molestan y estorban a los inversionistas.

Romperemos o no con las viejas estructuras, nos falta el valor, pues matamos al tigre, pero hoy le tememos al cuero.

Recordar es de sabios, apliquemos el Plan de Desarrollo Económico de la Nación diseñado por el presidente Chávez, con el firme propósito de preservar el legado Bolivariano y constitucional.

Las condiciones hoy ya no son las mismas, se fue la bonanza petrolera víctima de ladrones, vende patria y de nuestros errores, sumados hoy al bloqueo del imperio del Norte.

Algunas disposiciones del presente Proyecto de Ley Anti bloqueo, tal como está redactado son contrarias a otras leyes de nuestra Constitución Bolivariana de Venezuela.

Esta Ley es una Ley de emergencia ante el bloqueo y la situación que vivimos, el Estado Gobierno debe defenderse, en forma enérgica y determinante.

Una Ley Anti Bloqueo que obvia sanciones a quienes nos bloquean es un saludo a la bandera. Eso debería corregirse.

En el ánimo de aplicar principios del derecho internacional, deberíamos darle un trato igualitario a las empresas, marcas, países e instituciones que nos aplican medidas coercitivas unilateralmente y que aumentan el sufrimiento del Pueblo venezolano.

En definitiva opinamos que es el pueblo soberano en votación refrendaría quien debería decidir si es posible aplicar esta Ley Contra el Bloqueo.

Tal como está redactada en función del beneficio de intereses corporativos internacionales, más que de los propios beneficios del pueblo venezolano de Juan Bimba y Juan Primito.

Asegurarnos de que no nos hagamos con esta Ley el hara-kiri japones o nos quememos a lo bonzo con todo y ley, y sea peor el remedio que la enfermedad.

 

¡Hasta la Victoria Siempre!

 
 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1161 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: