Dolarización, educación privada y venta de gasolina en Venezuela

Dolarización, educación privada y venta de gasolina en Venezuela

En 2018 Henry Falcón candidato presidencial de la oposición en Venezuela durante su campaña manifestó que una de sus propuestas "es dolarizar la economía venezolana para paliar la crisis que actualmente atraviesa" (YouTube 5 de abril 2028).

El Presidente de Venezuela Nicolás Maduro Moros el domingo 17 de diciembre de 2019 en entrevista hecha por José Vicente Rangel en su programa en Televen defendió el uso del dólar como una divisa "válvula de escape, argumentando: "No lo veo mal (…). Ese proceso que llaman dolarización puede servir para la recuperación y despliegue de las fuerzas productivas y el funcionamiento de la economía (…). Gracias a Dios existe" /News/Mundo 18-11-2019).

El 3 de agosto del corriente año la Ministra de Comercio Nacional Eneida Laya a través de su cuenta en la red social Twiter dio a conocer una resolución en los siguientes términos: "A la tasa de cambio del BCV: planteles privados podrán cobrar mensualidades en dólares. Hoy junto al camarada Aristóbulo Istúriz, firmamos una resolución que establece la metodología a seguir para la fijación de la matrícula en instituciones de educación privadas. Tras el llamado de nuestro pueblo, levantamos este instrumento que permitirá normar este procedemiento. La resolución aclara que el pago en dólares de la matrícula y de las mensualidades es opcional. Si la institución y los representantes acuerdan que el pago sea en divisas, el plantel deberá basarse en la cotización oficial publicada por el BCV. Laya especificó que será la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDEE) que velará por el cumplimiento de la resolución" (la iguana 03/0972020).

Asimismo el Gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, informó: "Cada dueño de la estación de servicio a precio internacional que tenga manera de importar combustible, lo puede hacer" (Aporrea 14/09/2020). Esta declaración la hizo a propósito de la crisis de combustible que existe, como en todo el país, en esa entidad federal.

Como puede apreciarse en Venezuela a pesar de que la dolarización es una propuesta que desde los años noventa del siglo pasado ha sido formulada por los sectores radicales del neoliberalismo, no solo en nuestro país sino en otros países de América Latina (Ecuador y Argentina) y retomada electoralmente por Henry Falcón, sorprende que en medio de la construcción del socialismo del siglo XXI y dentro de la revolución Bolivariana sea este gobierno el que comienza en la economía nacional a implementarla o experimentarla. Algo que a primera vista resulta contradictorio no solo con el proceso Bolivariano sino con el propio pensamiento y acción del Presidente eterno Hugo Chávez F.

Para sustentar este criterio basta citar el Plan de la Patria Del Candidato De La Patria Comandante Hugo Chávez Para La Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019, el Segundo Objetivo Histórico y el Tercer Objetivo Histórico, que expresan textualmente: "Segundo Objetivo Histórico. Continuar construyendo el socialismo Bolivariano del siglo XXI, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la "Mayor Suma de Seguridad Social, Mayor Suma de Estabilidad Política y Mayor Suma de Felicidad" para Nuestro Pueblo". "Tercer Objetivo Histórico. Convertir a Venezuela en un País Potencia en lo social, lo Económico y lo Político, dentro de la Gran Potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una Zona de paz en Nuestra América".

Con base a estos incuestionables textos es válida plantear la siguiente pregunta: ¿quién puede concebir compatible "dolarización de la economía venezolana" con construcción del socialismo Bolivariano del siglo XXI? Máxime si está claro que dolarización no es solo un proceso económico de dominación norteamericana en el mundo, sino que es un sistema socio-cultural y psicológico de alienación y fortalecimiento de la ideología capitalista en los seres humanos. El dólar es por lo tanto una divisa de intercambio comercial como de intercambio simbólico cultural para afianzar la hegemonía de los EEUU en el mundo.

De las afirmaciones hechas por la Ministra Laya y el Gobernador Prieto se desprenden otros aspectos. El primero se refiere a que la resolución firmada entre el Ministerio de Comercio Nacional y el Ministerio Popular de Educación es evidente que en Venezuela se estaría creando una dualidad estructural y una desigualdad aberrante y chocante en el sistema educativo nacional. Por una parte estaría la estructura educativa de los planteles educativos públicos gratuitos, sin fines de lucro, y por la otra la correspondiente a los planteles privados que pueden regirse por criterios crematísticos basados en el dólar. Es decir, se estaría dando paso a concebir la educación como una mercancía. Además constituye una incongruencia política y conceptual de la Ministra que para autorizar el uso del dólar en la educación privada se dirija al Ministro utilizando el término "camarada", refiriendo, además, lo siguiente: "Tras el llamado de nuestro pueblo se levantó ese instrumento" que permite el pago de matrículas y mensualidades en dichos planteles en la moneda norteamericana o equivalentes ¿Puede semejante "llamado del pueblo venezolano" identificarse como una real inquietud del pueblo para atender la educación de sus hijos e hijas? ¿No corresponde más bien a un" llamado" propio de determinada clase social que no es él pueblo?

El otro aspecto a significar se refiere a la declaración del Gobernador Prieto. Sin tener el Gobernador ninguna atribución con respecto a la materia de distribución de la gasolina cuya competencia está en PDVSA y en el Presidente de la República hay dos elementos: uno, cambia la denominación de concesionarios de estaciones de servicio por el de "dueños" , y el otro los "autoriza" para importar gasolina; comercialización que la harán según sus propios intereses utilizando para ello bienes que son de la Nación. Esta declaración se inscribe en la línea para "dolarizar la economía venezolana" y privatización de PDVSA en determinados servicios.

Colocadas sobre la mesa estas cuestiones de la dolarización, la educación privada y venta de gasolina, no me queda sino pedirle al Presidente eterno Hugo Chávez que continúe con su luz iluminándonos, ya que pareciera que en unos la luz de Chávez se apagó o se está apagando, y en otros nunca ha existido aun cuando suelen convenientemente alumbrarse con ella.

El autor es: Sociólogo (UCV). Profesor Titular activo de la Universidad de Los Andes. Dr. En Ciencias Humanas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2008 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter