A propósito de la discusión del Salario y los “esfuerzos” de Maduro por defenderlo…

¿Defensores del Salario o de la Empresa Privada?

En días pasados, se hizo viral un artículo de la economista e investigadora Pasqualina Curcio (https://www.aporrea.org/economia/a293035.html), en el cual aborda una realidad que golpea, lacera e indigna a todos los hombres y mujeres honestos y decentes de nuestro país: obreros, profesionales, investigadores, docentes para los que vivir dignamente con el salario que se percibe en un trabajo formal, es totalmente imposible en Venezuela.

Un salario mínimo mensual inferior a 4 dólares americanos al día de hoy a la tasa oficial (sí, en dólares norteamericanos. Porque "gracias a Dios que existe la dolarización", en palabras de Maduro a JVR el 17/11/2019), que aún con los "bonos" que mensualmente de manera improvisada reparte el gobierno, a la par de una vida llena de esfuerzos y muchos años de experiencia laboral, en el mejor de los casos, pudiera llegar a la "exorbitante" suma de 30 dólares estadounidenses; hace imposible comer, pagar alquiler, comprar útiles y uniformes escolares, reparar electrodomésticos, pagar la gasolina o el pasaje, sin mencionar el acetaminofén o ibuprofeno, "por si acaso", y por favor no hablemos de los jubilados y su derecho a cubrir dignamente sus necesidades de salud propias por el paso del tiempo.

Tan grande fue el impacto del mencionado artículo y tan ofendidos se sintieron algunos dirigentes, que otro economista recibió "el encargo" de responder a la "manipulación" y "engaño" del primero. Se trata de Jesús Farías, miembro de la ANC, ex miembro del gabinete de Maduro y cuyo artículo (https://www.ensartaos.com.ve/el-presidente-maduro-y-la-defensa-del-salario) es digno de análisis, no tanto por lo que dice, sino por las intenciones que subyacen a su destemplada respuesta y que por su puesto no menciona en su explicación.

No es nuestra intención entrar en la discusión de los economistas en cuestión, ni abordar los conceptos de política económica, ya que no se trata de nuestro campo de conocimiento. Sin embargo, el Sr. Farías emplea argumentos que ameritan una aclaratoria para colocar en su justa dimensión el sector petrolero y su impacto en la vida del pueblo venezolano. Como petroleros, pero, sobre todo, como Revolucionarios, parte del Pueblo Chavista, nos vemos en la obligación de exponer algunos puntos.

En primer lugar, entendiendo que el sector petrolero es responsable del 70% de los ingresos totales de la Nación y del 95% de las divisas del Estado, evidentemente se trata del principal contribuyente del Estado.

Los impuestos estatales y municipales, el ISLR, el impuesto a las ganancias extraordinarias, entre otros, representan mucho más que las contribuciones por IVA. Sin embargo, ha pasado por debajo de la mesa, que desde el año 2018, todo el sector petrolero está exento del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISLR).

En nuestro artículo fechado en Agosto 2018, gentilmente publicado por Aporrea (https://www.aporrea.org/actualidad/a268030.html), advertíamos sobre esta acción y sus predecibles resultados, los cuales parecen ignorarse, así como se ignora el sufrimiento del Pueblo, ya que a principios de este año (martes 28 de Enero), se realizó una nueva exoneración del pago de impuestos a las empresas petroleras en el país para el año fiscal 2019, incluyendo a PDVSA, sus filiales y, por supuesto, socios transnacionales de las empresas mixtas, a través del decreto N° 4.106, publicado en Gaceta Oficial N° 41.809.

Las sucesivas exoneraciones del ISLR, para Empresas Mixtas donde los socios son empresas Rusas, Chinas y Norteamericanas, han hecho que el Estado, dejase de percibir, alrededor de 2.06 millardos (2.068.404.054 US$) de dólares estadounidenses, según nuestras estimaciones basadas en datos de PDVSA y la OPEP.

Este monto corresponde sólo al ejercicio fiscal de 9 empresas mixtas de las 42 que se encuentran legalmente conformadas, por lo que el daño patrimonial de semejante decisión es mucho mayor al cálculo realizado.

Según lo afirmado por Farías, este tipo de acciones: obedece a la necesidad de aumentar la producción y la inversión privada, sin embargo, la producción de las 9 empresas mixtas analizadas, en conjunto, era de 545 mil barriles por día (mbd) en 2018, para 2019, 440 mbd y a la fecha es de 400 mbd. Evidentemente, algo no ha funcionado en esta teoría.

Si observamos el panorama macro de la producción petrolera nacional, el resultado no es más alentador. Se exoneró del pago del ISLR a PDVSA y sus filiales, incluyendo las Empresas Mixtas con socios transnacionales para "estimular la reanimación económica" (Farías dixit) y la producción se redujo según la OPEP en 1.2 Millones de barriles entre enero 2018 y enero 2020. Debemos recordar que las verdaderas sanciones que impactan la operatividad de PDVSA comenzaron en enero de 2019, cuando ya PDVSA para esa fecha había perdido 528 mil barriles diarios, lo que significa que el impacto de las sanciones en la caída de producción durante ese periodo (2018-2020) es del 54%, mientras que la ineficiencia de Maduro, Quevedo y compañía es responsable de, al menos, el 46% de esa caída, tomando en consideración que no fueron capaces de generar una estrategia para mitigar el efecto de unas sanciones que, era por todos sabido, se aplicarían. (Ver "¿Por qué Maduro no salvó a Citgo?" https://www.aporrea.org/energia/a279253.html).

De manera que le preguntamos a Farías y a su jefe Maduro: ¿por qué no se le restituyen el pago de impuestos a las transnacionales petroleras que siguen operando en Venezuela y se le disminuye un poco de sufrimiento al pueblo? Una frase del artículo del Sr. Farías con referencia al IVA llama mucho la atención: "No podemos renunciar de un ingreso imprescindible sin tener alternativas seguras. La construcción de un nuevo modelo social no admite aventuras ni saltos al vacío." ¿Entonces por qué se decidió renunciar a los ingresos fiscales petroleros? ¿¿¿Y viendo el fracaso de esa decisión, cuando no éramos objetos de sanciones, por qué aun la mantienen???

Es indudable que el gobierno de Maduro, en su accionar, ha puesto en marcha políticas para "impulsar la producción" aliviando a las transnacionales petroleras y a los empresarios nacionales, mientras se asfixia al Pueblo con salarios de hambre, deficientes servicios públicos y represión. La exoneración del ISLR a PDVSA y sus empresas filiales en los ejercicios fiscales 2018 y 2019 (seguramente en 2020), es un ejemplo incuestionable de ello.

Los precios acordados con empresarios, con los que se ha pactado a espaldas del pueblo: 1, 2, 3 y hasta 4 veces, son otro ejemplo de esa política de "apertura" y repliegue del Estado a expensas del sufrimiento de la mayoría de los venezolanos. El resultado lo conoce y lo sufre el Pueblo: No se produce más, pero SI se vende más caro. Se incrementan los precios, pero NO la producción. El Pueblo come menos y gasta más. Pero según los voceros de este gobierno "los bodegones son un síntoma de recuperación de la economía" y "gracias a Dios que existe la dolarización".

El Pueblo soporta sobre sus hombros la ineficiencia e incapacidad de un gobierno cuyo único objetivo es mantenerse en el poder, sirviendo de instrumento al capital privado. El fin (mantenerse en el poder) justifica los medios (entregarse al capital privado, hacer sufrir al Pueblo, sepultar la Revolución Bolivariana y destruir el Legado del Comandante Chávez).

Sin el Pueblo, NO hay producción, sin el trabajador petrolero, NO hay Petróleo y sin producción, NO saldremos de la crisis y la Patria NO tendrá futuro. ¡Basta de excusas! ¡Basta de dilapidar los pocos recursos en más burocracia! ¡Basta de engaños y estafas! ¡Basta de culpar y sacrificar al Pueblo por las pésimas decisiones que son responsabilidad absoluta del Jefe de Estado y su entorno! Decimos con Perón: "¡O los dirigentes marchan a la cabeza del Pueblo, o el Pueblo marchará con la cabeza de los dirigentes!"

¡¡CON CHÁVEZ, TODO!! ¡¡CON TRAIDORES NADA!!

 

asucre1958@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1390 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Economía