Señores economistas, disculpen mi insistencia: ¡la cosa es por la frontera! Segunda parte (dos años después)

Nuevamente nuestra vanguardia económica se enfrasca en una diatriba que a mi juicio recrudece la mediática interna, en un periodo de incremento generalizado de face new y operaciones psicológicas contra nuestra revolución creando mas matrices; dejando ver fracturas en los enfoques a la hora de abordar la gestión de gobierno, las acciones de la burocracia y la no protección del pueblo ante el ataque financiero con sus efectos destructivos en la percepción, la moral y entrega de los revolucionarios en esta muy dura situación país.

Hace dos años llamaba la atención de los y las economistas sugiriendo "disculpen mi insistencia: la cosa es por la frontera".(https://www.aporrea.org/tiburon/a265278.html). Pasado este tiempo, hoy puedo reafirmar que se cumple el mismo ciclo. Diatribas entre nuestra vanguardia económica mientras el ataque financiero continua su ciclo destructivo. Motivo por el cual procedo a recordar algunos tips que abordé en su momento y que hoy cobran vigencia, continuando intacto su contexto por cuanto el arma más efectiva de los enemigos de Venezuela es la pérdida inducida del valor del Bolívar desde la frontera colombo venezolana.

Mientras nuestra vanguardia económica coloca sus argumentos teóricos y praxis política en los medios. Los enemigos de Venezuela no paran en sus pretensiones por debilitar al pueblo. Ya la prensa colombiana no necesita colocar los indicadores cambiarios, ya ese indicador lo dan desde San Cristóbal y han mutado para seguir profundizando las desigualdades entre el valor del bolívar y el valor del peso colombiano que a su vez da valor al dólar paralelo.

Qué lógica financiera hace que el dólar paralelo suba en un periodo de pandemia donde no hay ni oferta, ni demanda, ni consumo masivo, ni mucho menos escases?

Sencillo: es una economía en guerra, donde nuestro Banco Central sigue la lógica economicista de los destructores del valor del bolívar sin mirar a la frontera, sin cumplir su rol de protección de nuestro signo monetario y nuestros economistas en diatribas, mientras el enemigo (sionismo financiero) opera silenciosamente modificando una y otra vez la misma fórmula para dar el indicador del dólar paralelo que hoy se cotiza sobre los 260.000 bolívares por dólar.

Las distintas páginas del terrorismo financiero publican un indicador y se esconde cómo operan para llegar a ese monto; que por el contexto de guerra económica y guerra mediática legitiman su libreto. Por un lado, dicen el chavismo destruyó al país, sus instituciones y es una dictadura; mientras destruyen el valor del Bolívar con una simple pero contundente operación financiera tomando el valor del dólar en Colombia (3660 pesos por dólar) y lo dividen en la tasa de cambio impuesta en frontera (0,014 pesos por Bolívar y bajando)= 261.428 bolívares por dólar

En cuánto se pondrá el dólar terrorista paralelo en los próximos días?

Fácil, llegará a los 300.000 para decir Venezuela está destruida.

Qué saben los enemigos de Venezuela para arreciar contra el pueblo?

Qué nos espera para los próximos meses?

Venezuela siempre será un pueblo asediado y en guerra contra los intereses supremacistas que están en debacle, en un cambio de hegemonía multipolar; donde el dólar progresivamente deja de ser usado en transacciones binacionales perdiendo su protagonismo belicista ante nuevas divisas, nuevas formas de pago en criptodivisas y activos de valor como el oro.

Los viejos poderes y el mundo están cambiando. Lo que no cambia es la dignidad del pueblo venezolano aguantando las constantes arremetidas, pero sabiendo que es más posible vencer a un imperio mucho más fuerte pero decadente, con un nuevo esquema económico a partir del petro en los próximos meses.

Por ello, debemos seguir llamando la atención sobre la defensa del valor del Bolívar en frontera antes que una diatriba teórica por parte de nuestros economistas. Centrarnos también en que el banco central de Venezuela no cumple su función de "lograr la estabilidad de precios y preservar el valor interno y externo de la unidad monetaria"; donde nuestro futuro es de prosperidad con la usabilidad del petro; completando el ciclo financiero desde ser una unidad de cuenta, pasando por ser reserva de valor y medio de pago. Eso lo saben nuestros enemigos y deben parar su usabilidad en tiempos de pandemia, cambios mundiales de hegemonía y nuevos paradigmas económicos nacidos desde los pueblos que se levantan con dignidad para construir sus propias voces, sus propios proyectos, en un mundo más humano, más solidario y con más amor a sus semejantes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1265 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: