Docencia Amena

Sepa el porqué un paquete de harina refinada actualmente no cuesta Bs 500.000,00

Las bondades con que se ha forjado esta tierra en cualquier rincón del país las podemos hallar sin dificultad. En días pasados fuimos invitado al municipio Guacara, tierra ancestral de etnias que vivieron internas en las sierras de Vigirima y a orillas del Lago de los Tacarigua, sus rastros arqueológicos le hacen hoy en día un lugar muy visitado; también es cuna del prócer carabobeño Diego Ibarra, edecán del Libertador; por allí mismo se mantiene en pie una joya arquitectónica de medianos del siglo XIX como lo es la Casa Pimentel; además de su fértil suelo, río y extensiones de mangos y mangas.

Pues, bien, un hecho que puede impactar aún más la localidad es que en el sector El Sisal, se trató, esencialmente, de una actividad en la que se reunió un grupo de venezolanos trabajadores, todos con muchos deseos por seguir apostando a mejorar las exigencias de un pueblo que ha padecido enormemente en los últimos años en el renglón de los alimentos, especialmente. Nos referimos muy complacidamente a hombres y mujeres valientes y cabalmente decididos a llevar lo mejor de sí a cada uno de los miles de hogares de la región, del país y si es posible más allá de las fronteras. Ellos están agrupados en la Cámara de Emprendedores Cristianos del Estado Carabobo.

En conversaciones distintas con algunos de los afiliados nos percatamos que más allá de sus convicciones religiosas existe otra razón para generar acercamientos y tender puente. Y es la de producir para cubrir ciertas necesidades que existen en varias comunidades donde seguramente se puede hallar desnutrición en personas adultas y niños.

Lamentamos que, existiendo las condiciones para aprovechar grandes extensiones de terreno, todavía nos estemos desangrando por culpa de unos cuantos irresponsables, dándoselas estos señores, de gerentes y no se sepa tomar, con todo el tiempo que ha pasado, una salida a la problemática inflacionaria con que venezolanos de a pie vienen arrastrando todos sus males.

La falta de apoyo crediticio a emprendedores o pequeño y medianos comerciantes puede ocasionar un verdadero colapso en cuanto a dispararse los precios en las grandes tiendas de alimentos.

Pudimos apreciar entre ocho productos no solo la calidad por su presentación en la mesa y el momento de degustar sino porque existe un compromiso de ser solidarios en medio de tanto castigo por ser herederos de Bolívar y fieles al pensamiento revolucionario y chavista.

Y de algo tenemos que estar claros. En este país sino es por los artesanos, emprendedores, pequeños y medianos empresarios ligados a la producción de alimentos y especialmente harinas de maíz, hoy en día un paquete sellado marca Pan estaría costando Bs 500.000; por eso el llamado al Gobierno Central y a los bancos a que apoye esta noble causa espiritual y muy humanitaria.

(*)Bridator2@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4501 veces.



Brígido Daniel Torrealba


Visite el perfil de Brígido Daniel Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía