El acaparamiento de tanta riqueza por una reducida minoría

"Corcoran acertó al cuestionar el calibre del liderazgo del movimiento, pero el problema no consistía simplemente en la ausencia de personajes de la talla de Friedman. El problema era que muchos de los hombres que habían estado en las trincheras del frente del impulso internacional para liberar los mercados de toda restricción estaban en ese momento sumidos en una asombrosa serie de escándalos y procesos penales que abarcaban desde los primeros laboratorios en Nuestra América hasta la reciente en Siria".

Augusto Pinochet, el primer líder en poner en práctica el tratamiento de choque, vivía bajo arresto domiciliario (a pesar de que murió antes de que se le pudiera juzgar por las acusaciones de corrupción o asesinatos). El día después de que muriese Friedman la policía uruguaya acudió a arrestar a Juan María Bordaberry por cargos relacionados con la muerte de cuatro destacados figuras de la izquierda en 1976. Bordaberry dirigió Uruguay durante el brutal período en el que país se echó en brazos de la política económica de la Escuela de Chicago, con colegas y estudiantes de Friedman asesorando en puestos de responsabilidad. En Argentina, los tribunales habían anulado la inmunidad de los líderes de la Junta Militar, enviando al ex-presidente Jorge Videla y al almirante Emilio Massera a la cárcel de por vida. Domingo Cavallo, que había dirigido el Banco Central durante la dictadura y que había continuado el amplio programa de tratamiento de choque durante la "democracia", fue también condenado por "fraude en la administración pública". Un acuerdo sobre la deuda que Cavallo cerró con los bancos extranjeros en 2001 costó al país decenas de miles de millones de dólares y el juez, que congeló diez millones de dólares de activos personales de Cavallo, afirmó que la administración había actuado siendo "absolutamente consciente" del perjudicial resultado de aquel trato.

En Bolivia, el ex-presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, (Goni) en cuya sala de estar se había diseñado la "bomba atómica" económica, tenía pendiente una orden de busca y captura por varios cargos relacionados con el asesinato a tiros de manifestantes y con los contratos que había firmado con empresas de gas extranjeras, acuerdo que, presuntamente, violaban las leyes bolivianas.

A pesar de que todos, desde Pinochet a Cavallo pasando por Berezovski y Black, han intentado retratarse como víctimas de una persecución política sin fundamento, esta lista, que no es ni mucho menos exhaustiva, representa un giro radical del mito de la creación neoliberal. La cruzada económica consiguió aferrarse a una capa de respetabilidad y legalidad conforme progresó. Ahora esa capa estaba siendo levantada de forma muy pública, revelando debajo un sistema de enormes diferencias de riquezas que a menudo se habían forzado con la ayuda de medios groseramente criminales.

En los años transcurridos, esa resistencia consciente se ha extendido a otros laboratorios, como Chile, Bolivia y Brasil. Y conforme de los pueblos se desprende del miedo colectivo que les fue instalado con tanques y picanas, con súbitas fugas de capitales y recortes brutales de servicios, son muchos los que exigen más democracia y socialismo y más control sobre los mercados. Estas exigencias representan la mayor amenaza de todas las que se ciernen sobre el legado del Comandante.

En otras palabras: un desafío real al Consenso de Washington, los venezolanos han renovado su fe en el poder de la democracia-socialista de mejorar sus vidas. En marcado contraste con este entusiasmo, en países donde las políticas económicas no han cambiado a pesar de las promesas hechas durante las campañas, las encuestas muestran de manera consistente una erosión de la fe en la democracia, que se refleja en unos niveles de abstención cada vez más altos, en un cinismo hacia los políticos y en el auge del fundamentalismo religioso.

¡La Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 660 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía