“El Petro” solución, o condena al rentismo

El sistema monetario nacional no debe caer en un vacío, se palpa, sí, pero si comenzamos a fabricar medios de producción cambiamos de inmediato la posible condena. Hoy la liquidez del bolívar por el alza exacerbada del dólar acrecienta la devaluación a la cima, ya no hay suficientes bolívares en el torrente financiero interno para comprar dólares y esto ocurre porque no fabricamos productos terminados para disminuir la dependencia y así la necesaria compra o intercambio por esta divisa. Ahora bien: No hay bolívares, y el proceso de adecuación, configuración y familiarización del uso del “PETRO” aún está en proceso. Razón por la que estamos en la obligación de impedir que el sistema monetario interno caiga en un vacío. No solo no hay bolívares y el “PETRO” en proceso, repito, la población en general no accede al dólar porque no es la moneda de circulación y es contra ley, pero sobre todo porque carece de poder de cambio y allí la indefensión de esta población; porque no hay ocupación en la fabricación de medios de producción como valor de cambio y obtención de divisas para fortalecer el bolívar y el “PETRO”, asunto que debilita nuestro poder adquisitivo y el poder de cambio. Así el Estado, asunto que nos lleva a disponer de políticas de extracción, economía de puerto y abierta trasgresión de las normas que conllevan al debilitamiento del círculo vicioso, en decremento, del poder adquisitivo y del poder de cambio de nuestro valor monetario. Por eso estamos en la obligación de proteger a nuestra población. El plan es el “PETRO”. Respecto al instrumento planteo lo siguiente: Solo la fabricación de medio de producción para fabricar productos terminados, la creación de patentes y la participación en los mercados para generar intercambios y dependencia de nuestros productos podemos fortalecer el “PETRO” para que sea la fuerza del poder económico de todos. Solo así tendrá un ciclo de vida eterno, interno y externo. Si evaluamos el comportamiento del mecanismo de intercambio aparte del sistema “BIOPAGO” para compras directas; en la plataforma “APP Petro” podemos cambiar a otras criptomonedas, y de estas en divisas o monedas de circulación y aceptación internacional. Ósea, de “PETRO” a dólar o euro luego del cambio a criptomoneda; es una devaluación intrínseca progresiva y de alta rotación si no contamos con un valor de cambio con productos terminados. Para mayor interpretación analicemos lo siguiente: el respaldo principal y tangible de este instrumento es el petróleo, un recurso que a escala mundial está financiando la generación de energías combinadas para su propia sustitución, debe ser invertido este recurso por ejemplo en la fabricación de ferrocarriles y optimizarlo en nuevas tecnologías, que es un factor de incidencia en el tema del combustible para automóviles; lapidando el recurso. Los países que invierten entre 18% y otros el 20% de sus recursos en la fabricación de vehículos eléctricos, de celdas de captación solar u otros mecanismos de ransformacion y generación de energías, saben que el petróleo hay que optimizarlo y diversificar su transformación de más y mejores derivados; nosotros también. De no producir bienes de capital, de no darle valor agregado a nuestra matrería prima, no podemos participar en los mercados para generar ganancias, en lugar de generar endeudamiento progresivo propio de la cultura rentista del Estado y de los ciudadanos. Fabricar bienes de capital o medios de producción, sea por cuenta propia o asociados es el compromiso del Estado y los particulares, en asociación o por cuenta propia. Lo contrario; el endeudamiento tomará más fuerza e impactará dentro de un mediano plazo o ciclo económico pertinente; una realidad que estamos desde ya a tiempo de que no ocurra y colapse todo el sistema económico doméstico. El impacto si se produjera, se expresa en el pago de nuestra deuda con todas nuestras riquezas representadas en hidrocarburos y todos los demás recursos que se adhieran a este instrumento. Es de comprender que más allá de ser el “PETRO” un instrumento pionero, que abre la ventana al proceso de criptomonetizaciòn del sistema monetario mundial, una jugada de orden magistral, estas estrategias se aplican para apuntalar la lógica de desarrollo de cualquier país, el nuestro, por ejemplo. Lógica que sigue siendo la única: Desarrollar las capacidades inmersas en la población para generar productos, patentes y participar en el mercado interno, generar esa renta interna necesaria y el excedente al mercado internacional sin complejos. Para esto es a mi entender que se está refundando el Estado y Bolivariano. Solo dentro del marco de una revolución estructuramos y ponemos en marcha un plan de grandes proporciones como este: Desde la educación para la fabricación de medios de producción, para que configuremos una sociedad productora de productos terminados con calidad y con la participación del capital privado como fabricantes y fabricantes de medios de producción, todo protegido por el Estado de derecho como bien inalienable para apalancar el proyecto. Por supuesto bajo una férrea y honesta supervisión de las instituciones del mismo Estado. El autor es: MCs. Analista internacional carlosellis1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1051 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /economia/a286418.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO