Transferencia en espera

—La comadre está que echa candela por los cuatro costados.

—Y eso.

Qué le pasó a la mujer.

Seguro que la atropellaron mientras hacia cola para comprar con el petro.

—No vale, nada de eso.

Lo que pasa es que usted sabe que el tercer mes de aguinaldo lo pagaron por la página patria.

—Así me dijeron.

—Cuando ella vio el aguinaldo en esa página de una vez lo transfirió para su cuenta bancaria.

Eso fue el 19 de diciembre

E imagine usted.

—Que ya se lo comió.

—No, que vao.

El asunto es que todavía no se ha hecho efectiva la bendita transferencia.

Lo que le sale es el mensaje: "Transferencias al Banco en espera"

Más de 20 días con esa mamadera de gallo.

Esta mañana oí que se la mentaba.

En la mitad de la calle se le oyó la mentada.

—Caracha, esa sí que está fea.

—Y así mismo me dijo el paisano que le pasa, con un par de bonos que le dieron.

Nada que se materializan.

Incluso me dijo, que tiene uno desde el 29 de noviembre.

Y nada que se hace efectivo.

—Imagino que muchos no se habrán dado de cuenta de eso.

—Porque andan embolataos con el medio petro.

Tratando de gastarlo antes de que valga menos que suspiro de dejao.

La comadre está que echa chispa.

Esa mentada de esta mañana fue fuerte. Eso se jalaba el cabello con ganas de estrujarlo.

—Virgen Santísima.

—Pero ya casi estamos en la puntica para entrar al desarrollo económico del siglo XXI, según el bigotón.

—Usted, cree que ahora si salimos de esta.

—Póngase a creer y se va volver creyón.

—De embustes también se vive.

—Usted sabe que las mentiras tienen piernas cortas.

Ya el dolarango pasó de los 70 mil. Y contando para arriba.

Porque para abajo ni para coger impulso.

La gente ve a cómo va el dólar y más se agarra de las puertas del supermercado.

Cada día que pasa puede comprar menos cosas, porque cada día esos sober-anos valen menos.

La gente amaneció el 2 de enero cambiando precios.

Anochece y amanecen nuevos precios.

—Ahora lo llaman hacer inventario.

—Así es.

Y hacen inventario todos los días.

Porque mientras el dolarango vaya volando no tienen otra.

No es por justificar a nadie, pero esa es la realidad.

El chofer ahora dijo que "convivimos con tres espacios monetarios"

—¡Convivimos!

Será él.

Porque los demás estamos muriendo con uno solo. Y ese es el sober-ano.

Los enchufaos son los que tienen euros y dólares y viven en un solo espacio, el de la barriga llena y el corazón chavista.

Los demás a bomba y pedal.

Si me lo acarameleai, decían por El Saladillo.

—No sé, usted sabe que él fue el elegido por el santo difunto.

Otra muela más no le da más rayas al tigre.

Voy a ver cómo sigue la comadre, a ver si ya se le hizo efectiva la transferencia.

Y le dijo: Por ahora, apriete.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2339 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a285794.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO